El mercado inmobiliario ajustó más por caída de ventas que del valor de los inmuebles (NA)
El mercado inmobiliario ajustó más por caída de ventas que del valor de los inmuebles (NA)

Entre mayo de 2018 e igual mes del corriente año el valor promedio de los departamentos nuevos y usados se desvalorizó en dólares entre 4,7% en el primer caso y 5,4% en el segundo, mientras que índice de salario real en términos de metro cuadrado del inmueble cotizado en divisas se deprimió poco más de 30%, según estimaciones del Instituto de Economía de la Universidad Argentina de la Empresa.

Semejante brecha, que se espera comience a revertirse moderadamente a partir de junio, con el cierre de la mayor parte de los acuerdos salariales en paritarias, y el retroceso inicial de la paridad cambiaria, explica el derrumbe de los actos escriturales, y también de las solicitudes de créditos UVA.

El deterioro de la capacidad de compra de un metro cuadrado con un salario medio explica el derrumbe de los actos escriturales y también de las solicitudes de créditos UVA

El promedio simple del precio de oferta del m2 para el conjunto de 13 barrios relevados por la casa de altas estudios fue de USD 3.835 para los departamentos nuevos, USD 3.285 para los usados.

En el caso particular de los barrios de Belgrano, Núñez, Palermo y Recoleta, el estudio privado estimó que se necesitaron 4,6 salarios para adquirir un  metro cuadrado de vivienda nueva y 3,9 un m2 de vivienda usada.

Se trata de relaciones que determinaron que mientras en mayo de 2018 con un salario medio se podían comprar el 31,5% de un m2 a estrenar de una vivienda en la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires, 12 meses después se contrajo 21,8 por ciento.

Similar situación se verificó para el caso de las propiedad habitacionales de segunda mano, para las cuales el Índice de Salario Real en términos de metro cuadrado de la vivienda mostró un descenso interanual de 30,2%. En este caso, el salario permitió adquirir apenas 25,6% de un m2 de vivienda, 11 puntos porcentuales inferior a la capacidad de compra de un año antes.

Seguí leyendo: