Una visita al paraíso de los deportes acuáticos

Islas Turcas y Caicos ofrece las mejores condiciones para practicar actividades relajantes sobre el mar calmo y cristalino, o bien animarse a literalmente volar sobre las olas con botas propulsadas por potentes chorros de agua

Con solo unas clases se puede disfrutar de pilotear un pequeño barco a vela sobre las aguas cristalinas de las Islas Turcas y Caicos. (Chule Valerga)
Con solo unas clases se puede disfrutar de pilotear un pequeño barco a vela sobre las aguas cristalinas de las Islas Turcas y Caicos. (Chule Valerga)

Todo se puede hacer en Islas Turcas y Caicos: un grupo de islas al sureste de las Bahamas, donde aguas cristalinas y calmas permiten que los deportes acuáticos sean una de las principales actividades, ya sea para relajarse y contemplar o para vivir una experiencia intensa e inolvidable.

Los preferidos son sin dudas el snorkel y el buceo. Es que ahí el agua ofrece una increíble visibilidad que permite a los exploradores nadar entre arrecifes de coral y flotar entre peces multicolores y amistosas tortugas marinas

Los viajes de snorkeling y buceo son otros de los preferidos de la zona. (Chule Valerga)
Los viajes de snorkeling y buceo son otros de los preferidos de la zona. (Chule Valerga)

La pesca es otra de las actividades para disfrutar. Hay viajes de un día completo para explorar los cayos y las diferentes islas como Gibbs Cay , Round Cay, Long Cay y Martin Alonzo Pinzon Cay. Esta actividad se puede elegir tanto como un tour privado como grupal.

El kayak tanto solo como acompañado es otra de las opciones para vivir una experienca plácida en estas aguas de tinte esmeralda. El resort all-inclusive Club Med Turkoise, por ejemplo lo incluye dentro de la estadía del turista.

El stand up paddle está de moda y las aguas del Caribe son un escenario ideal para disfrutarlo.
El stand up paddle está de moda y las aguas del Caribe son un escenario ideal para disfrutarlo.

Las aguas calmas también abren el juego a nuevas tendencias como el stand up paddle, que consiste en estar parado sobre una tabla y avanzar con un remo. Los más expertos incluso las usan para hacer yoga en el mar.

Volar sobre las olas

Además de las clásicas y relajantes aventuras del buceo y el SUP, en las islas también se practican actividades más desafiantes y llenas de adrenalina:

Por la tarde las olas bajan y el mar se “limpia”, lo que permite ir más rápido y sin golpes sobre las motos de agua.
Por la tarde las olas bajan y el mar se “limpia”, lo que permite ir más rápido y sin golpes sobre las motos de agua.

En el lugar hay un furor especial por parapente. Quienes no teman a las alturas pueden lograr una vista privilegiada de este paraíso en el Caribe: no hay mejor lugar para hacerlo que Grace Bay. Los expertos recomiendan que se elija un día de sol y que no haya mucho viento para tener mejores vistas desde el aire y un vuelo más apacible.

Las motos de agua son un clásico para iniciar la aventura y atravesar las olas como una flecha. El mejor horario para hacerlo es por la tarde, cuando bajan las olas -si las hay- y el agua está más limpia.

El Flyboard permite literalmente volar sobre el agua.
El Flyboard permite literalmente volar sobre el agua.

Las Providenciales y otras islas que integran los Caicos son los mejores destinos para practicar y aprender el "Tow-in Surfing". Para hacerlo se necesita una tabla de surf y una soga que la sostenga desde el aire. Pero eso no es todo: un helicóptero arrastra al surfista y lo ayuda a alcanzar velocidades y dar saltos impensados. Extremo.

Y por último, una de las actividades que en los últimos años alcanzó un gran protagonismo es el flyboarding. En las Providenciales se practica y consiste en estar hasta 1 metro sobre nivel del agua. El equipo que permite "volar" está compuesto por unas botas con propulsores que a través de chorros de agua de gran potencia permiten elevarse y hacer piruetas en el aire. Al infinito y más allá.

TE PUEDE INTERESAR