En medio de protestas contra el racismo y la violencia policial en todo el mundo, algunas de las empresas más importantes del mundo de los videojuegos compartieron mensajes de apoyo al movimiento Black Lives Matter a principios de esta semana. Sin embargo, esos mensajes empezaron a convertirse en acciones concretas con el correr de los días y después de lo que se conoció como el Black Out Tuesday.

La empresa desarrolladora Infinity Ward admitió que debe hacer un mejor trabajo para combatir el racismo en su comunidad de jugadores en línea. Para ello, anunció que dedicará nuevos recursos al monitoreo y sanción de actitudes racistas. En un principio, prestarán más atención a los nombres de usuarios y denominaciones de clanes, pero también detallaron otras herramientas.

"No hay lugar para contenido racista en nuestro juego. Este es un esfuerzo que comenzamos con el lanzamiento y necesitamos hacer un mejor trabajo. Estamos realizando miles de baneos diarios de nombres racistas y orientados al odio. Pero tenemos que hacer más", expresó la empresa en su redes sociales.

Como sucede con casi todo juego online, Call of Duty: Modern Warfare y Call of Duty: Warzone cuentan con un apartado para que los usuarios denuncien actitudes negativas, jugadores tramposos y demás. Al tratarse de comunidades de millones de jugadores, el sistema está simplificado para poder procesar una gran cantidad de denuncias por día. Este sistema recibirá cambios pronto, tanto para enfocar las denuncias en temas más específicos como para incrementar la cantidad de sanciones por hora.

También se aplicarán nuevas restricciones a los nombres que puedan ponerse los usuarios y habrá filtros más inteligentes para evitar que esos personajes sean creados en primer lugar. Infinity Ward también anticipó que no aceptará actitudes discriminatorias en su comunidad y aplicará sanciones permanentes a los usuarios que expresen comentarios racistas.

Por último, aparte de las nuevas opciones en el sistema de denuncias, se hará más accesible a los usuarios el poder denunciar a otros en la interfaz del juego. Por el tono del mensaje de Infinity Ward, se puede esperar que este sea el comienzo de más acciones anti racistas en el futuro.

Por otro lado, la reacción de los jugadores se vio dividida. Mientras muchos agradecieron al estudio estas medidas para mejorar la convivencia en la comunidad, otros grupos se mostraron más preocupados por que el juego reciba nuevo contenido pronto y se quede afuera de cuestiones políticas. Algo similar sucedió hace algunos días con Playstation, cuando la empresa decidió posponer su evento dedicado a la Playstation 5 por el clima que se está viviendo en Estados Unidos.

Infinity Ward se suma a otros estudios que tomaron medidas para visibilizar el movimiento Black Lives Matter y darle lugar a las voces menos escuchadas de su comunidad. Rockstar Games suspendió por dos horas los modos online de GTA V y Red Dead Redemption 2 en honor a George Floyd y otras víctimas de violencia racial a manos de las autoridades. Otras importantes compañías, como el caso de Electronic Arts y Square Enix, donaron grandes sumas de dinero a distintas caridades y comunidades afroamericanas de Estados Unidos en estos últimos días. EA, además, reveló que comenzará un programa de ayuda comunitaria y otorgará beneficios a los empleados que decidan participar.

La empresa Activision Blizzard, responsable de la distribución de franquicias como Warcraft y Call of Duty, fue una de las más criticadas por sus usuarios esta semana. El estudio mostró su apoyo a todo aquel que lucha contra la injusticia y protesta contra la desigualdad, pero meses atrás les prohibió el acceso a competencias a jugadores de Hong Kong que apoyan las protestas en su país.