La Reserva Federal de Estados Unidos flexibilizó la política monetaria (Getty)
La Reserva Federal de Estados Unidos flexibilizó la política monetaria (Getty)

La suba del piso de tasas de interés por parte del Banco Central Argentino y el derrumbe de las monedas de la región frente al dólar fueron las noticias que dominaron la jornada, en respuesta al relajamiento de la política monetaria de los EEUU. Es más, Brasil bajó medio punto su tasa de referencia y la llevó al mínimo histórico de 5,5% anual para reactivar su economía. La Argentina, por el contrario, aumentó el piso de la tasa de Política Monetaria a 78% anual para que los pesos no salgan a buscar al dólar.

Las regulaciones hicieron tal desbarajuste que el peso argentino subió 2 centavos en la plaza mayorista, con una leve intervención de la banca oficial para evitar un alza mayor. Lo cierto que el dólar terminó en $56,52 en este mercado que hasta hace poco negociaba USD 900 millones y ahora se conforma con la tercera parte y, encima, una porción corresponde a operaciones en de bancos oficiales o del Central.

Si se analiza lo que pasó con Brasil donde el dólar aumento 4,11% o en Chile donde el alza fue de 1,11% o México con una desventaja de su moneda frente a la divisa norteamericana de 0,25%, todo parece absurdo. El dólar además subió 0,35% frente a las seis principales monedas del mundo.

El dólar además subió 0,35% frente a las seis principales monedas del mundo

Las intervenciones estatales y los controles distorsionan la economía al punto que quien lea la cotización de dólar en los distintos países, dirá que en la Argentina reside la moneda más fuerte: el peso, que prácticamente terminó a la par frente a la divisa de Estados Unidos.

De hecho, en bancos y casas de cambio, la intervención de bancos oficiales, hizo que la cotización del dólar suba apenas 9 centavos, a 59,15 pesos.

El que estuvo activo fue el blue porque los dólares oficiales son una escenografía que encubre una crisis electoral. En la plaza marginal, la divisa aumentó 75 centavos y cerró a $62,75. El dólar fuga o contado con liqui subió 40 centavos, a $69,50, mientras el MEP, que es el que surge de negociar con bonos, perdió 50 centavos y cerró a $65,30 porque mejoró el precio de los títulos.

El dólar fuga o contado con liqui subió 40 centavos, a $69,50, mientras el MEP, que es el que surge de negociar con bonos, perdió 50 centavos y cerró a $65,30 porque mejoró el precio de los títulos

Esto hizo que el Índice de Riesgo País bajara 3,2%, a 2.084 puntos. La "culpa" del movimiento la tiene la baja de la tasa en Estados Unidos de 0,25 puntos a entre 1,75 y 2% anual. El Bono del Tesoro subió de precio para ajustar su rendimiento a 1,78% y estar acorde frente a la nueva situación que desata los peores tweets de Donald Trump, que insiste en que Jerome Powell, el presidente de la Reserva Federal, lleve la tasa norteamericana por debajo de 0% anual como lo hace Europa.

Por la mente de Powell no pasa una idea siquiera similar. A lo sumo impondrá otra baja de tasas de 0,25 puntos, algo que no es seguro, en alguna de las dos reuniones que quedan antes de fin de año, la del 30 de octubre y la del 11 de diciembre.

Lo cierto es que los bonos locales tuvieron subas respetables en dólares. El Bonar 2024, el título de referencia de la deuda, aumentó 1,09% y el Bonar 2020, 2,47% en dólares. Ambos bonos, pueden darse por defaulteados porque no hay chaces de pagarlos a su vencimiento.

Los bonos locales tuvieron subas respetables en dólares. El Bonar 2024, el título de referencia de la deuda, aumentó 1,09% y el Bonar 2020, 2,47% en dólares

Ni Mauricio Macri, ni Alberto Fernández, han mostrado planes para renovar la deuda. Fernández directamente habla de restructuración, una forma elegante de llamarla default selectivo. Ya se habla de una quita mínima de 40%. Otros suben su pálpito hasta 55%. La incógnita es qué cupón de interés traerán y a qué plazo se refinanciarán.

Las Letras de Liquidez, siguieron bajando sus tasas. El Banco Central colocó Leliq por $239.655 millones a 83,20% anual lo que significa una baja de 0,26 puntos en el rendimiento y una absorción de $23 mil millones porque lo que captaron supera a los vencimientos.

Un dato que trae una alegría que no merece un brindis por lo pequeño, es que por primera vez desde las PASO crecieron los depósitos en dólares del sector privado. El aumento fue modesto, USD 20 millones.

Sin embargo, no pudo impedir que las reservas cayeran 66 millones a USD 49.814 millones debido a que el dólar volteó al euro y destruyó al oro que bajó 1,02%. Estos dos factores incidieron absolutamente sobre las reservas.

Por primera vez desde las PASO crecieron los depósitos en dólares del sector privado. El aumento fue modesto, USD 20 millones

La Bolsa, después de cinco ruedas consecutivas de alza, sumó su segunda caída. Esta vez el S&P Merval, el índice de las acciones líderes, cedió 0,26% con escasos negocios por $ 534 millones. Lo que hay que destacar es que cerró en el máximo de día. En el panel predominaron las subas que fueron moderadas en la mayoría de los papeles. Tampoco hubo grandes caídas.

En Wall Street, los ADR´s argentinos, certificados de tenencia de acciones. El cierre fue mixto. Se igualaron alzas y subas. El papel de mejor performance fue Edenor 2,67%. La contracara fue IRSA que cayó 5,05 por ciento.

RAVA 18 - 19
Para este jueves se espera otra rueda de intervención de la banca oficial o de los bancos centrales para evitar que el dólar suba.  Todos los sentidos están puestos en el día clave, el 23 de setiembre, cuando un fondo extranjero pase a dólares alrededor de $25 mil millones. Ya tiene anotados precios de futuros de bonos argentinos en dólares con los que piensa hacer operaciones de contado con liquidación para hacerse de las divisas.

Los agentes de Bolsa están en una disputa para participar de esas operaciones y hacerse de una parte de las comisiones que se pagarán.

Seguí leyendo: