Taxistas "cazadores", atentados con autos quemados, allanamientos y fallos de jueces en todos los sentidos. Dudas legales y un fuerte crecimiento. A grandes rasgos, ese bien podría ser el resumen del año de Uber en la Argentina. La aplicación que promete revolucionar el transporte y la movilidad global, y que genera polémicas en varios países del mundo por su agresiva estrategia de desembarco y por el vínculo que establece con lo que ellos denominan "socios conductores", los choferes, asegura que 2018 fue "extremadamente positivo".

"Uno de cada 10 argentinos ya se bajó la aplicación de Uber. Son 5 millones de personas y eso habla de cómo la gente encontró en la app una solución para moverse y encontrar ingresos económicos. Hace unos meses operamos en Mendoza. Fue un año positivo y vemos que también viene bien el futuro", asegura Felipe Fernández Aramburu, responsable de Desarrollo de Negocios de la empresa en el país (el máximo cargo local). Licenciado en Administración de San Andrés con un MBA en Wharton, EEUU, el ejecutivo también trabajó en McKinsey & Company en México.

Uber es legal en toda la Argentina, estamos amparados por el artículo 1280 del Código Civil y Comercial que habla del transporte entre privados

– ¿Cuántas personas viven de Uber hoy?

En los últimos tres meses, un poco más de 50.000 personas generaron ingresos con la aplicación. Además, medimos semana a semana cómo evoluciona la tendencia y vemos un rápido crecimiento. Cada semana unas 2.500 personas hacen un viaje por primera vez.

Felipe Fernández Aramburu, responsable de Desarrollo de Negocios de la empresa en el país
Felipe Fernández Aramburu, responsable de Desarrollo de Negocios de la empresa en el país

– ¿De esos 50.000, para cuántos la aplicación es el principal ingreso?

– Para pocos. El 70% maneja unas 20 horas por semana. La gran mayoría lo toma como una actividad adicional y de corto tiempo.

– Tuvieron situaciones violentes de ataques a autos, conductores y hasta pasajeros. Este año se instaló el concepto "caza-Uber". ¿Cómo manejan ese tema?

– La seguridad es relevante para nosotros en todo el mundo. Hay cada vez más funcionalidades en la plataforma para ayudar. Este año tenemos una central de seguridad, con un botón para llamar al 911 y los choferes también pueden hablar con alguien que los atiende las 24 horas en nuestro centro.

Lo que falta en Capital es la actitud propositiva que tuvieron otros gobiernos. Desde el lado de Uber hay vocación y ganas de tener regulación

– ¿A nivel judicial hicieron algo?

– Muchos conductores hicieron denuncias. Tenemos información que las autoridades nos podrían pedir. Estamos dispuestos a ayudar.

– ¿Por qué no son legales en la ciudad de Buenos Aires?

– Uber es legal en toda la Argentina, estamos amparados por el artículo 1280 del Código Civil y Comercial que habla del transporte entre privados. En la Ciudad no existe una regulación que englobe nuevas tecnologías, pero hay diversos fallos que hablan de la actividad lícita que realizan los socios conductores.

Protestas de taxistas contra Uber (Gustavo Gavotti)
Protestas de taxistas contra Uber (Gustavo Gavotti)

– ¿En esa reglamentación es donde no pueden ponerse de acuerdo?

– Lo que falta en Capital es la actitud propositiva que tuvieron otros gobiernos. Desde el lado de Uber hay vocación y ganas de tener regulación. Creemos que trae posibilidades de trabajo en conjunto. Pedir un viaje y complementarlo con un transporte público. En muchas ciudades los gobiernos lo incentivan para reducir la cantidad de autos en la calle.

– ¿En qué no se ponen de acuerdo, entonces?

– Es una buena pregunta para hacerle también a la Ciudad. Desde nuestro lado, la actitud es de diálogo abierto. Pero ese diálogo no existe hoy.

– ¿Cuándo se reunieron por última vez?

– En algún momento de este año tuvimos alguna conversación. Nada más.

Desde este año la empresa es esponsor digital de la AFA
Desde este año la empresa es esponsor digital de la AFA

– ¿Qué les piden?

– Que cerremos la operación y después nos podemos sentar a charlar. Eso va en contra de lo que quiere la gente, que ya nos eligió. Tenemos un compromiso con ellos.

– ¿Analizaron apagar la aplicación?

– No.

– Hay polémica también con el vínculo laboral con los que ustedes llaman "socios conductores"…

– Es una discusión que se dan en el mundo. Acá, la justicia porteña dice que la persona que maneja una aplicación hace una actividad privada. Cada persona que maneja Uber está registrada como monotributista; o sea, realiza una actividad independiente.

