Servicio de mayordomo y experiencias sensoriales: cuando el lujo es protagonista en las vacaciones

El hotel busca la segmentación para brindar un servicio personalizado a sus clientes.
El hotel busca la segmentación para brindar un servicio personalizado a sus clientes.

Están los que prefieren caminar y recorrer para conocer las ciudades y los que optan por descansar y salirse de la vorágine de la rutina. Ya sea nieve en las montañas o calor en la playa, las vacaciones son uno de los momentos que más se disfrutan.

Una de las opciones que siempre está presente es la de alojarse en un hotel. ¿Y qué mejor si ese hotel está enmarcado en el lujo y el placer para sus huéspedes?

Para los que son partidarios de la playa, el Paradisus Resorts Playa del Carmen, ubicado en México, es un alojamiento de la Rivera Maya, caracterizado por tener un hotel de día y otro de noche. El lugar ofrece unas vacaciones de playa ideales para aquellos que buscan lujo y exclusividad, cerca de las joyas arqueológicas de Tulum, Chichén Itzá y Cobá.

Un servicio de lujo distintivo

Ubicado a 45 minutos del Aeropuerto Internacional de Cancún, el hotel se encuentra entre el mar y el exuberante manglar, parte de una gran reserva natural y se enmarca dentro del concepto LUXEclusive, que tiene que ver con lo que uno busca, quiere y necesita en sus vacaciones, ya sea en un restaurante, en un bar, en una habitación o en las distintas actividades que se ofrecen.

El Resort cuenta con un tratamiento VIP en Family Concierge.
El Resort cuenta con un tratamiento VIP en Family Concierge.

El lujo y la exclusividad empieza desde el momento mismo en que uno hace el check-in. De esa manera el huésped se puede relajar y despreocuparse.

“Nuestro objetivo es cumplir lo que prometemos. Entonces no solo buscamos eso, sino también, sobrepasar las expectativas. Ese ha sido el éxito de nuestra marca” afirma Conrad Bergwerf, Managing Director de Paradisus Resorts Playa del Carmen

Uno de los diferenciales que tiene el hotel, es el manejo de los cinco sentidos en la estadía. La búsqueda de momentos memorables a través de distintas experiencias sensoriales –olfato, gusto, tacto, vista y oído– son detalles singulares que brinda el resort. Estas experiencias están enmarcadas en actividades como los distintos olores que se pueden encontrar en las áreas del hotel, dependiendo del momento del día hay distintos ritmos de sonido, la variedad de ofertas gastronómicas, entre otras cosas.

Otro de los servicios es la opción de un minibar personalizado en la habitación.
Otro de los servicios es la opción de un minibar personalizado en la habitación.

"Creemos mucho en la experiencia sensorial. Las tendencias del viajero están cambiando y hay que vivir las vacaciones en plenitud", confirma Conrad Bergwer.

A su vez, incluyen actividades a las cuales llaman 'experiencias enriquecedoras de vida' en donde las personas pueden aprender a hacer desde una carta de tequila o sushi hasta bailar pole dance.

Servicio Vip

Dentro del hotel están segmentados los clientes, ya sea parejas de adultos, familias enteras o jóvenes. El equipo a nivel corporativo se encarga de separar la clientela para enfocarse en cada grupo y así poder darle un mayor servicio y atención, concentrándose en sus necesidades y deseos.

Así es como el complejo se divide en dos hoteles: La Esmeralda – la parte de familia, con kids club para mantener a los niños entretenidos – y La Perla -la parte de adultos más hipster en dónde se vive a plenitud lo que es la privacidad de las parejas.

Siguiendo con este concepto de lujo, el servicio de mayordomos es otro de los servicios distintivos. Se encuentran dentro del hotel dando seguimiento a todos los requerimientos del huésped. El armado o desarmado de la valija, reservas en los restaurantes, gustos y preferencias al momento de la estadía y spa en la habitación, son algunas de los encargos que se le pueden hacer a estos mayordomos exclusivos.

Para los más extravagantes, se puede pedir incluso el armado de la cama en la playa o en la pileta.

La estadía promedio en el hotel es de una semana.
La estadía promedio en el hotel es de una semana.

Para aquellos que buscan experiencias un poco más cercanas al lujo del hotel, hay cocina internacional inolvidable en 14 restaurantes y 16 bares. En "Mole", el restaurante de cocina mexicana contemporánea.
Sobrepasar las expectativas del huésped como clave del éxito

Con su slogan 'Más opciones, menos limitaciones', el resort brinda opciones exclusivas para los que se alojan en el hotel. Desde experiencias sensoriales, actividades enriquecedoras y un servicio personal y único, el hotel paradisíaco ubicado en una impresionante bahía privada, busca ajustar las demandas de sus clientes en base a sus necesidades.

"Los viajeros van cambiando, y con las nuevas tendencias, los medios electrónicos, las cosas son mucho más dinámicas, entonces hay que mantener el ritmo a lo que demandan y ajustar el hotel. Hoy es una cosa, en dos años es otra. Teniendo en cuenta que el millennial vive la vida más rápido, su centro de atención es muy corto en comparación con los baby boomer", concluye Conrad Bergwer.