El hacker que filtró la Nintendo Switch en 2016 antes de su anuncio irá a prisión

Recibió la sentencia desde un Tribunal del Distrito de Seattle por una causa de piratería informática y posesión de pornografía infantil.

Ryan S. Hernández ha sido condenado a 3 años de prisión por vulnerar la red de la compañía japonesa en 2016 para filtrar información de la Nintendo Switch. Recibió la sentencia desde el Tribunal del Distrito de Seattle por una causa de piratería informática y posesión de pornografía infantil.

Según informó desde un comunicado oficial el 1 de diciembre el Departamento de Justicia del Distrito Occidental de Washington: “Un hombre de 21 años de Palmdale, California, fue sentenciado a tres años de prisión por delitos federales relacionados con su plan de piratería informática y su posesión de pornografía infantil encontrada en sus dispositivos digitales”.

Hernández, también conocido como Ryan West, quien usaba el alias RyanRocks, se declaró culpable. Ya lo había hecho en enero de 2020, señalando que había hackeado la red interna de Nintendo hace 4 años, cuando era menor de edad. Para hacerlo, el joven usó una técnica de phishing, que consiste en la suplantación de identidad para robar datos.

Una Nintendo Switch en Paris Games Week (PGW), la feria de videojuegos, en 2019 (REUTERS/Benoit Tessier/File Photo)
Una Nintendo Switch en Paris Games Week (PGW), la feria de videojuegos, en 2019 (REUTERS/Benoit Tessier/File Photo)

En este caso robó las credenciales de un empleado de la empresa para poder entrar en los servidores. Una vez que lo consiguió, accedió a información confidencial de videojuegos y de la consola Nintendo Switch. Así, la filtró al público, antes de su anuncio oficial.

Finalmente, el hacker fue descubierto en octubre de 2017 por el FBI, quienes le avisaron a sus padres de lo que estaba sucediendo. Sin embargo, el joven continuó filtrando información confidencial.

Volvió a entrar a los servidores de Nintendo. Según señaló la justicia, no solo filtraba datos, sino que hacía operaciones para un foro de vulnerabilidades de la red de la compañía..

La compañía nipona ha sido hackeada en varias oportunidades. En 2017, delincuentes lograron hackear la Nintendo Switch por un un agujero de seguridad del sistema operativo iOS 9.3.

En 2020, en su cuenta oficial de Twitter, desde Nintenmdo alentaban la verificación en dos pasos en las cuentas, para proteger los datos de los usuarios
En 2020, en su cuenta oficial de Twitter, desde Nintenmdo alentaban la verificación en dos pasos en las cuentas, para proteger los datos de los usuarios

Este año, usuarios de la Nintendo Switch reportaron inicios de sesión no autorizados en sus cuentas. Y desde la compañía, alentaban activar la verificación en dos pasos. Esto es algo que Epic Games también había sugerido y usado como condición cuando decidió regalar GTA V en plena cuarentena.

En el caso de Hernández, al hacer públicos los datos robados, facilitó las cosas. Es que el hacker se jactó de sus hazañas de piratería en varias plataformas en línea y en redes sociales, como Twitter y Discord, mostrando parte de la información robada.

También operaba en un foro de chat en línea llamado “Ryan’s Underground Hangout” en el que él y otros discutían los productos de Nintendo y compartían información sobre posibles vulnerabilidades de la red de la compañía. Allí compartía parte de la información confidencial que había robado.

En junio de 2019, agentes del FBI registraron la casa del hacker y confiscaron numerosos dispositivos electrónicos, como computadoras y discos duros utilizados para acceder a videojuegos y software pirateados. En esos dispositivos, descubrieron miles de archivos confidenciales de Nintendo.

El hacker que filtró información de la Nintendo Switch, también conocido como RyanRocks, se declaró culpable en la causa, que también incluía posesión de material de pornografía infantil.
 EFE/Franck Robichon/Archivo
El hacker que filtró información de la Nintendo Switch, también conocido como RyanRocks, se declaró culpable en la causa, que también incluía posesión de material de pornografía infantil. EFE/Franck Robichon/Archivo

El análisis forense también reveló que había utilizado internet para recopilar más de mil videos e imágenes de menores involucrados en conductas sexualmente explícitas, almacenados y ordenados en un directorio de carpetas que denominó “Cosas malas”.

El caso fue investigado por el Grupo de Trabajo Cibernético de Seattle del FBI y procesado por el fiscal federal adjunto Steven Masada. Además de los 3 años de prisión, el delincuente deberá pagar una multa de casi USD 260.000 a Nintendo por reparación de daños. Tendrá 7 años de libertad condicional y además será registrado como delincuente sexual.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: