(Fotos: Adrián Escandar)

(Fotos: Adrián Escandar)

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Defensa, Agustín Rossi, inauguraron hoy en el Apostadero Naval de la ciudad de Buenos Aires un centro de aislamiento y atención médica destinado a pacientes afectados levemente por coronavirus, que fue construido por la Fuerza Aérea y la Armada.

Durante el acto, que se desarrolló este martes en el apostadero, ubicado en la Dársena Norte del puerto de Buenos Aires, Cafiero y Rossi estuvieron acompañados por el jefe del Estado Mayor Conjunto, general de Brigada Juan Martín Paleo; y los jefes de Estado Mayor de la Fuerza Aérea, brigadier Xavier Julián Isaac; del Ejército, general de brigada Agustín Humberto Cejas, y de la Armada, contraalmirante Julio Horacio Guardia.

“Como parte de las operaciones, la cuestión sanitaria adquiere en este contexto una relevancia primordial. Es por ello que desde el Ministerio de Defensa se fortalecieron las capacidades de los 17 Hospitales Militares, se instalaron dos Hospitales Reubicables y se construyó un nuevo Centro de Aislamiento en el Apostadero Naval de la Ciudad de Buenos Aires”, consignó un comunicado de la cartera encabezada por Rossi. Antes del acto, Rossi señaló que el nuevo centro de aislamiento que se inauguró no costó “nada” porque lo construyeron "con donaciones”.

En declaraciones radiales, Rossi recordó también que con la Fuerza Aérea se han “hecho muchísimos vuelos de repatriación” y “se llevaron respiradores a distintas provincias de la Argentina” en el contexto de la pandemia de coronavirus.

Al finalizar la ceremonia, el ministro de Defensa manifestó en Twitter que donde se inauguró el centro “es un predio recuperado por el Estado nacional”.

La inauguración del centro de aislamiento y atención médica ‘Bahía Esperanza’ (Caambe) forma parte de las acciones desarrolladas en todo el país por las Fuerzas Armadas en el marco del operativo “General Manuel Belgrano” ante la emergencia por Covid-19.

Hace algunas semanas, el Estado Mayor Conjunto informó que las tareas de protección civil que realizan los efectivos militares con el objetivo de mitigar los efectos del coronavirus lleva el nombre “Operación General Manuel Belgrano”, una decisión que tiene como “iniciativa destacar y rememorar del prócer Manuel Belgrano, al cumplirse 250 años de su nacimiento y 200 años de su fallecimiento”.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea participan de diferentes operativos de ayuda humanitaria, aportan la logística y organización de diferentes programas de asistencia.

Las tres fuerzas han construido hospitales de campaña, elaboraron prendas sanitarias, barbijos y alcohol en gel, y además brindan apoyo logístico a las fuerzas de seguridad para realizar los controles para que se cumplan los aislamientos sociales.

La Fuerza Aérea realizó vuelos a Perú para repatriar a argentinos varados y además también fueron los encargados de repartir en varias provincias respirados artificiales e insumos sanitarios.

Por su parte, el Ejército Argentino forma parte del operativo de ayuda humanitaria para preparar y llevar alimentos a barrios populosos de sectores vulnerables de los municipios bonaerenses de Quilmes y La Matanza, entre otros.

Cuando los efectivos de las Fuerzas Armadas llegan a los barrios son aplaudidos”, reiteró en varias oportunidades en declaraciones a la prensa el ministro de Defensa Agustín Rossi.

Fotos: Adrián Escandar