El ex secretario de Finanzas, Miguel Kiguel. (Colin Boyle)
El ex secretario de Finanzas, Miguel Kiguel. (Colin Boyle)

El economista y ex secretario de Finanzas Miguel Kiguel consideró que la Argentina debería renegociar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y rechazó la posibilidad de que se produzca una devaluación y el país caiga en default.

Kiguel señaló que la Argentina debe renegociar con el FMI y acordar un nuevo préstamo con facilidades extendidas a 10 años", dado que el país no puede afrontar la deuda que vence en 2022.

El economista opinó que Argentina debería extender el plazo de repago de la deuda con el FMI, porque "no tiene capacidad de desembolsar USD 20.000 millones en 2022".

"Eso es imposible de pagar. Pero eso no es un problema que va a llevar al default. Uno se sienta y renegocia", remarcó. Pronosticó que "si Argentina tiene un problema, el FMI tiene un problema y por eso, el acuerdo se va a tener que renegociar".

Kiguel rechazó la posibilidad de que se produzca una devaluación y el país caiga en default

Al hablar en la Exposición Argentina de Economía, Finanzas e Inversiones (ExpoEFI), señaló que "el país necesita cambiar su acuerdo con el Fondo y tener más flexibilidad para poder intervenir" en el mercado de cambios y "usar esos USD 10.000 millones en forma eficiente, es decir, cuando hace falta".

"Si no, va a ser muy difícil garantizar que el tipo de cambio no se va a escapar", sostuvo Kiguel, director de la consultora Econviews.

Considero que la tasa de interés "ya está usada a full" por el Banco Central, como elemento para contener al dólar, y señaló que subirla aún más no tendrá impacto para frenar el dolar.

Kiguel evaluó que "la banda de no intervención de Banco Central en el mercado cambiario del 30% es extremadamente ancha".

El economista rechazó que este año vaya a producirse una depreciación del peso, al sostener que "no hay razón para pensar en una gran devaluación, salvo que haya crisis de confianza o pánico financiero".

El ex secretario de Finanzas rechazó los análisis que afirman que la Argentina se encamina a entrar en default, al señalar: "Me parece irresponsable hablar de un default, porque el costo promedio de la deuda en dólares de Argentina es del 5,7%; no es un costo alto. Tenemos un riesgo país alto pero el costo de la deuda no es alto", sostuvo.

Al referirse a la aceleración de la inflación, Kiguel reconoció que los números "se han escapado" y advirtió que "hay ajustes de precios que nada tienen que con la cantidad de dinero".

Seguí leyendo: