Cambios en Steam: modificar el país para aprovechar precios más bajos será más difícil

Con esta modificación, la plataforma exige a los usuarios que modificación la ubicación de su tienda, que paguen con un método de pago correspondiente a la moneda local del país.

infobae-image

Un viejo refrán, que puede aplicarse a las más diversas situaciones, reza: “Hecha la ley, hecha la trampa”. Este dicho no es ajeno, por supuesto, al universo gamer. Usuarios y jugadores de todo tipo buscan permanentemente de dónde sacar alguna ventaja, ya sea en el videojuego propiamente dichos como en la forma de adquirirlo. Los usuarios de Steam, por ejemplo, deberán ingeniárselas si quieren conseguir títulos más baratos a través de la plataforma, como venían haciéndolo.

En un reciente tweet, desde SteamDB anunciaron que Valve, la desarrolladora responsable de la plataforma, realizó cambios en su configuración para que los usuarios solo puedan comprar en la tienda de su país. Esta medida, en parte, se da luego de que hace solo unas semanas miles de personas mudaron sus cuentas de Latinoamérica a Argentina para poder adquirir el Horizon: Zero Dawn Complete Edition, mucho más barato.

Para evitar estas trampas y falsedades, ahora Steam exige a los usuarios que han modificado la ubicación de su tienda, que paguen con un método de pago correspondiente a la moneda local del país. Es decir, para comprar con los precios argentinos se deberá utilizar una tarjeta de crédito argentina. Una de las grandes críticas históricas a la plataforma de Valve es la baja seguridad y la gran permisividad de su producto.

Los videojuegos en Steam no tienen los mismos precios en todo el mundo, como sí sucede en otras distribuidoras virtuales similares. La idea de la compañía comandada por Gabe Newell siempre fue que el costo de los títulos de su catálogo tengan una correlación con la situación económica de cada país. Es decir que en los países más pobres, o con economías más débiles y mayor inflación, los videojuegos son más baratos.

Esta decisión llena de empatía por parte de Valve era aprovechada por jugadores de todo el mundo que, mediante el uso de VPN, cambiaban la zona en la que vivían y compraban los videojuegos en otras donde fuera menos costoso. Eso fue lo que sucedió hace algunas semanas cuando las ventas de Horizon: Zero Dawn Complete Edition, el exclusivo de PlayStation en llegar a Steam, se dispararon en Argentina, por su bajo precio.

La primera medida que tomaron desde la plataforma fue subir drásticamente el precio, acción que perjudicó a los usuarios argentinos que debieron pagar mucho más para hacerse legalmente de la pre-compra del videojuego. El costo, en Argentina, pasó de $539,99 (pesos argentinos) a $2100 (pesos argentinos), más de un 388% de aumento. En Turquía, por ejemplo, el incremento fue de un 357%, en Rusia de 307%, y en Colombia y Brasil del 213%.

infobae-image

Sin embargo, esta no fue la primera vez que Steam y Valve debieron interceder en la plataforma respecto a las migraciones de usuarios. Hace algunos años debieron banear a muchos compradores que se desplazaron a la tienda rusa para conseguir ahí de forma más económica algunos títulos de su catálogo.

Cuando una persona se conecta a internet desde la computadora (o cualquier dispositivo) en su hogar, lo hace a través de su modem, el cual se comunica con el proveedor de internet. Las Redes Privadas Virtuales (VPN, por sus siglas en inglés), básicamente, ocultan y falsean desde dónde se conecta el usuario. Las VPN se suelen utilizar para esquivar bloqueos geográficos, censura de contenido y, en el caso de Steam, para comprar videojuegos mucho más baratos.

Pero Steam no es el único que pelea contra el uso de VPN. Epic Games Store, por ejemplo, bloquea el país de compra al usado para realizar la primera compra, y también a los jugadores de Fornite que usan VPN. Por su parte, otros servicios como Microsoft Store también empezaron a incluir restricciones regionales en las compras de su plataforma.




MAS NOTICIAS