A la hora de hablar de inversiones, aparece un gran abanico de oportunidades, así como factores a tener en cuenta: desde qué tipo de inversión se quiere llevar adelante, cuál es la más adecuada según las necesidades de cada uno y que moneda se va a utilizar.

En el caso de Latinoamérica, donde las monedas por lo general son más volátiles que en otros países, los ciudadanos suelen apostar por respaldos extranjeros que brindan mayor seguridad. Al mismo tiempo, al vivir en un mundo globalizado, crece la tendencia de invertir en otros países.

Este es el caso de Detroit y Miami, ciudades que son pioneras en recibir inversiones extranjeras. Muchos habrán oído sobre este primer lugar ya que a principios del siglo XX fue la meca de la industrialización y de vanguardia tecnológica automotriz en Estados Unidos. Luego, a raíz de la crisis del 30′ y la falta de competitividad de precios en los años 50′ y 60′, se convirtió en una ciudad en ruinas.

Pero hoy en día, este lugar salió de la bancarrota en el 2015 y se reinventa gracias al aporte de empresas como Facebook, Google, Linkedin y Microsoft, además de los 'millennials' y tecno utópicos que convirtieron gran parte de los edificios abandonados en galerías de arte, cafés, locales de ciclismo, fabricas de disco de vinilo y muchas otras iniciativas de tendencia.

Su proceso de transformación va de la mano de su consolidación como ciudad promotora de empresas dedicadas a la cuarta revolución industrial -robótica, inteligencia artificial y desarrollo tecnológico-

En la actualidad, una de las empresas que es un vehículo entre los inversores y estos lugares es Spider, una compañía que brinda soluciones globales de inversión inmobiliaria.

La ciudad es promotora de empresas dedicadas a la robótica y el desarrollo tecnológico. (Photo by Bill Pugliano/Getty Images)
La ciudad es promotora de empresas dedicadas a la robótica y el desarrollo tecnológico. (Photo by Bill Pugliano/Getty Images)

La principal característica que atrae a sus inversores es ser una empresa 'all in one'. ¿Que significa esto?: Que el inversor tiene la capacidad de tener tres servicios en uno: la parte legal y contable, la parte del desarrollo -identificar oportunidades, adquirir y desarrollar proyectos innovadores y altamente rentables-, y la parte inmobiliaria -asistencia a la persona que desee alquilar, comprar o vender un inmueble-.

Así, en vez de tener el proceso dividido en múltiples profesionales, la administración se concentra en una única empresa que tiene el 100%, para que el inversor pueda disfrutar de todas las soluciones dentro de la cadena de valor de la industria inmobiliaria, y a su vez tener presencia de atencion al cliente en casi todos los países de la región.

La tasa de rentabilidad de Detroit se encuentra por arriba del 10% neto de gasto

El nuevo proyecto de 'crowdfunding' En la actualidad, Spider lanzó su nuevo proyecto de 'crowdfunding' -financiación colectiva- llamado 'IQuality', una revolucionaria plataforma colaborativa desde donde se puede participar de inversiones inmobiliarias en el mercado norteamericano con montos accesibles.

"Los proyectos de inversión tienen los conceptos particulares que nosotros le dimos. Uno de ellos es que tiene varios activos, esto quiere decir que recogemos dinero para comprar varios activos que ya existen. Lo segundo es que la mayoría de los ciclos de inversión no están apalancados, no tienen deuda y por lo tanto no pueden perderse. En tercer lugar, IQuality da un retorno preferencial del 8% anual a los inversores, en un mercado que se viene recomponiendo muy rápidamente en un contexto económico norteamericano con records de crecimiento y bajo desempleo", afirma Andrés Goldenberg, CEO de Spider.

IQuality da un retorno preferencial del 8% anual. (getty)
IQuality da un retorno preferencial del 8% anual. (getty)
Además, IQuality tiene un componente social, ya que el 1% equivalente a la inversión, Spider lo pone en una ONG que cada inversor va a elegir en función de la empatía que tenga con cada causa

El objetivo de este nuevo crowdfunding es llegar a todos los inversores en cualquier lugar del mundo a través de un proyecto inmobiliario en donde varias personas aportan su parte. Así, se reducen los montos mínimos, -en este caso son 10.000 dólares- para democratizar la inversión, brindar acceso y además generar una gran rentabilidad. 

¿Cómo se obtiene la ganancia? Se divide en dos etapas: en primera instancia a través de un retorno referencial de un 8% por año. Luego en la segunda etapa de fin de ciclo -que se da entre los cuatro a cinco años aproximadamente- se retorna el capital y un extra dependiendo de la performance. Finalmente, otro de los puntos a destacar es que más allá del monto que se recaude, los participantes reciben el mismo porcentaje de renta y garantías sea cual sea la cifra invertida, y que IQuality nunca le cobra sus honorarios a los inversores sino que solo puede cobrar de las utilidades que genera el proyecto, lo cual muestra un compromiso absoluto por los resultados.