Ante la suspensión de las clases presenciales, Misiones fue una de las provincias que pudieron reaccionar a tiempo. Hacía cuatro años que contaba con una plataforma digital propia y docentes capacitados. Ahora, más de dos meses después, harán un relanzamiento del sistema con nuevas funciones para mejorar el vínculo entre los maestros y los alumnos.

“La emergencia nos encontró afortunadamente bien parados, con recursos y muchos contenidos que habían sido diseñados por equipos nuestros y con una formación docente bastante extendida en competencias digitales. Claro que, como en todos lados, hacer una migración tan grande y de golpe no fue sencillo”, dijo a Infobae Miguel Sedoff, ministro de Educación, Ciencia y Tecnología de la provincia.

La migración fue abrupta. En la plataforma Guacurarí tenían 84 escuelas antes de la pandemia. Según los últimos datos oficiales, ya se registraron 519 mil usuarios, entre alumnos y docentes. Incluso, muchos de ellos proceden de otras provincias y utilizan la plataforma en la modalidad aula abierta.

Su utilización era optativa, pero desde el lunes 16 de marzo, primer día desde que se suspendió la presencialidad escolar, pasó a ser obligatoria. La plataforma remite al concepto de flipped classroom o aula invertida. Es decir, un aprendizaje mixto que combina la enseñanza a distancia con el trabajo tradicional en el aula.

La plataforma que utiliza Misiones
La plataforma que utiliza Misiones

Mañana, las autoridades educativas de Misiones anunciarán una mejora en el sistema. Además de los contenidos propios desarrollados por el Ministerio de Educación provincial, terminaron la integración de la plataforma con el material de Ticmas, que tiene fuerte carga audiovisual para las asignaturas de secundario y EGB, según los Núcleos de Aprendizaje Prioritarios (NAP).

A su vez, también se suscribió un convenio con la empresa Cisco de 2 mil licencias Webex. Según plantean, eso permitirá que cada una de las aulas disponga de un aula virtual con sus alumnos ya cargados para llevar adelante aprendizaje sincrónico, a través de videoconferencia.

Para el ministro Sedoff, la evaluación que hacen de la experiencia a distancia hasta el momento es “positiva”. Desde que comenzó la cuarentena, registraron 2,5 millones de visitas, con sesiones que duraron entre 7 y 12 minutos en promedio. Para los alumnos rurales, cerca del 40% de la matrícula, distribuyen cuadernillos impresos, aunque aclaran que “la llegada se hace más difícil”.

Muchos de los docentes ya habían sido capacitados en competencias digitales
Muchos de los docentes ya habían sido capacitados en competencias digitales

“Fuimos mejorando la plataforma paulatinamente. Es una producción propia de la provincia, con impronta puramente educativa. Hoy tenemos 4.297 contenidos disponibles. Sumamos podcasts propios, con las voces de docentes, alumnos y especialistas. Nos va a ayudar mucho cuando se reanuden las clases presenciales porque en un principio se va a volver con un sistema dual, que combine educación presencial y a distancia”, explicó Sedoff.

Antes de que la decisión se expandiera a todo el país, Misiones fue una de las primeras provincias en suspender las calificaciones. En su lugar, los docentes utilizarán distintas herramientas para evaluar, como e-portfolios, proyectos, trabajos prácticos, mapas conceptuales, reportes escritos o audiovisuales, entre otras. Una vez que los alumnos regresen a las aulas, se procederá a evaluar para saber en qué condiciones está cada uno de ellos después de los meses de confinamiento.

La emergencia nos pone en una situación de urgencia. No podemos sumar más angustia a las familias. Por eso, nuestra prioridad desde el comienzo fue el sostenimiento del vínculo, la función de acompañar a las familias y no sumarles más problemas en este momento”, sostuvo el ministro.

Seguí leyendo: