SEGA hizo lo necesario durante las últimas décadas para posicionarse como una de las desarrolladoras de videojuegos más grandes de la historia. Pese a tener un presente de capa caída, la empresa japonesa busca resurgir para volver a tener color y peso en el mercado. Durante los últimos años la compañía se encontraba dividida en dos partes, algo que hacía que la toma de decisiones no fuese tan determinada como ocurre con otras empresas. Esto se debe a que actualmente está integrada por dos empresas que funcionan dentro de SEGA Sammy Holdings, pero ambas de manera independiente. Para terminar con este ciclo, la empresa anunció que a partir de 2020 todas sus divisiones y directorios se fusionarán en un solo para tener una compañía integral.

SEGA Games y SEGA Interactive conformaban el directorio de lo que fue una de las empresas más grandes videojuegos en su momento. Al trabajar de manera independiente, ambas tomaban distintos caminos, lo que ocasionó un impacto interesante y profundo en la disminuida compañía. Pero esto no continuará así, ya que según anunció SEGA Sammy Holdings, a partir de abril 2020, momento en que ocurre el cambio fiscal en Japón, la empresa se fusionará bajo un único nombre corporativo, el cual será SEGA. Esta empresa dejará ser de dos cabezas y dos ideas, algo que seguramente permita allanar un mejor futuro para la clásica compañía.

Según explicó el jefe creativo de SEGA, Toshihiro Nagoshi, la empresa nunca pudo apuntar todos sus esfuerzos a un único objetivo. Algo lógico al tan solo ver como se desenvolvió en estos últimos años donde la competencia prácticamente anuló su existencia. Cabe recordar que la mutación de la empresa fue drástica, ya que sus esfuerzos por hacer una consola y pisar fuerte en terreno fueron desvanecidos cuando se optó por meterse de lleno a producir videojuegos. Hoy en día puede verse ese hueco, ya que entre las plataformas hogareñas disponibles no hay una firme tercer opción más allá de Nintendo Switch.

Nagoshi asegura que esta fusión será positiva para la empresa, ya que facilitará toda la línea de trabajo, algo que al momento pasaba por muchas manos, ideas y opiniones. Esto será vital si es que ambicionan con poder, aunque sea, asomar un poco la cabeza en un voraz mercado, que se encuentra ansioso por recibir la nueva generación de consolas. Sin embargo, en Japón la situación es diferente. El mercado asiático es muy especial y celoso, por lo que seguramente los primeros esfuerzos de la compañía pasen por hacerse fuerte en ese segmento.

El gran desempeño que tuvo Persona, el juego desarrollado por Atlus, el estudio subsidiario de SEGA, seguramente haya hecho un punto de inflexión en la empresa. El título fue más allá y demostró que tienen material y lugar, siempre y cuando hagan bien las cosas. Además, el estreno de la película de Sonic, en caso de tener una recepción positiva, volverá a poner a la marca en boca de todos. Cabe recordar que el erizo azul cumple años, y seguramente haya novedades suyas en la industria gamer en los próximos meses.

Habrá que esperar a lo que deparará el 2020 para el empresa japonesa, que tiene varios titulos en el horizonte como A Total War Saga: Troy, Streets of Rage 4, Yakuza: Like a Dragon y Bayonetta & Vanquish 10th Anniversary. Este último en asociación junto a Platinum Games. Estos títulos darán un cierre a lo que fue una etapa de la empresa, que no va a ser tan recordada por ellos. Por lo pronto, la empresa SEGA Sammy Holdings pasará a llamarse SEGA Group, lo que dará el puntapié inicial a, al menos, una era más ordenada y determinada dentro de la compañía que tiene al erizo azul como bandera.