El mercado de cabotaje se reacomoda luego de un año de turbulencias económicas (Adrián Escandar)
El mercado de cabotaje se reacomoda luego de un año de turbulencias económicas (Adrián Escandar)

Para el sector aéreo, el 2018 fue un año de cambio de reglas, con la irrupción del modelo low cost y la llegada de nuevas empresas al mercado de cabotaje que disparó la cantidad de pasajeros y de vuelos, especialmente entre provincias que antes no se conectaban sin pasar por Buenos Aires y con nuevas rutas a destinos internacionales desde aeropuertos del interior.

Sin embargo, también fue un año turbulento, donde las empresas tuvieron que adaptar sus planes no solo a las nuevas reglas del mercado sino también a las dificultades de la economía local y global, que las golpeó con la devaluación y la disparada de los precios internacionales del petróleo.

Durante 2018, los vuelos de cabotaje crecieron un 10% y sumaron más de 14 millones de pasajeros, un 13% que el año anterior, según los últimos datos de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (Eana). Aerolíneas Argentinas es, lejos, la empresa con más participación de mercado doméstico, con un 68% del total, aunque perdió seis puntos en comparación con el año anterior. Sumó un 2% más de vuelos y un 3% más de pasajeros.

En el caso de Latam, su participación cayó 4 puntos (de 20% a 17%) en 2018 y perdió un 7% de pasajeros. Mientras que Andes, la tercera compañía en tamaño, atravesó un año de recorte en cantidad de aviones y empleados, pero creció un 2% en participación de mercado (pasó del 5% en 2017 al 7% en 2018) y ganó un 58% más de pasajeros con un 38% más de vuelos.

Jetsmart, la nueva low cost que se suma al mercado en 2019
Jetsmart, la nueva low cost que se suma al mercado en 2019

En cantidad de pasajeros —siempre en el mercado doméstico— el cuadro se completa con las empresas más nuevas: la low cost Flybondi ocupó el cuarto lugar seguida por Avianca y la recién llegada Norwegian. Pero ninguna de ellas cerró el año con más del 70% de ocupación, un factor clave para que una empresa de tarifas bajas sea rentable. Por su modelo de negocio necesitan que sus aviones vuelen lo más llenos posibles.

Esta semana, el ministerio de Transporte informó que durante el año pasado se llegó al millón de pasajeros que volaron en modalidad low cost en las dos empresas radicadas localmente por el momento (Flybondi y Norwegian)

Las novedades para este año 

¿Cuáles son las principales novedades para 2019? Este año se sumará al mercado de cabotaje Jetsmart, una aerolínea de bajo costo creada por el fondo de inversión estadounidense Indigo Partners. Comenzarán a vender pasajes en los próximos días y estiman iniciar sus primeros vuelos en abril, para lo que ya cuenta con dos aviones Airbus A320 nuevos (ya vuelan a Santiago). La proyección de la compañía es llegar a fines de 2019 con 25 vuelos —todos desde el aeropuerto de El Palomar— y cinco aviones propios.

Más allá de las dificultades económicas, Estuardo Ortíz —CEO de la compañía— explicó a Infobae que el mercado de cabotaje en la Argentina tiene mucho espacio para crecer, ya que la cantidad de viajes promedio por habitante es casi la mitad que en Chile. El modelo de negocios de la compañía en el mercado vecino se basa en tarifas a partir de los USD 3 —a lo que luego deben sumarse las tasas— y su idea es replicarlo en la Argentina.

Pero el directivo de la empresa advierte que las tasas aeroportuarias en los aeropuertos argentinos son mucho más altas que en Chile, donde luego de implementar una baja del 20% lograron un aumento en la cantidad de pasajeros.

La low cost europea Norwegian comenzó a volar en octubre y ya transportó 102.000 pasajeros
La low cost europea Norwegian comenzó a volar en octubre y ya transportó 102.000 pasajeros

Desde Norwegian, la compañía europea, aseguran que sus planes se mantienen "ajustados" a lo programado. La compañía comenzó a volar hace poco más de tres meses a Mendoza, y luego fue sumando vuelos a Neuquén, Iguazú, Bariloche y Salta. Están operando seis rutas con 14 vuelos diarios que salen de Aeroparque con cuatro aviones Boeing 737 800 de dos años de antigüedad.

"Apuntamos a tener entre 10 y 15 aviones a fines de 2019, incorporar rutas y aumentar las frecuencias. También empezar con vuelos regionales desde la Argentina en el último trimestre", explicó Matías Maciel, director de Comunicaciones y Asuntos Públicos de la empresa, y advirtió que como están dando sus primeros pasos pueden tener costos fijos menores que sus competidoras que ya tienen una estructura más desarrollada.

Flybondi, en tanto, ya anunció que durante la primera mitad de 2019 va a sumar siete rutas nuevas entre los destinos que ya opera y dos nuevas: Rosario y Trelew. Además analizan posibles rutas a Brasil para la segunda mitad del año.

"En poco tiempo hemos logrado una operación eficiente que nos permite ofrecer siempre las tarifas más bajas, sirviendo al 8% del mercado de cabotaje, y con un servicio seguro, confiable y diferente, más cálido y muy cercano al cliente. Creemos que esto nos posiciona bien frente a la llegada de nuevos players", le dijo a Infobae Andrés Vacarezza, CEO interino de la empresa. A fines de diciembre, Vacarezza reemplazó a Julian Cook, fundador de la compañía quien ahora es vicepresidente del Directorio.

