El bochornoso momento de Juan Soler en un programa en vivo

El actor se une a la lista de conductores que se vuelven virales por una falla en directo en televisión

Compartir
Compartir articulo
El actor sufrió una falla en vivo durante el programa Sale el Sol, en donde el producto que anunciaba no funcionó

El actor y conductor argentino Juan Soler vuelve a ser tendencia, sin embargo ahora no es por comentarios emitidos, sino por la falla que tuvo en vivo cuando presentaba un producto durante la emisión de Sale el Sol, mismo que no funcionó durante la parte final del spot publicitario que realizaba, momento que le causó tensión.

Las marcas tienden a aprovechar los programas para anunciar sus productos, aunque algunas veces lo hacen con un comercial previamente grabado. En otras ocasiones prefieren que sean los conductores quienes realicen el anuncio en vivo con un guion establecido, para mostrarle al público lo eficiente que puede ser su mercancía.

Pero muchas veces esto no sale del todo bien, ya que hay artículos que tienden a fallar en el momento preciso en el que se está realizando la publicidad. Tal fue el caso del conductor Juan Soler, quien vivió un momento incómodo cuando llevaba a cabo el anunció de la efectividad de una licuadora para realizar mezclas para el desayuno.

De acuerdo con el guion mencionado por el argentino, la licuadora que presentó es una de las más eficaces para triturar alimentos e incluso hielos, debido a la potencia del motor que tiene y las afiladas cuchillas con las que se diseñó. Todo esto sería comprobado con solo oprimir un botón, pero al llevar a cabo la acción esta no respondió.

Juan Soler vivió un bochornoso momento durante la emisión de Sale el Sol. [Instagram/Juansolervalls]
Juan Soler vivió un bochornoso momento durante la emisión de Sale el Sol. [Instagram/Juansolervalls]

“Ya no prendió este, pero vamos a... No, bueno lo haremos ahora en otro momento”, mencionó Juan Soler, mientras movía el nivel de triturado e intentó volver a oprimir el botón, sin obtener un resultado positivo. El conductor argentino mostró un gesto de incomodidad, mientras miraba a la gente de producción buscando que le dieran instrucciones sobre qué debía hacer luego del fallo que acababa de vivir.

Al final, continuó con el comercial, mencionando los beneficios que tiene el producto, sin embargo los televidentes no dejaron pasar el momento y evidenciaron el bochornoso momento. Aunque no es la primera vez que esto le ocurre a un conductor en vivo, otros productos se han visto involucrados en situaciones similares.

El más recordado es el fallo que tuvo el conductor Pedro Sola, quien durante un spot publicitario en el programa Ventaneando cambió el nombre del producto que estaba anunciando, de mayonesa Hellmann´s a McComick, la competencia directa de la marca. Esto terminó costando un multa económica pero se convirtió en un momento viral que continua siendo recordado en la actualidad.

Una situación parecida a la de Juan Soler la vivió su compañero Carlos Arenas, quien durante el matutino Venga la Alegría se encontraba realizando una mención respecto a unos lentes elaborados con materiales supuestamente indestructibles. El guion del anuncio generó confianza en el presentador, quien intentando mostrar la eficacia del artículo lo arrojó al piso, pensando que no tendría un resultado negativo.

El actor no tuvo otra alternativa que continuar el anuncio
(Foto: especial)
El actor no tuvo otra alternativa que continuar el anuncio (Foto: especial)

Sin embargo, tras el impacto con el suelo uno de los cristales de los lentes se desprendió dejando en evidencia el producto y al conductor. Lo peor del momento fue que la cámara se encontraba realizando una toma que hizo más evidente el incómodo momento que acababa de vivir Carlos Arenas al aire.

El camarógrafo cambió el enfoque de forma inmediata, tomando a una de las modelos que se encontraba posando con los lentes junto al conductor, pero la misma no supo cómo reaccionar ante la situación e hizo ver lo embarazoso que había resultado para todos los presentes.

Su compañera intentó rescatar el momento tirando también sus lentes al suelo, demostrando que eran resistentes a las caídas, para que luego fueran levantados por el conductor, quien no se pudo salvar del momento y tuvo que continuar con la mención tratando de dejar atrás la situación que acababa de vivir.