Guillermo Calvo en la edición del año pasado en la CIEF
Guillermo Calvo en la edición del año pasado en la CIEF

A modo de cierre en la Conferencia Internacional de Economía y Finanzas (CIEF) de este año, fueron convocados un grupo de economistas que en un momento u otro marcaron los movimientos monetarios de países de América Latina o de grandes bancos regionales. Entre ellos, Guillermo Calvo, ex economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el actual presidente del Banco Central, Guido Sandleris.

El panel, en el que también participaron los ex presidentes de los bancos central de Colombia y Ecuador, giró en su mayoría en torno a la política monetaria del actual equipo al frente del BCRA y ejemplos similares en otros países. Pero Calvo destacó el rol que en el corto plazo jugará la política en el plano económico.

"Tenemos que ponernos de acuerdo en que estamos en una situación de shock en el que va a haber una caída del salario real", dijo Calvo a la audiencia reunida en el Palacio Duhau. Esa caída, según el profesor de la Universidad de Columbia, tiene sus problemas ya que en un país como Argentina "el 50% de la fuerza laboral está en el sector público" y por eso los ajustes tienden caer en los trabajadores del sector privado.

Dujovne luego de su participación en la Conferencia Internacional de Economía y Finanzas
Dujovne luego de su participación en la Conferencia Internacional de Economía y Finanzas

Debido a esa menor capacidad de negociación, los mismos pierden salario real en una proporción mayor a la normal. "Esa gente también vota y puede encontrar un Bolsonaro (…) el sudden stop de crédito que vive el país crea problemas gubernamentales", agregó Calvo.

"¿Un Gobierno como este, que tiene minoría parlamentaria, que quiere ser popular en esta situación y no tiene colaboración de las fuerzas de oposición? Esta situación se puede complicar no tanto por el lado monetario sino por el lado real", dijo el economista.

Sin embargo, para Calvo no todo está perdido. El economista citó uno de sus trabajos de investigación en el que concluyó que en todos los casos de freno total en el acceso a crédito internacional junto con recesión "se ve un caso que llamamos 'misterios del ave fénix' donde ocurre una recuperación más allá de que vuelva el crédito o la inversión". Sin bien aclaró que no hay estadísticas que identifiquen una causa común que el 100% de los casos compartan, la mayoría de los casos están vinculados a formas alternativas de crédito como el crédito entre empresas.

Y en materia de actividad económica el impacto viene del lado de empresas que "consiguen capital de trabajo utilizando el capital que tenían preparado para invertir, usándolo para pagar salarios y recuperar cierto nivel de actividad".

En un panel anterior, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne consideró: "El proceso de desinflación que estamos logrando a partir de esta política tan dura del Banco Central —pero que es muy clara y muy simple— permite reanclar las expectativas inflacionarias", resaltó el funcionario durante una exposición. Sandleris, mientras tanto, afirmó que "no hay ninguna razón por la cual Argentina no puede tener una inflación de un dígito en el futuro".

Comparar con Brasil

"Argentina es una lección para Brasil sobre políticas de shock o gradualismo y se ve que no se puede ser tan gradual en situaciones como la actual", complementó en el mismo panel Liliana Rojas-Suarez, presidente de Comité Latinoamericano de Asuntos Financiero (CLAAF, por su siglas en inglés), al analizas las coyunturas de ambos países.

Una diferencia es que Brasil no tuvo crisis cambiaria y tiene acceso a los mercados. Allí la duda es privada casi en su mayoría, y en Argentina, pública. La economista peruana destacó que el Comité se vieron sorprendidos por lo "increíblemente rápidas" de las reacciones del gobierno local y del Fondo y porque ven que a nivel local hay "mucha deuda intraorganismos públicos en dólares y no en pesos".

"El Mercosur como está no va, hay que cambiarlo. Hay estándares de la Alianza del Pacífico que se puede copiar para avanzar hacia el regionalismo abierto", explicó.

Seguí leyendo: