En bancos y casas de cambio, donde opera el público, la divisa perdió 17 centavos y se vendió a 45,95 pesos
En bancos y casas de cambio, donde opera el público, la divisa perdió 17 centavos y se vendió a 45,95 pesos

El optimismo llegó del exterior. Jerome Powell, el titular de la Reserva Federal, el banco central de Estados Unidos, dijo que el organismo que preside está dispuesto a ayudar a la economía. Con esto confirmó un adelanto que el día anterior dio uno de los gobernadores de la FED: que hay enormes posibilidades de que se recorten las tasas de interés.

Inmediatamente rebotó Wall Street. Los tres principales indicadores subieron más de 2%, mientras bajaba el precio de los bonos del Tesoro que ahora están rindiendo 2,12 por ciento.

Por supuesto, que los países emergentes se beneficiaron con el mejor humor de los norteamericanos. De hecho, el dólar bajó en toda la región. En Chile perdió 1,10%, en Brasil 1% y en México 1,05%. En la Argentina, el dólar también bajó, pero tuvo la menor caída de Latinoamérica al perder solo 0,40 por ciento. Pero a Guido Sandleris, el titular del Banco Central. no lo debe preocupar, porque prefiere la estabilidad a la volatilidad que provocan fuertes subas y bajas.

El dólar mayorista abrió a $44,70 y llegó a tocar 44,67 pesos. A partir de allí tuvo un lento crecimiento que lo llevó a un máximo de $47,80 pero en los quince minutos finales comenzó a retroceder y cerró a $44,72, lo que representa una caída de 18 centavos respecto a la rueda del día anterior. El monto de negocios mejoró y es un buen augurio. Se operaron USD 857 millones, 83 millones más que el lunes.

En bancos y casas de cambio, donde opera el público, la divisa perdió 17 centavos y se vendió a 45,95 pesos.

El otro alivio que tuvo la Argentina fue la baja del riesgo país de 4,2% a 970 puntos por la fuerte suba de 1,13% del Bonar 2020, el bono más vulnerable.

En estas circunstancias, el Banco Central aprovechó para recortar la tasa de las Letras de Liquidez (Leliq). Licitó $232.700 millones por los que pagó 70,53% anual, (-0,16 puntos). Además, siguió secando la plaza porque absorbió $12.500 millones. En dos días quitó de circulación casi $ 50 mil millones, lo que le quita poder a los demandantes de dólares.

Las reservas perdieron USD 33 millones a pesar de la suba del euro y del dólar. Terminaron en USD 64.747 millones.

La Bolsa, se contagió del optimismo del mundo. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, subió 2,77% con un regular monto de negocios de $695 millones. Si la bolsa hubiera cerrado 5 minutos antes, la suba hubiera sido de 3 por ciento.

Los bancos estuvieron entre los más buscados. Grupo Financiero Galicia y Supervielle lideraron las alzas con una suba similar de 7,04 por ciento. Banco Macro avanzó 6,27%; Galicia, 5,17%; y Francés, 5,03 por ciento.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

En Wall Street, los ADR's –certificados de tenencias de acciones que cotizan en dólares– tuvieron un comportamiento similar. Banco Supervielle creció 7,71%, seguido por Macro con 6,98% y Galicia con 6,08 por ciento.

Una de las acciones que bajó fue la de MercadoLibre (-3%) pero no debe preocupar demasiado a los que apostaron a este papel porque en lo que va del año les está dando una ganancia de 88% en dólares.

Se espera un que la próxima rueda sea positiva porque en el post cierre Wall Street siguió subiendo al igual que las bolsas europeas. Por supuesto, las bolsas orientales que abren más tarde subirán influidas por lo que sucedió el martes en Occidente.

En el mejor humor del mercado local pueden influir las estimaciones de las consultoras. En el relevamiento que hace el Banco Central calculan una inflación de 3% para mayo y de 40,3% para todo 2019. Estiman que el dólar a fin de año en el mercado mayorista cotizará a 51 pesos.

Encuestas y pronósticos en a Argentina dan alegría o tristeza por poco tiempo. El país se vuelve más volátil a medida que se acercan las elecciones.

Seguí leyendo: