Qué opciones tiene la persona que hace el testamento de designar otro heredero si este muere, renuncia o está incapacitado para recibir la herencia

La sustitución vulgar implica designar a un segundo heredero o varios, que asumirán la herencia en caso de que el primero no lo haga

Guardar

Nuevo

Abogado firmando documento junto a su clienta (Freepik)
Abogado firmando documento junto a su clienta (Freepik)

A la hora de redactar un testamento, puede suceder que uno de los herederos no pueda o quiera aceptar la herencia. Por ello, el artículo 774 del Código Civil español permite al testador nombrar sustitutos para los herederos originalmente designados. Este proceso, conocido como sustitución vulgar, tiene como objetivo asegurar que la voluntad del testador se cumpla, incluso si el heredero inicial no acepta la herencia.

La sustitución vulgar implica designar a un segundo heredero o varios, que asumirán la herencia en caso de que el primero no lo haga. Según el artículo 778 de la misma normativa, la sustitución puede ser individual o colectiva. La sustitución individual ocurre cuando un solo heredero reemplaza al primero designado, mientras que una sustitución colectiva implica que dos o más personas asuman el papel del heredero inicial, de manera simultánea o secuencial.

Además, el artículo 780 del código especifica que “el sustituto quedará sujeto a las mismas cargas y condiciones impuestas al instituido, a menos que el testador haya dispuesto expresamente lo contrario, o que los gravámenes o condiciones sean meramente personales del instituido”. Esto significa que, salvo indicación contraria del testador, el nuevo heredero deberá asumir las mismas obligaciones que tenía el heredero original.

Es importante considerar también que en casos donde los herederos designados con porciones desiguales sean sustituidos recíprocamente, sus proporciones permanecen intactas a menos que el testador haya manifestado claramente una intención diferente. De esta manera, el mecanismo de sustitución se alinea con la voluntad del testador y garantiza una correcta distribución de la herencia.

Las diferencias entre testamento notarial abierto y cerrado cuando se recibe una herencia

Cuándo se puede recurrir a la sustitución vulgar

Cuando el heredero principal no puede heredar debido a la falta de capacidad, fallecimiento antes del testador, o incapacidad legal, la sustitución vulgar permite que los descendientes del heredero accedan a la herencia de manera directa. Sin embargo, este proceso no se aplica si el designado fallece después del testador pero antes de aceptar formalmente la herencia, en cuyo caso entra en juego el derecho de transmisión, que permite a los herederos del primer designado heredar directamente.

En los casos en los que el primer heredero rechaza la herencia, el sustituto puede solicitar al juez que requiera al heredero renunciante que declare su intención en un plazo máximo de 30 días. La falta de respuesta se interpreta como una aceptación automática de la herencia, conforme al artículo 1.005 del Código Civil.

Derecho de acrecer

El derecho a acrecer consiste en que una persona incremente su herencia recibiendo la parte correspondiente de otro heredero que no la quiere. Para que sea válido, deben cumplirse dos condiciones:

  • Más de una persona deben ser nombrados para una misma herencia, sin especificar las porciones correspondientes. Esto significa que el testador no distribuye una parte concreta a cada heredero.
  • Uno de esos herederos debe haber fallecido antes que el testador, haber rechazado la herencia o no estar en capacidad de recibirla.

Si no hubiese testamento (sucesión intestada), la parte del heredero que rechaza la herencia se repartirá entre los otros herederos legítimos. Esto implica que la porción del renunciante se sumará al patrimonio de los demás sucesores.

Guardar

Nuevo