F1 2020: El mejor simulador de carreras de su generación

El videojuego oficial realizado por los británicos de Codemasters ofrece todos los condimentos para obtener una experiencia inmersiva nunca antes vista.

Trailer F1 2020

Con una temporada de Fórmula 1 muy particular (como todo lo que ocurre en este año), el videojuego con licencia oficial de la FIA Formula One World Championship 2020 vio la luz tan solo 5 días más tarde del arranque de las carreras reales y el timing no pudo haber sido mejor. Es que el título realizado por Codemasters ofrece una experiencia casi tan real para el jugador, como la que podrían vivir Lewis Hamilton o Charles LeClerc. A partir del viernes 10 de julio disponible para su compra.

Esta sentencia puede parecer exagerada, pero el nivel de realismo y complejidad de las opciones proporcionadas por F1 2020 es una auténtica maravilla. Dentro de los modos de juego, “Mi equipo” ofrece una variedad de posibilidades tan diversa que se llevará gran parte de este análisis. Allí, el usuario puede crear la escudería número 11 de la categoría. La propia narrativa del juego anunciará que no es algo muy común ser piloto y dueño pero que tampoco es algo inédito, citando los casos de Jack Brabham y Bruce McClaren.

De hecho, apenas arranca esta aventura, hay que responder una entrevista televisiva. Y no será la primera ni la única. Cada vez que un periodista se acerque a consultarnos, nuestras respuestas incidirán en diferentes áreas. Desde el prestigio como piloto, a los niveles de aerodinamia, motor o chasis de nuestro equipo. Por ejemplo, si decimos que el auto no se adhirió bien en las curvas, los técnicos de la escudería tomarán nota.

infobae-image

Este apartado, el del rendimiento y mejoras de cada uno de los componentes del auto, está extremadamente profesionalizado. Se pueden armar estrategias de entrenamiento, clasificación y carrera basado en la carga del peso delante del auto para tener más adherencia en las curvas, neumáticos lisos o medios e incluso si el tanque de combustible está más o menos lleno para hacer que la unidad sea más liviana y, por consiguiente, más rápida. Eso puede marear un poco a los más novatos, pero lo bueno es que el juego permite automatizar a un asistente que nos va explicando y aconsejando las mejoras a llevar a cabo. De acuerdo al rendimiento que tengamos en las pruebas libres, el equipo se pondrá a trabajar para mejorar la performance y estrategia para la clasificación y la carrera.

Se puede elegir entre los niveles Estándar o Casual. El primero de ellos apuesta por una experiencia más cercana a la realidad al ahora de conducir, pero también uno mismo puede personalizar las opciones para que la IA asista en los aspectos más complicados. Para vivir la experiencia sin tantas complicaciones, debe elegirse la opción Casual, que cumple sobradamente con las expectativas.

A la hora de conducir, también el título propone cierta asistencia. Entre ellas la más importante y ya un clásico de Codemasters, es la posibilidad de que se nos trace una línea verde que deberemos seguir en el trazado para hacer un mejor tiempo. Esa línea verde irá cambiando de color a amarilla o roja cuando nos aproximemos a las curvas para indicarnos que estamos pasados de velocidad.

infobae-image

Las opciones para personalizar el campeonato y las carreras también son muy amigables. Podemos elegir el calendario completo de 22 competencias o bajar la cantidad de sedes como así también los minutos de las sesiones de entrenamiento, que incluso se pueden simular o acelerar. También se puede elegir salir de los boxes y dar la vuelta de reconocimiento o que directamente el juego nos entregue el control del auto casi a la hora de pasar por la meta para comenzar a clasificar. Ahora bien, todas estas simulaciones tan realistas lo son también cuando llega la hora de pasar a un rival (o dejar que pase). Las maniobras temerarias van a ser sancionadas y recibiremos una amonestación cada vez que provoquemos un incidente y terminaremos más atrás en la grilla de partida o incluso en las clasificaciones finales de una carrera.

Es cierto que está disponible el uso del ERS, un botón que uno puede activar durante las carreras para lograr algo de potencia extra del motor para adelantar a un rival o defendernos de quien lo intente por detrás. Es tan realista esta opción (que también se puede dejar en modo automático) que se desgasta a medida que se utiliza, por lo que hay que ser muy precisos a la hora de utilizarlo.

infobae-image

La personalización de la escudería también permite que uno pueda crear su propio logo, modificar los colores del auto, cascos e incluso de los buzos antiflama. Hasta podremos personalizar los colores de las oficinas y boxes de nuestro equipo. Desde ya que también hay más de 20 opciones de rasgos faciales, colores de piel, barba y bigotes para elegir el piloto en quien nos convertiremos.

También se puede fichar a un compañero de equipo y habrá que decidir si se opta por un piloto novato y más arriesgado o por alguien asentado que pueda hacer que el prestigio de la escudería crezca y así atraer nuevos sponsors. Aquí será el momento en el que se conozcan las diferentes habilidades de los pilotos. Algo que provocó polémica luego de que se dieran a conocer los valores de las cartas al estilo del FIFA.

Retomando el apartado de las ofertas que lleguen de anunciantes al equipo, nos propondrán objetivos a cumplir. De acuerdo a si eso es alcanzado habrá bonus que se podrán utilizar para invertir en mejorar diferentes partes del auto e incluso para hacer marketing de la escudería o fichar a pilotos de más relevancia y experiencia. Cuanto más se mejore en el prestigio del equipo, más chances de terminar fichando a Hamilton, Bottas, LeClerc o Vettel.

infobae-image

En otro de los modos, F1 2020 promete un modo multijugador muy especial. Con la posibilidad de clasificar y luego inscribirse a carreras online que se harán en diferentes horarios. Claro está, hay que prepararse y estar disponible cuando llegue el momento. Hay eventos semanales siguiendo el calendario oficial de la Fórmula 1 pero también se pueden crear Ligas personalizadas especialmente. Si uno prefiere mantener la competencia dentro de casa, se incorpora el modo de “Pantalla dividida” que, lógicamente reduce el campo de visión y detalles de la competencia, pero es tan bueno lo que han logrado que gracias a las opciones de cámaras y a lo que se logra con el nivel de detalle de los circuitos y dentro del cockpit que de verdad uno se siente dentro de un auto de competición, sin necesidad de ponerse un casco de realidad virtual.

Además de todos estos detalles, el juego también otorga la chance de competir con los autos utilizados por Michael Schumacher en su carrera o incluso con cualquier auto o piloto de la Fórmula 2 o y promete que habrá una actualización de los rendimientos de los pilotos basados en su performance en el campeonato Mundial de Fórmula 1, algo que no pudimos comprobar aún junto con la pestaña de eSports de F1, que indica que el próximo evento será en 365 días.


MAS NOTICIAS