Los gremialistas ya participaron del primer Consejo Federal de Educación, que integran los 24 ministros provinciales
Los gremialistas ya participaron del primer Consejo Federal de Educación, que integran los 24 ministros provinciales

Después de dos años, hoy se reabre la paritaria nacional docente. A partir de las 15, se reunirán en el Palacio Sarmiento las autoridades del Ministerio de Educación Nacional, los dirigentes de los cinco gremios docentes y representantes de las veinticuatro provincias.

El primer encuentro genera expectativas. A principios de 2018, Mauricio Macri derogó por decreto la paritaria nacional. Desde entonces, hubo paros y movilizaciones con la premisa de la reapertura como bandera. En plena campaña, Alberto Fernández se comprometió a restablecer la mesa paritaria, a que desde Nación se volviera a fijar un piso de negociación en las provincias.

A priori, las conversaciones fluyen mejor entre los funcionarios de la cartera educativa y los referentes de Ctera, Uda, Amet, Cea y Sadop, los cinco gremios de carácter nacional. Ya hubo reuniones, fotos y los discursos parecen alineados. Sin embargo, los propios sindicalistas deslizan que todavía no pueden aventurar que las clases comenzarán con normalidad, que van a esperar la propuesta que recibirán hoy.

“Hasta ahora podemos decir que hay mejor predisposición al diálogo y que, a diferencia del gobierno anterior, están laburando en enero para que empiecen las clases en marzo. Pero hay un final abierto. No podemos asegurar nada todavía. Dependerá de las propuesta que nos hagan y de las prioridades que establezcan. Pagar la deuda interna con la educación implica millones de pesos“, le dijo a Infobae Eduardo López, secretario gremial de Ctera.

Ctera, el gremio mayoritario docente, volverá a discutir salarios (NA)
Ctera, el gremio mayoritario docente, volverá a discutir salarios (NA)

En la misma línea, Sergio Romero, secretario general de Uda, señaló: “Es muy importante que nos volvamos a reunir con el empleador. Lo vemos con mucho optimismo y creemos que hay una fuerte intención política de recuperar el salario. En los títulos coincidimos plenamente. El tema es cuando nos sentemos a negociar. El ciclo lectivo va a comenzar normalmente en tanto se entienda la educación como prioridad”.

Para Romero, el primer objetivo es recuperar el salario inicial. Hoy el mínimo para un docente que ingresa al sistema educativo es de 20.250 pesos. “Sobre un total de un millón de maestros, 250 mil cobra el mínimo. Es decir, son pobres. No se puede tener un sistema educativo dinámico si tenés docentes en la pobreza. Se necesita empezar a igualar un sistema que está muy fragmentado por provincias”, planteó.

Desde Ctera llevarán un temario a la reunión. Además de pedir un aumento del piso salarial, exigirán que se cumpla con la meta de inversión del 6% del PBI que marca la ley y que tanto la Nación como provincias deben empujar. El año pasado la inversión fue del 4,9%.

La semana pasada Trotta se reunió con los gremios docentes nucleados en la CGT
La semana pasada Trotta se reunió con los gremios docentes nucleados en la CGT

El documento que presentarán también menciona la necesidad de reflotar los programas de formación docente, que se avance en infraestructura, que se retome el plan Conectar Igualdad, que la educación sexual integral llegue a todas las escuelas y que se suspendan los acuerdos firmados con ONGs educativas.

Donde sí hay unanimidad en los gremios es en lo imperioso de actualizar el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FoNID). Ahí estará la discusión fuerte de la jornada. Se trata del único componente del salario, entre un 6 y 8 por ciento, que se paga desde el gobierno nacional. El FoNID está congelado desde hace tres años en 1.210 pesos por cargo y siempre se pagó en negro. Los sindicalistas buscarán que se duplique ese monto y que pase a ser remunerativo.

En el otro punto que tiene influencia directa el gobierno nacional es en el fondo compensador, una partida destinada a socorrer a las siete provincias más pobres -todas ellas del NEA y NOA-. Está pensado para que ninguna jurisdicción quede “en offside” y no pueda pagar el mínimo salarial que se acuerde a nivel nacional.

Seguí leyendo: