Marisel llegá apurada a la entrevista. Está inquieta. Tiene que llegar al micro de las 20.30 que la llevará a su casa en San Juan.

Mañana tiene un evento muy importante para ella y su familia. Su pareja terminó el secundario y el colegio organiza la entrega de diplomas.

Su historia es un ejemplo de esfuerzo y dedicación. Y sobre todo de apostar siempre a crecer.

Nació en Santa Lucía, un departamento de la provincia de San Juan. Comenzó trabajando en el sector agrícola, pero una mañana, la rutina del domingo de su padre le cambiaría la vida.

"Mi papa compra siempre el diario los domingos. Y un día me levanté y estaba sobre la mesa, lo abro, y me encuentro con una foto gigante de un equipo de excavación. Imponente. Y buscaban postulantes para sumarse  ¡Me encantó!".

Marisel Molina es operadora de camión fuera de ruta.
Marisel Molina es operadora de camión fuera de ruta.

El aviso le daba a Marisel una oportunidad. "Yo en ese momento tenía a mi bebé de unos meses, era mamá soltera. Lo vi como una buena posibilidad. El tema era entrar", asegura y se ríe.

Para ese entonces corría el mes de diciembre y la convocatoria estaba fijada  para el 7 de febrero. "Esa fecha no me la voy a olvidar nunca. La anoté por todos lados. Pero lo veía poco probable porque imaginé que se iba a ir mucha gente".

"Recuerdo que tenía toda la ropa manchada de pasas por el trabajo que realizaba en la agricultura. Cuando llegué al lugar habían muchísimos hombres, eran mayoría. Ahí bajé los ánimos. Fuimos casi 1.000 personas. Pasé varias entrevistas y pude acceder a la capacitación. Lo bueno es que después de muchos pasos, ¡aquí estoy!".

Pasaron cuatro años de esa anécdota.  Desde entonces, es una de las conductoras mujeres de Mina Veladero que manejan 'los fuera de ruta' -inmensos vehículos de mas de siete metros de altura que trasladan el material que se extrae de las voladuras que se realizan en la mina-.

"Estoy acá porque amo mi trabajo. Disfruto día a día mi labor. Y tenés muchas oportunidades de crecer y eso te motiva", asegura.

Mina Veladero, en San Juan, el lugar de trabajo de Marisel.
Mina Veladero, en San Juan, el lugar de trabajo de Marisel.

Las imágenes por dentro

En el deslumbrante paisaje de Veladero se destacan las enormes máquinas excavadoras y estos denominados camiones fuera de ruta.  "A mi camión yo le digo mi tutú", cuenta Marisel entre risas.

Hoy estoy en el camión en el que comencé, en el que hice mis prácticas

El día a día en la mina es no es fácil. La altura y las bajas temperaturas, muchas veces, dificultan el trabajo.

"Me cuesta mucho levantarme. Trato de hacer todo rápido para reunirme con mis compañeros. Tenes una reunión de comienzo de turno en la que te dan las novedades porque en la mina las cosas van cambiando todo el tiempo".

Ella pasa la mayor parte del día trasladando materiales. "Tenes un camión asignado y te trasladás a donde esté según la fase en que quedó. Hacés tu chequeo del equipo y ahí empieza tu jornada. Luego, te quedas en el camión sola, muy atenta a lo que está pasando pero siempre disfrutando del lugar, que es maravilloso".

"El trabajo lo sentís día a día. Siempre tenés un amanecer diferente, un atardecer diferente. Estar arriba del camión te genera adrenalina pura todo el tiempo. Trato de enfocarme en eso que es lo que me gusta y lo quiero seguir haciendo".

La vida de Marisel cambió el día que tuvo un problema técnico con su camión.
La vida de Marisel cambió el día que tuvo un problema técnico con su camión.
Para Marisel, su primer camión, el 366, es muy especial. Gracias a él su vida cambió

Al mes de comenzar a trabajar en Mina Veladero, se rompe su camión, que además, ya tenía unas lamparitas quemadas. Pero gracias a eso, llegó un joven de mantenimiento quien se convertiría en su gran amor.

"Con Daniel estamos juntos hace cuatro años y ahora tenemos una bebé. Mi vida desde que entré a la mina cambio totalmente. Fue todo muy vertiginoso y positivo. Encontrar a mi pareja acá no era algo que me había propuesto. Sucedió y estoy feliz".

Ellos trabajan 14 días seguidos y luego tienen 14 días de descanso. La distancia se siente pero el esfuerzo vale la pena.

"El trabajo en la mina implica dejar a tu familia, es muy duro. Cuando empecé mi hija era muy chiquita pero me propuse darle otras oportunidades que yo no tuve".

Los camiones son capaces de transportar cientos de toneladas de material y minerales.
Los camiones son capaces de transportar cientos de toneladas de material y minerales.

El tiempo de descanso es todo para la familia. "Cuando volvemos a casa, después de estar 14 días afuera, los pasamos enteramente con la familia, las 24 horas. Para mi de esta manera, se gana más en tiempo de calidad".

Marisel hoy. "Ahora estoy muy ansiosa, muy emocionada, porque en pocas horas vamos a compartir con mi pareja Daniel un acto que es muy importante. La empresa te da la posibilidad de terminar tu carrera secundaria y él lo hizo. En pocas horas vamos a tener el acto de colación. Queremos estar con la familia y disfrutar ese momento que es un gran logro para él y para todos".

Marisel está contenta. terminó la charla y la espera el micro que la llevará de regreso a su casa.