El Counter Strike: Global Offensive es uno de los videojuegos que más pasión despierta en los argentinos. Es un deporte electrónico que tiene mucha historia y que cuenta con un equipo que viene dando de qué hablar hace ya varios años: Isurus. El Tiburón forma parte de la élite de Sudamérica y comenzó el 2020 de gran manera porque se coronó en las clasificatorias cerradas de Sudamérica para la FLASHPOINTS. Además se ganó un lugar en las clasificatorias globales, que se van a disputar en Los Ángeles.

A pesar de que Isurus es una organización que nació en Argentina, su equipo de CSGO vive en una gaming house en San Pablo, Brasil desde principios del 2018. Esto le permite gozar de una mayor conectividad a internet y disputar certámenes que solo pueden jugar las escuadras que residen en aquel país, que usualmente tienen el mayor nivel de la región.

EL coach Rodrigo
EL coach Rodrigo "pino" Manarino y el capitán Nicolás "Noktse" Dávila.

El Tiburón llegó a estar entre los mejores equipos del continente, pero durante los últimos meses sufrió muchos cambios en su roster y ahora parece haber encontrado de nuevo el camino con dos recientes incorporaciones: Marcos “decov9jse” Amato y el experimentado chileno José “L!nKz^” Ortega. Se sumaron a Nicolás “Noktse” Dávila, a Roberto “Reversive” Themtham y a Gabriel “1962” Sinopoli.

El camino de Isurus comenzó en octavos de final del Upper Bracket, donde venció a Neverest de Brasil por 2-0. La serie no fue nada sencilla, porque en el primer mapa (Nuke) debieron ir a overtime, en donde finalmente se impuso la escuadra argentina por 22 a 19. El segundo fue Inferno, y esta vez ganaron 16-13.

En cuartos el rival fue RED Canids, un equipo de renombre en la región, y tampoco le dejó las cosas fáciles, aunque el Tiburón finalmente se impuso por 2-1. Fue 16-12 en Overpass, 16-19 en Mirage y 16-5 en Dust 2. La gran figura fue 1962, que finalizó con un KD positivo de +18.

En semifinales se enfrentaron al siempre poderoso DETONA, que había amargado a Isurus en más de una ocasión durante el 2019. Esta vez, las cosas salieron diferentes. El primer escenario fue Nuke, el pick del Tiburón, que se hizo fuerte del lado Terro y se llevó la victoria por 16-11. Luego llegó el turno de Train, y si bien el equipo argentino hizo una buena primera mitad, su rival dio vuelta la historia y lo sentenció en 16-13. El mapa decisivo fue Inferno, y el equipo argentino sacó una buena ventaja del lado CT (se fue 11-4 al cambio de lado), y lo definió sin muchos inconvenientes para cerrarlo en 16-8.

La gran final del upper bracket decidía quién se clasificaría a Los Angeles y quién debía disputar otra serie frente al ganador de lower bracket. Fue ante Redemption POA, y las cosas comenzaron complicadas para el Tiburón, que cayó en Overpass (su pick) por 16-12. El segundo escenario fue Inferno, elegido por los brasileños, y fue a todo o nada. Se impusieron en la primera mitad por 8-7, pero Isurus logró dar vuelta la historia y llegó a encontrarse 15-11 arriba, con cuatro match points. Su rival comenzó a descontar rondas y todo parecía terminar en overtime, pero Noktse y Reversive sentenciaron la historia, lograron cerrar el mapa y pusieron el marcador en tablas.

El escenario final fue Dust 2, y el equipo argentino casi que definió el mapa desde el lado CT, porque se fue al cambio de bando 12-3 arriba. Ya del lado Terro, consiguió sin muchas complicaciones las cuatro rondas que necesitaba para coronarse. Las dos grandes figuras de Isurus en la final fueron Deco, con K-D de +9 y un rating de 1.23, y el interminable Noktse, que finalizó con +12 y un rating de 1.19.


Así festejó Isurus su clasificaicón a Los Ángeles


El Tiburón comenzó a acostumbrarse a disputar torneos en los Estados Unidos y esperan que este año sea, por fin, el que le permita pegar el salto a nivel internacional. Sin embargo, su participación en clasificatorias globales aún es una incógnita. Es que las fechas de FLASHPOINT coinciden con las clasificatorias cerradas de Sudamérica al Minor Americas, que da el pase al Major ESL One Río, el torneo más importante del mundo. Ambas se disputarían del 3 al 5 de marzo.

No es la primera vez que un suceso de este estilo pasa en la escena profesional del Counter Strike. Isurus deberá elegir uno de los torneos, aunque están luchando para que alguno pueda cambiar sus fechas. “¿Podemos encontrar una manera de resolver la sobreposicicón de los clasificatorios del Minor y FLASHPOINT? No tiene sentido tener tal problema cuando uno de ellos es un torneo en línea. Apenas tenemos clasificatorios en nuestra región y hemos hecho un gran esfuerzo construyendo la estructura para jugar profesional aquí en Brasil. Si queremos ocuparnos de eso, tenemos que hacerlo juntos. No podemos permitirnos este tipo de situaciones. Ya es hora de que nosotros, como comunidad, trabajemos juntos para resolver estos problemas sin sentido”, twitteó el capitán Noktse, que arrobó a las organizaciones y a personas importantes detrás de las mismas.

Afortunadamente encontró respuesta por parte de Ulrich Schulze, vicepresidente de ESL: “Estamos verificando si las clasificatorias de Sudamérica para el Minor Americas se pueden mover a una fecha diferente. Suponiendo que todos los equipos calificados estén bien con las fechas alternativas, esto debería ser posible”.