Además de los cocktails para disfrutar durante la tarde, Vitrum propone un espacio sutil de encuentro y diálogo entre la gastronomía y el arte.
Además de los cocktails para disfrutar durante la tarde, Vitrum propone un espacio sutil de encuentro y diálogo entre la gastronomía y el arte.

Los hoteles boutique son una tendencia que viene tomando fuerza hace varios años para hacerle competencia a las grandes cadenas hoteleras. Palermo fue el primer lugar conquistado por estos alojamientos 'trendy' para luego dar lugar a otros barrios como Belgrano, San Telmo, Las Cañitas.

En la actualidad, los hoteles boutique son una nueva atracción para los turistas ¿las razones? además de ser un concepto que hace foco en propuestas personalizadas, tienen detalles como su decoración, la tecnología y la hospitalidad que hace que sus huéspedes se sientan 'como en casa'.

Hoy en día, esta tendencia se extendió a lo largo de la ciudad, pero el barrio que más hoteles de este estilo alberga, es Palermo. Quizás, por estar ubicado en el corazón de Buenos Aires -ideal para moverse de un lado a otro-, además de su cercanía a la movida gastronómica y los mejores bares.

Las habitaciones tienen paredes texturizadas, colores vivos, y algunas con balcón de madera, terrazas, o incluso con su propio jardín privado.
Las habitaciones tienen paredes texturizadas, colores vivos, y algunas con balcón de madera, terrazas, o incluso con su propio jardín privado.
Rodeando la zona, también pueden encontrarse outlets de marcas reconocidas de indumentaria, zapatos y carteras

Vitrum, es uno de los hoteles boutiques descontracturados que se encuentra en este barrio. Con detalles que saben marcar la diferencia, un diseño de vanguardia y su gran iluminación natural, invita a los huéspedes a distenderse en un ambiente libre de agendas, ruido y estrés.

Sus 36 habitaciones, -intervenidas por artistas contemporáneos argentinos-, despiertan los sentidos y la curiosidad por descubrir cada uno de sus espacios únicos.

Las habitaciones, con paredes texturizadas, colores vivos, algunas con balcón de madera, otras con terraza o incluso con su propio jardín privado, se constituyen cada una en sí misma como verdaderas piezas de arte.

Vitrum está ubicado en la zona estratégica de Palermo, ideal para recorres la ciudad y disfrutar de la gran variedad de bares y restaurantes.
Vitrum está ubicado en la zona estratégica de Palermo, ideal para recorres la ciudad y disfrutar de la gran variedad de bares y restaurantes.

Y por supuesto que estos lugares también tienen un espacio destinado al 'relax'. En este caso, el Spa de Vitrum Hotel cuenta con gimnasio, sauna, solárium y una piscina climatizada in/out.

Los profesionales ofrecen diferentes servicios de masajes y tratamientos de belleza para complementar la experiencia. Express Day Spa, Day Spa o Spa Experience son algunos de los paquetes que ofrece tanto para huéspedes o socios.

Armonizando con el aire vanguardista de Palermo Hollywood, Vitrum cuenta con su propia galería de arte, que en conjunto con su propio jardín, se combinan para ofrecer un particular salón de eventos sociales o corporativos con capacidad hasta 50 personas.

Su pastelería casera refuerza la sensación única de la comida casera.
Su pastelería casera refuerza la sensación única de la comida casera.

Para los amantes de los sabores, Jolie Bistro Moderno, el restaurante del lugar, propone un espacio sutil de encuentro y diálogo entre la gastronomía y el arte. La carta invita a una experiencia de 'confort food', que se renueva cada tres meses. Sus panes artesanales y su pastelería hechos por sus propios maestros panaderos y pasteleros, refuerzan esa sensación única de la comida casera.

Así, este hotel boutique muestran el lado más fresco y moderno, además de situarse en un escondite perfecto para disfrutar de la 'mágica' Buenos Aires.