Flybondi, pionera del mercado low cost local

Entre los hitos de 2018, la pionera del sector low cost local destaca que inauguró 21 rutas (18 de cabotaje y 3 regionales), que incorporó cinco  aviones (Boeing 737-800 Nueva Generación) y que ya cuenta con una dotación de 560 empleados. Además, transportó a más de 900.000 pasajeros de los cuales más de 130.000 lo hicieron por primera vez en su vida.

"En los próximos cinco años, la compañía aspira a duplicar el mercado aerocomercial y transportar más de 10 millones de pasajeros, ofreciendo siempre los precios más bajos del mercado. Nuestro compromiso con el país es de largo plazo, por eso, dentro de este plan se prevé la generación de 2.000 nuevos empleos directos y 25.000 indirectos", expresó el CEO.

Otras de las novedades que podría traer 2019, aunque no está confirmado, es el ingreso al mercado doméstico de la chilena Sky, que ya vuela a Santiago de Chile desde El Palomar. Desde Anac ya prevén una ampliación del espacio para que más aviones puedan permanecer en el aeroparque para lo que se utilizará el actual estacionamiento de autos. El Palomar se inauguró en febrero del año pasado y se ubicó entre los 13 principales del país, con 658.000 pasajeros transportados a lo largo de 2018.

El impacto de la devaluación y el precio del petróleo

Pero para algunas compañías, las dificultades económicas significaron una reducción de sus planes y estrategias de crecimiento. Andes, por ejemplo, que el año pasado se tuvo que desprender de cuatro aviones Boeing 737-800 (que se usaban para vuelos chárter al Caribe y Brasil) y cancelar una de sus frecuencias entre Salta y Tucumán.

"A partir de mayo del año pasado cambió la situación del lado de los costos con alta inflación, devaluación, dolarización del precio interno del combustible y caída en la demanda de vuelos al exterior", explicó a Infobae Horacio Preneste, gerente Comercial de Andes.

Lasa tenía un proyecto para unir ciudades de la Patagonia pero pudo operar solo 24 días
Lasa tenía un proyecto para unir ciudades de la Patagonia pero pudo operar solo 24 días

El ejecutivo señaló también el impacto del modelo low cost. "La liberación de tarifas debe ir acompañada por políticas antidumping. No puede haber una competencia extrema sin ninguna protección. Hay compañías que invierten dinero para perder plata, bajan los precios para comprar demanda, dañan a otras compañías y después suben los precios", indicó.

La aerolínea Lasa, en tanto, directamente suspendió sus operaciones luego de volar durante apenas 24 días con un plan de rutas que unía distintas ciudades de la Patagonia en aviones pequeños. "Nos desgastó el sistema. Las demoras en obtener los permisos, la devaluación, las acreditaciones de pagos a 60 días", explicó José Vera, fundador de la firma que hoy está en proceso de venta.

Las compañías tradicionales renuevan sus estrategias

Durante este año, las compañías tradicionales también seguirán adaptando su negocio para competir con la modalidad low cost. Desde Aerolíneas destacaron que todavía hay una gran demanda insatisfecha que les deja mucho margen de crecimiento. "Hoy los argentinos seguimos volando la mitad de los brasileños y un tercio que los chilenos. Aerolíneas, con casi 70% del market share, es responsable de empujar ese crecimiento. Lo primero de cara al 2019 es seguir generando más ofertas de vuelo, más frecuencias y, sin duda, precios acordes a ese nuevo nivel de demanda que empieza a aparecer", explicaron fuentes de la compañía.

En la aerolínea de bandera las promociones de ventas a partir de la eliminación del piso tarifario tuvieron un impacto muy positivo en la demanda con 393.000 tickets vendidos en solo una semana. La empresa cerró 2018 con un récord histórico de 9,8 millones de pasajeros transportados en vuelos domésticos.

En Latam tienen una visión similar. "El aumento de empresas competidoras,es un desafío para el cual nos venimos preparando como Grupo Latam desde hace un tiempo en los distintos mercados donde también operamos (Brasil, Colombia, Ecuador, Perú). En la Argentina hay mercado para crecer y la eliminación de la banda tarifaria permitió a la compañía ejecutar su nuevo modelo de ventas, donde el pasajero puede pagar solo por los servicios que requiere y seleccionando la tarifa que más se ajusta a sus necesidades", concluyeron.

Render de la remodelación del aeropuerto de Ezeiza
Render de la remodelación del aeropuerto de Ezeiza

Finalmente, en cuanto a la infraestructura de las terminales del país, Aeropuertos Argentina 2000 destacó que continúan con un "importante programa de inversiones y expansión de infraestructura" con obras muy relevantes en Ezeiza, Iguazú, Córdoba y Aeroparque.

"Además estamos modernizando los aeropuertos de Comodoro Rivadavia, Jujuy y San Juan. En Mendoza, Tucumán y Formosa estamos haciendo pistas nuevas. Todas estas inversiones son aliadas estratégicas de la producción, la industria, y los servicios de las economías regionales", destacaron desde la empresa de Corporación América.

Seguí leyendo: