La propagación del coronavirus y las medidas de prevención que se tomaron para su propagación hicieron que varias industrias tengan que cambiar drásticamente su modo de trabajo. Esto repercutió fuerte también en el sector del gaming, el cual esperaba tener un año a todo pulmón, dado el lanzamiento de la nueva generación de consolas. En este contexto Matt Booty, cabeza de Xbox Game Studios, emitió un comunicado a través del blog de la compañía, donde se refirió a este momento como “un desafío único” para las desarrolladoras.

La industria del gaming se encuentra barajando las cartas de lo que pueden ser posibles retrasos en sus lanzamientos. Desde oriente, tanto Nintendo como Sony deslizaron que podría haber demoras en el desarrollo y distribución de los productos, dada la suspensión de las actividades y cuarentena que se está realizando en distintos países. Este síntoma también se puede ver en Microsoft, más precisamente en la división Xbox, la cual, a través de su CEO, Phil Spencer, reconoció que priorizan la salud de sus equipos de trabajo.

En este contexto, Matt Booty, responsable de la división Xbox Game Studios, emitió un comunicado donde señaló que están “comprometidos” a ofrecer a la comunidad juegos de alta calidad, en épocas donde los videojuegos “conectan a la gente”.

A su vez, Booty se encargó de expresar como continuará el trabajo de su división, el cual trabaja en conjunto con otras desarrolladoras que fueron compradas por la compañía en los últimos años en busca de exclusivos: “Cada estudio se enfrenta a desafíos únicos y restricciones que dependen de su localización en particular. Muchos de nuestros socios externos están afectados a lo largo del mundo de manera similar". El responsable de XGS también señala que están apoyando para que se tomen “decisiones correctas” para cada caso en particular.

No obstante, también indica que uno de los títulos más afectados en esta situación es Halo Infinite, el cual está siendo desarrollado por 343 industries. El directivo dice contemplar la situación, la cual podría agravarse en los próximos tiempos en Estados Unidos, país en el cual reside dicha desarrolladora. Sin embargo, aclara que están tomando las medidas necesarias para continuar trabajando de manera remota.

Desde 343 industries indicaron cómo fue el diálogo con la empresa madre: "Teniendo en cuenta que la seguridad es lo más importante durante una etapa como esta, nos dieron el consejo de trabajar en casa desde entonces”. Cabe destacar que, según informa el medio GameSpot, un representante de Microsoft les dijo que el título nunca tuvo una fecha de lanzamiento confirmada, por lo que no hay ningún cambio establecido en su calendario. A su vez, esta persona les confirmó que aparecerá durante 2020.

Vale remarcar que, en este contexto, la llegada de la nueva plataforma de la empresa, Xbox Series X no parece estar afectada. La empresa aclaró días atrás que todo sigue según lo planeado. Más allá de esto, son muchos los rumores que indican que esta llegará con una cantidad limitada de unidades, al igual que su competencia, PlayStation 5. Pese a esta posibilidad, aún faltan más de 7 meses para la llegada de estas al mercado, por lo que faltan muchas cartas por jugarse.

Aunque esto ya pareciera ser un panorama lo suficientemente gris para la empresa estadounidense, otras malas noticias llegaron recientemente a sus oficinas. AMD, empresa a cargo de la fabricación de muchos componentes de la consola, confirmó el robo de datos confidenciales relacionados a la próxima tarjeta gráfica que incluirá la nueva plataforma de Microsoft. Para calmar las aguas, la desarrolladora comunicó: “La información sustraída no forma parte de nuestro núcleo competitivo o su seguridad. No sabemos si el autor posee alguna otra propiedad intelectual de AMD. Estamos trabajando junto a la ley y otros expertos como parte de una investigación criminal en activo”. Detrás de este hecho se encuentra un hacker, quien está pidiendo más de 100 millones de dólares a la compañía.