La saga de juegos de carrera Gran Turismo siempre se caracterizó por ir un poco más allá en cuestiones gráficas, tratando de innovar y presentar una fresca experiencia en cada nueva edición. Sin embargo, para su debut en PlayStation 5 será otra la estrategia, ya que su productora, Polyphony Digital, no apuntará a la resolución 8K que ofrecerá la nueva consola de Sony, sino que buscará brindar una jugabilidad fluida y sofisticada dentro de una menor resolución gráfica. “Estoy interesado en ver que podemos lograr en relación a los tiempos de refresco”, afirmó en una entrevista Kazunori Yamauchi, productor y director de la franquicia, dejando en claro el camino por el que irán con esta nueva edición.

La llegada de una nueva edición de Gran Turismo siempre hace ruido en el mercado, y mucho más si es de la mano de una nueva generación de consolas, como lo será con PlayStation 5. Es por eso que se entienden las expectativas del público y el esfuerzo de su desarrolladora, Polyphony Digital, que una vez más intentará conseguir la corona del segmento de carreras. Para esta ocasión, el título no buscará trabajar con los últimos recursos que ofrece la plataforma de Sony, la cual apunta al 8K, sino que buscarán trabajar con una resolución en 4K, con un objetivo de 120 o 240 FPS, según señaló Kazunori Yamauchi, director del juego en una entrevista con GT Planet.

El encargado de la saga sorprendió a muchos al declarar que la resolución 4K “es suficiente”, teniendo en cuenta que la franquicia siempre trabajó con los últimos recursos tecnológicos disponibles. “Estoy interesado en lo que podamos realizar en tiempos de refresco y elevar los 60 FPS a 120 FPS o incluso 240 FPS”, remarcó el productor, aclarando un poco el camino de la nueva saga. Además, agregó que esto “cambiará la experiencia del juego de acá en adelante”, dejando en claro que apuntan a la jugabilidad más que a la cuestión gráfica.

Pese a que este panorama deja fuera a la resolución 8K de los juegos de Gran Turismo, hay que ver a los 240 FPS como una revolución dentro del mercado de videojuegos, el cual todavía no tiene entre sus filas una gran cantidad de títulos que lleguen a los 60. Por lo tanto, pese a no utilizar todos los recursos que ofrezca la nueva PS5, Gran Turismo continuaría en su línea de ofrecer una nueva experiencia gráfica y de jugabilidad a su comunidad de jugadores. También plantaría una nueva bandera, ya que muchas desarrolladoras podrían apuntar a esta cantidad de frames per second.

Cabe destacar que esta nueva edición llegaría con exclusividad para la nueva consola de Sony, ya que es un baluarte que acompañó a las distintas consolas que lanzó a lo largo de los años. La repuntada que logró Gran Turismo Sport, que llegó a más de 8 millones de jugadores, hacen que la expectativa por una nueva edición crezca, dada las posibilidades que tendrá por delante con la nueva generación de consolas.

Se espera que los nuevos DualShock que tendrá PS5 también sean parte de esta nueva experiencia que podría ofrecer el próximo Gran Turismo, ya que podrían tecnología háptica, la cual podría permitir a los jugadores poder captar las sensaciones que se transmiten en el juego gracias a un panel que se situará en la parte trasera del joystick y que sustituirá a la típica capa de agarre.

Pese a que ya no es posible ver un gran salto cualitativo como pasó de PlayStation 1 a 2, tal como señala Yamauchi, la popular franquicia de juegos de carreras siempre propone algo más, que lo pone en boga dentro de su segmento.