Un nuevo jugador entró fuerte en el mundo de los juegos: NetEase. La empresa china de internet, decidió meterse de lleno en los videojuegos y lanzó su servicio en la nube en formato beta. El sistema funciona en redes 4G, únicamente para smartphones y tablets, y solamente en China, por el momento. Tiene un rival directo en el mercado asiático al que intenta vencer, Tencent, y busca asentarse a largo plazo en este tipo de suscripciones y plataformas.

Hace pocos meses, NetEase compró una parte importante de Quantic Dream, el desarrollador francés de videojuegos que así dejó de producir de forma exclusiva para PlayStation, y otros estudios de renombre. La idea del gigante de las telecomunicaciones es diseñar un catálogo de títulos que estén disponibles para todo tipo de dispositivo en cualquier momento. Actualmente, solo 38 videojuegos están en el catálogo inicial de la empresa china, de los cuales 20 fueron editados o desarrollados por NetEase.

Dentro de esos 38 juegos, además de los creados por NetEase, hay dos que fueron desarrollados por su rival más directo, Tencent. Se trata de dos productos que tienen mucha importancia en China: Honor of Kings y Grand Order. Todos los videojuegos que ya se encuentran en la plataforma pueden ejecutarse tanto a través del sitio web en smartphones, Tablet o PC como con una app nativa diseñada para Android.

Life After.
Life After.

El estreno, de todos modos, ya trajo problemas. La alta demanda generó “colas virtuales” y los usuarios se han quejado del tiempo (“bastante extenso”) que deben esperar para poder jugar. Según NetEase, sin embargo, esas demoras son parte de las pruebas, y la capacidad del servicio se ampliará en el futuro.

Pero NetEase no está solo en su proyecto, sino que se buscó un aliado poderoso para desarrollarse y competir con Tencent, otro conglomerado empresarial que tiene inversiones en las principales empresas de videojuegos. Huawei, fabricante de móviles y dispositivos tecnológicos, se unió a NetEase para colaborar conjuntamente en este servicio y anunció que será plenamente compatible con las conexiones 5G, cuando comiencen a estandarizarse.

Esta nueva plataforma de NetEase se trata de una de las más grandes inversiones de la empresa de telecomunicaciones china, que también planea construir un megaestadio de 700 millones de dólares eSports en Shangai. Este estadio, el primero del estilo en China, se construirá en el distrito de Qingpu y tendrá instalaciones recreativas, de entrenamiento y de alojamiento para futuros equipos nacionales, internacionales y locales. Así busca expandir su ya fuerte posición en el mundo de los videojuegos.

Knives Out, juego de NetEase.
Knives Out, juego de NetEase.

NetEase tiene los derechos de publicación y distribución de juegos como StarCraft, además de ser el dueño del equipo de Overwatch Shangai Dragons. La super compañía china también posee títulos como Minecraft, Rules of Survival, Knives Out, Life After, Fortcraft, Diablo Immortal, Identity V y Marvel Super War. Tiene diversos acuerdos firmados con la desarrolladora y distribuidora estadounidense Blizzard.

La elección de Shangai para construir el megaestadio no es azarosa: es una de las capitales con mayor índice de poder adquisitivo (es el principal centro comercial y financiero de China), pasión por la tecnología y aficionados a los videojuegos. Además, claro, de los más de 24 millones de personas que la habitan, lo que la hacen una de las ciudades más pobladas del mundo.

Pero NetEase, como empresa de telecomunicaciones, tiene algunos de los servicios más importantes de China. El motor de búsqueda en línea de música que desarrolló el gigante chino permite escuchar cualquier canción, tanto oriental como occidental, sin la necesidad de registrarse. Para el 2017 era el mayor proveedor de servicios gratuitos de email en China con más de 940 millones de usuarios.