Cuáles son las claves que espera el mercado a partir del anuncio del Gabinete de Alberto Fernández

Esperan definiciones para la actividad productiva, la plaza financiera y cambiaria y la renegociación de la deuda

El presidente electo mantuvo una agenda activa de trabajo para definir equipos y políticas (Pablo Barrera)
El presidente electo mantuvo una agenda activa de trabajo para definir equipos y políticas (Pablo Barrera)

A poco más de una semana para que asuma el presidente electo, el mercado atraviesa una calma que podrá continuar o no a partir de las determinaciones del nuevo mandatario una vez que llegue al sillón de Rivadavia, sobre el plan económico; la política monetaria; la política cambiaria; la renegociación de la deuda público-privada; y la relación con el Fondo Monetario Internacional.

Mientras que sectores castigados durante los últimos años por la estanflación, como la industria (acumula más de 7% de caída en lo que va de 2019) aguardan la concreción de un Pacto Social que preste condiciones para una reactivación de la producción y la puesta en marcha de la economía.

En ese contexto, analistas consultados por Infobae coincidieron en que hoy se está operando al ritmo de esas señales y en modo ´wait and see´, al tiempo que destacaron que la atención para los próximos días va a estar focalizada en lo que tiene que ver con el anuncio del equipo que acompañe al presidente electo y los primeros lineamientos de política económica en términos fiscales, monetarios y cambiarios. Pero sobre todo, a la espera de definiciones con respecto a la reestructuración de la deuda.

<b>Hoy se está operando al ritmo de esas señales y en modo ´wait and see´</b>

“Yo no apuntaría a conocer un programa porque es demasiado ambicioso en este momento. Lo que si se va teniendo es cierta orientación de lo que pueda ser la política monetaria del gobierno de Alberto Fernández. La expectativa es que se va a volver a la emisión monetaria dejando de lado el crecimiento cero de la cantidad de dinero. Y ahí la consecuencia puede llegar a ser un salto inflacionario o un aumento de la brecha entre los tipos de cambio”, apuntó Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal Inversiones.

Con respecto a lo que suceda con le renegociación de la deuda pública consideró que va a haber una propuesta para los acreedores pero advirtió que no cree que surja una vez que sea electo el Gabinete. “Lo que tiene que definir el nuevo Gobierno es si va a ir a negociar con todos los acreedores y en simultáneo o no. Por el otro lado, hay que negociar con el FMI. En ese sentido es posible que vayamos a un programa de facilidades extendidas con el Fondo. Lo que no cabe duda es que hay que renegociar el Stand By vigente”, destacó.

El mercado descuenta que el Banco Central seguirá una política monetaria más flexible que la actual (AFP)
El mercado descuenta que el Banco Central seguirá una política monetaria más flexible que la actual (AFP)

Corujo detalló que en el mercado los bonos se están operando en un rango de 35 a 37% de paridad a 45 o 50%. Y agregó que van reaccionando con un volumen acotado a todo rumor que surge por lo que hasta que no existan novedades concretas del plan económico “el mercado se va mover como hasta ahora en base a lo que se va filtrando, con mucha volatilidad y poco volumen".

En esa línea, Ezequiel Zambaglione, Head Strategy de Balanz, coincidió en que lo que le falta al mercado en estos días es información. En tanto, destacó que básicamente las claves a través de los precios de los bonos son dos. La primera es saber qué decisión van a tomar con respecto a si van a seguir pagando los cupones a lo largo de la negociación con los acreedores, que va a ser difícil y tiene muchos actores. “El nuevo Gobierno sabe que si sigue pagando no le va a alcanzar la plata entonces va a querer negociar para ahorrarse las reservas del Banco Central que tiene ahora para destinarlas a otros fines”, analizó.

La segunda clave, señaló, es conocer qué tipo de negociación tiene el nuevo gobierno en la cabeza y en ese punto sostuvo que “la impresión es que está interesado en una negociación más amistosa con los acreedores".

<b>La impresión es que el nuevo gobierno estará interesado en una negociación más amistosa con los acreedores (Ezequiel Zambaglione)</b>

Y la tercera es qué plan económico tiene el gobierno como para que la economía crezca y haya equilibrio fiscal. “La propuesta para negociar la deuda junto con el plan económico tiene que ser creíble para que Argentina vuelva a tener acceso al mercado de capitales. Yo considero que atrás del Gabinete están las respuestas a todas estas preguntas”, amplió.