Antes de Uber, Fernández Aramburu pasó por McKinsey México
Antes de Uber, Fernández Aramburu pasó por McKinsey México

– Pero en el mundo hay algunos fallos recientes que dicen que se podría reclamar un vínculo laboral formal.

– Es parte de las discusiones globales que se dan con las nuevas tecnologías, que hacen repensar marcos de leyes que fueron escritas hace años. No sólo en Uber, también en otros aspectos: en el fútbol está el VAR, por ejemplo. Se discute en todos lados como estos modelos se puede adaptar a los nuevos tiempos.

– Este año comunicaron que la operación local fue la que más creció en el mundo. ¿Además de crecer porque son nuevos, ese aumento tiene que ver con la coyuntura económica y más gente que busca un nuevo o segundo trabajo?

– Argentina es el país que más creció en el mundo para Uber. Tenemos las mejores tasas globales, y tiene que ver con varias cosas. Primero están las curvas de aprendizaje de los mercados y cómo adopta la gente el sistema. Además de los más de 5 millones que se bajaron la app, 900.000 se anotaron para manejar y eso tiene que ver con la forma en que la gente va encontrando opciones de adopción. El producto se entiende y por eso crecemos.

La gente que quiere manejar tiene total independencia de prender la app y conectarse dónde, cuándo y en el momento que quiera para generar ingresos de manera flexible

– ¿Le preguntan a los choferes por qué eligen trabajar en Uber?

– Si, les preguntamos. Entre los motivos principales está la flexibilidad, eso de ser mi propio jefe y ser dueño de los horarios, y la trazabilidad en cuanto a la tecnología. La gente que quiere manejar tiene total independencia de prender la app y conectarse dónde, cuándo y en el momento que quiera para generar ingresos de manera flexible. Además, puede saber cuántas horas le dedica a la app y cómo eso se materializa en ingresos a lo largo del día. También recibe reportes de seguridad: cómo maneja y la calificación y los comentarios de los usuarios. Así se puede mejorar el servicio.

– Desde hace unos meses son un servicio reglamentado en Mendoza.

– En Mendoza el gobierno tuvo la vocación política de entender lo que son las nuevas tecnologías y buscar un marco regulatorio que las englobe. Se discutió en las dos cámara y después fue aprobado en el marco de la nueva ley de movilidad que modificó el transporte en la provincia e incluye un capítulo sobre transporte privado por medio de plataformas electrónicas. Tenemos mucha adopción. Cuando la discusión comenzó a darse teníamos unas 70.000 personas que bajaron la app para viajar y unos 16.000 que querían ser socios conductores. Lanzamos el 2 de octubre y el balance es bueno: hay cosas para mejorar, pero el mercado se va acomodando. La experiencia ya es una especie de guía para otras ciudades.

Uno de los autos que recibieron atentados este año
Uno de los autos que recibieron atentados este año

– ¿Qué cree qué entendieron los funcionarios de Mendoza que otros no entienden o ni siquiera evalúan?

– Creo que es un tema de tecnología y el funcionamiento de las personas. Cómo se pueden encontrar soluciones de movilidad y generar ingresos de manera flexible y accesible. Hoy, en AMBA y Mendoza la gente usa Uber de diferentes maneras. De los que manejan, el 70%, lo hace no más de 3 horas por días. No son tiempos tan grandes. Y muchos pasajeros nos usan como complemento, para acercarse a una estación de transporte público, por ejemplo.

Argentina es el país que más creció en el mundo para Uber

– Anunciaron Uber Pool. ¿En qué consiste y qué expectativas tienen?

– Son viajes compartidos: el usuario espera un tiempo para que se le asigne un conductor y podría tener que caminar unas cuadras para tomarlo o llegar a destino final. Eso aumenta la eficiencia y la probabilidad de que más de una persona compartan ese viaje. La tecnología hace que haya más personas por auto y menos autos circulando. Desde que se lanzó, el 19 de diciembre, en casi el 50% de estos viajes hay más de una persona. Y eso que muchos prueban, piden y cancelan: esperamos que las tasas crezcan con el tiempo. Es otro ejemplo que muestra cómo la tecnología ayuda a mejorar cómo se mueve cada uno en la ciudad.

– ¿Cuánto más barato puede ser un viaje compartido?

Entre 25% y 40 por ciento, dependiendo el momento y el día. Se hace un descuento sobre la tarifa base y eso tiene que ver con la hora. Uber Pool está disponible entre las 7 de mañana y las 11 de la noche en la semana, y entre las 8 y las 11 los fines de semana. Es en los horarios pico en los que la tarifa puede llegar a 40% de descuento. La idea es fomentar el uso de la modalidad compartida.

Seguí leyendo: