El Frente de Unidad Docente (Télam)
El Frente de Unidad Docente (Télam)

Los secretarios generales del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) decidieron que acatarán la conciliación obligatoria que dictó el gobierno provincial y mañana harán el anuncio formal, según supo Infobae. De ese modo, se reiniciará el ciclo lectivo tras las vacaciones este lunes.

Recién al mediodía comenzaron a llegar los telegramas a las sedes de los sindicatos. El Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires les notificó la medida tomada. Las autoridades consideraron la escolaridad como "un derecho inalienable" y exhortaron a los gremios a que dieran marcha atrás con la huelga de 72 horas que habían anunciado ayer.

A raíz de las versiones que circularon en las primeras horas de hoy, las primeras líneas del FUDB -compuesto por SUTEBA, FEB, UDOCBA, AMET y SADOP- concertaron una reunión para decidir los pasos a seguir. En un principio era a las 11:30, pero la demora en la notificación postergó el encuentro para las 13 en La Plata.

Reunión paritaria en la provincia de Buenos Aires (Dino Calvo)
Reunión paritaria en la provincia de Buenos Aires (Dino Calvo)

Pese a que en un principio se hablaba de acatamiento, la reunión fue más extensa de lo que se esperaba. Duró tres horas y media y hubo cruces fuertes de opinión. Al final, acordaron acatar la medida, pero anunciarlo recién mañana a la tarde para que SUTEBA y FEB, los dos gremios más fuertes, puedan comunicar la decisión en sus congresos en forma orgánica.

Más allá de que el frente gremial pidió estricta reserva hasta mañana, cuando hará el anuncio formal a las 14, fuentes sindicales confirmaron a Infobae que la decisión es dictar clases el lunes y no ir al paro.

"La idea es acatar la conciliación obligatoria. Nos exponemos a multas económicas y hasta a la suspensión de la personería gremial. No queremos más quilombos que el propio conflicto", dijeron desde un sindicato bonaerense.

Es que la resolución deja en claro que, en caso de no acatar la conciliación obligatoria, se llevarán adelante sanciones económicas e incluso el posible cese de la personería gremial. También expresa que se debe garantizar el dictado de clases por al menos 15 días hábiles. "Se intima a las partes a retrotraer la situación a la fecha anterior al inicio del presente conflicto, procediendo a la suspensión inmediata de las medidas de acción directa dispuestas y a abstenerse de adoptar cualquier otra", dice.

En las últimas horas se planteó una duda con respecto a la legitimidad de la medida debido a que la Provincia asume un doble rol: negocia salarios con los maestros y dicta la conciliación como autoridad administrativa. "Siempre fue así. La ley de paritarias nuestra establece que el Ministerio de Trabajo convoca a la negociación y la regula. Nunca se avanzó en la creación de un organismo independiente", planteó una fuente del FUDB.

Fuera del frente de unidad, el gremio UDA ya confirmó oficialmente que se plegará a la conciliación obligatoria. "Por razones de conveniencia, mérito y oportunidad, y por compartir el principio de paz social y diálogo permanente que debe primar en estos conflictos, desde la UDA acatamos la conciliación, y dejamos en suspenso el paro decretado mientras dure el período de la medida", sostuvo Sergio Romero, su secretario general.

Seguí leyendo: