Oficinas siglo XXI: cómo crear espacios saludables para retener a empleados Millennials

Según un informe internacional, los lugares de trabajo deberían estar diseñados poniendo un énfasis especial en el bienestar y la salud. Cómo lograr crear una oficina que se adapte a las necesidades de los trabajadores jóvenes
Cómo deben idearse las oficinas para retener a empleados jóvenes (iStock)

El trabajo a tiempo completo lleva a que se pasen más horas en el trabajo que en la propia casa. A pesar de la búsqueda interminable del equilibrio entre el mundo laboral y la vida privada, la realidad es que la tasa de agotamiento está aumentando. Además, en 2013, un informe de la Organización Mundial de la Salud arrojó que la mayoría de los países tiene estándares mínimos para las características de seguridad y salud en el lugar de trabajo, y pocos están enfocados en los aspectos de salud mental de las condiciones de trabajo.

La oficina siempre ha sido vista desde una perspectiva de riesgo para la salud, pero nunca como un lugar gratificante que puede ayudar a mejorar el desempeño, centrándose en el bienestar de los empleados. Y las empresas ya están tomando nota de este problema.

Elizabeth Nelson, investigadora de la Universidad de Twente, y Wouter Oosting, director senior de estrategias y diseño de CBRE Holanda, exploraron oportunidades para aumentar el potencial de los trabajadores centrándose en un enfoque holístico de la salud en los espacios laborales.

Las oficinas de Twitter en California, un ejemplo de espacios desestresantes

Durante este proyecto de investigación de siete meses de duración, Nelson y Oosting crearon un ambiente de oficina más saludable para los empleados, adaptándolo a sus necesidades desde la perspectiva del cuerpo y la mente. También evaluaron el esfuerzo mental y los niveles de energía de los empleados diariamente, comparándolos con el grupo cuyo ambiente seguía siendo el mismo.

¿Los resultados? "La gente tuvo mucho mejor rendimiento en situaciones saludables que en sus situaciones típicas", aseguró Nelson. "Todos estamos jugando con los niveles de energía. Si estamos cansados, vamos a la cafeína y al chocolate en lugar de al aire fresco, al sol, a los alimentos nutritivos y al agua. Los efectos positivos de estos cambios sencillos fueron realmente significativos".

La salud primero

La gente rinde mejor en espacios de trabajo relajados y no estresantes (iStock)

Oosting comenzó a cambiar el ambiente de los empleados, con un enfoque diferente cada mes, incluyendo la adición de plantas a los espacios de trabajo, mejorando la iluminación de la oficina, ofreciendo aperitivos nutritivos en lugar de azúcar y cafeína. Durante el experimento también se ofreció yoga en la oficina, se alentó el caminar y la meditación.

Oficinas eco-friendly y saludables

Ofrecer un snack saludable potencia el rendimiento de los empleados y ayuda en su bienestar (iStock)

Agregar plantas a los ambientes ha demostrado mejorar las cefaleas, la depresión, la concentración, la autodisciplina y el estrés fisiológico, según la investigación de Nelson.

Pero los resultados más tangibles provienen de la alteración de las colaciones por la tarde. A las 3 p. m., el horario donde es más común recurrir a una colación en Europa, a un grupo se le dio golosinas y harinas, mientras que al otro grupo se le ofreció batidos verdes. Luego, se descubrió que el grupo que comía verduras tenía mucho más enfoque, con una tasa de precisión del 91%, frente al 46% del otro grupo.

Chau al estrés

Nelson también probó la respuesta de un grupo de control a situaciones de alta presión, colocándolas en posiciones incómodas (pidiendo a las personas que actuarán frente a sus colegas o cantaran en público). Aquellos que fueron colocados en situaciones de alto estrés realizaron la tarea de precisión un 30% más bajo, en comparación con los empleados que estaban menos estresados ​​antes de tomar la prueba.

Todos los cambios fueron diseñados para mejorar la calidad de vida de los empleados

Todos los cambios fueron diseñados para mejorar la calidad de vida de los empleados, lo que finalmente los ayudó a estar más comprometidos, enfocados y cómodos en sus puestos de trabajo, de acuerdo con Nelson y Oosting.

"Después de siete meses de estudios simples, hemos sido capaces de mejorar la calidad de vida y desbloquear el potencial humano", afirma Oosting. "Estamos tratando de crear un ambiente donde los empleados puedan hacer un mejor trabajo en menos tiempo".

LEA MÁS:

Últimas noticias

Mas Noticias