Cabe destacar que si bien el suspenso se va terminando, los analistas y operadores coinciden en que lo más difícil de administrar, más que el riesgo es la incertidumbre.

Para Gustavo Ber, titular del estudio homónimo, lo que está sucediendo con el mercado durante la transición de poder y en medio de las restricciones cambiarias es "una novela muy larga con episodios traumáticos, que está bueno que se vaya terminando”. Y remarcó que los termómetros que dan cuenta de lo que sucede con la economía y las finanzas esta vez no pueden actuar de forma anticipada dando grandes señales porque el hermetismo pareciera ser el común denominador de esta etapa.

Asimismo, añadió que hay mucha incertidumbre más allá de que hay lineamientos de hacia dónde apuntan los vientos: “cuestiones de política económica que están más o menos claras que marcan una orientación de lo que puede venir. Hoy por hoy tenemos una operatoria lateralizada dentro de un acotado rango de trading. Posiblemente la semana que viene siga siendo así. Pero hay que estar pendiente a las variables”, explicó.

<b>Los termómetros que dan cuenta de lo que sucede con la economía y las finanzas esta vez no pueden actuar de forma anticipada dando grandes señales porque el hermetismo pareciera ser el común denominador de esta etapa (Gustavo Ber)</b>

En relación a la negociación de la deuda con acreedores sostuvo que lo que hay que tener en cuenta es lo que va a pasar con los vencimientos post 10 de diciembre. “Sobre todo la deuda en pesos. La primera bola de nieve que se viene es la de vencimientos reperfilados. Y ahí seguramente habrá un reestructuración y una negociación más rápida”, afirmó.

Según Ber, parecería que el nuevo gobierno irá primero por la negociación de la deuda local, tanto en pesos como en dólares y después por la internacional en simultáneo con un nuevo acuerdo con el Fondo, aun cuando no aporte nuevos recursos. No obstante, advirtió que Argentina depende de los recursos domésticos y agregó que hacerle frente a la deuda con la caja no es algo que se haga en ningún lado del mundo. “No podes pagar la deuda contra las reservas. Esta situación tiene los meses contados y se tiene que resolver en los próximos 120 días por los menos”, planteó.

Los operadores esperan una negociación de la deuda con los inversores institucionales en simultáneo con el Fondo Monetario Internacional
Los operadores esperan una negociación de la deuda con los inversores institucionales en simultáneo con el Fondo Monetario Internacional

El contexto global y regional

Otros aspectos relevantes que tendrá expectantes a los mercados tienen que ver con lo que suceda nivel global y los tumultos regionales. Desde el punto de vista del apetito por el riesgo global se transita por un sendero positivo con la bolsa de Nueva York rompiendo nuevos máximos.

En este aspecto se están viendo monedas con fuertes depreciaciones como en Brasil, Chile, México y Colombia. “Que la moneda se devalúe en la región no es positivo para la Argentina, sobre todo en un contexto de adormecimiento del tipo de cambio”, sostuvo Ber. “El atraso cambiario lo tenemos a la vuelta de la esquina. Por ahora las brechas están lejos de reflejar eso producto de la necesidad de pesos y la excesiva dolarización durante las elecciones, pero habrá que estar atentos a esto”, sentenció.

infobae-image

Cabe recordar que esta semana el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, dijo en el balance de gestión de esa cartera para el período 2016-2019: “en términos de bienestar, los resultados económicos del programa 2016-19 fueron inferiores a los esperados. Y que por lo tanto no habrá reducción de la pobreza y el desempleo sin un crecimiento sostenido, ni crecimiento sin estabilidad, ni estabilidad sin consistencia macroeconómica” (equilibrio fiscal, balance externo, prudencia monetaria).

De esta manera, los temores que surgen en el mercado están atados a la capacidad y a la voluntad que tenga el gobierno de Alberto Fernández de revertir este cuadro de situación en un marco donde si bien el peronismo se ha vuelto a unir, es sabido que no todos tienen un criterio unificado sobre el proyecto de país al que apuntan.

Seguí leyendo:

La promesa de Alberto Fernández a los industriales: “No vamos a traer remeras de China y bicicletas de Corea”

Tarifas: las distribuidoras de gas descartan que Alberto Fernández autorice el 40% de aumento que pretenden y no invertirán en 2020

Créditos UVA: Alberto Fernández estudia congelar por seis meses las cuotas y el capital de los préstamos


MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS