El dólar bajó 4 centavos a $39,54 con escasas operaciones (Adrián Escandar)
El dólar bajó 4 centavos a $39,54 con escasas operaciones (Adrián Escandar)

El dólar mayorista terminó la rueda con una baja de 9 centavos porque el Banco Central, para interrumpir el alza que se inició a las 13.00 se prolongara, hizo una fuerte y ostensible intervención en el mercado de futuros colocándose en una posición vendedora.

Si hubiera sido una contienda de box contra el peso, se podría utilizar la imagen de una moneda que ocupó el centro del ring y no solo soportó todos los embates de venta de los compradores privados, sino que cedió sobre el final ante el refuerzo del Banco Central. Pero, esa intervención no borra la tendencia al alza que exhibe la moneda de Estados Unidos.

De todas maneras, fue una rueda con escaso movimiento porque la ciudad parece sitiada por las fuerzas de seguridad y las manifestaciones a la espera de la reunión del G20. Además, estaba de por medio las dudas que generaba el resultado, que se conoció después del cierre de los mercados, de las licitaciones de Letes en dólares y Lecap en pesos.

Todas las operaciones y los movimientos encontraron dificultades. Por eso el mercado marginal quedó paralizado y cerró a $37, el mismo valor del día anterior.

Fue una rueda con escaso movimiento porque la ciudad parece sitiada por las fuerzas de seguridad y las manifestaciones a la espera de la reunión del G20

En bancos y casas de cambio, el dólar bajó 4 centavos a $39,54 con escasas operaciones. Algunas sucursales tuvieron un comportamiento caótico por la demanda de pesos para el fin de semana. Muchos cajeros quedaron sin existencia de billetes.

Pero como lo que vale es lo que va a venir, el resultado de la licitación de Letras del Tesoro en dólares, demostró la fragilidad en que entró la economía. En las Letes en dólares que pagan una tasa de 4,75% anual y vencen el 14 de junio próximo, el resultado fue el esperado. Se renovaron alrededor de 80% de los vencimientos. Sobre USD 1.098 millones que se debían cancelar, se tomaron USD 833 millones, es decir volvieron alrededor de USD 250 millones volvieron a manos de los inversores. El gran estímulo para renovar estaba en no ser alcanzado por los impuestos personales al permanecer colocados en bonos al 31 de diciembre.

Pero donde disminuyó considerablemente la oferta de pesos, fue en las Lecap. En octubre pasado cuando se licitaron estos títulos, los inversores y ahorristas ofrecieron $118.703 millones de los que se tomaron alrededor de $75 mil millones. En aquel momento los títulos fueron a 193 y 377 días de plazo y pagaron 4,57% mensual y 4,16% mensual, respectivamente.

El presidente del BCRA, Guido Sandleris
El presidente del BCRA, Guido Sandleris

En esta oportunidad, las ofertas para Lecap fueron de apenas 22.389 millones. Las letras a 116 días, que vencen el 29 de marzo, captaron $13.245 millones a una tasa de 4,46% mensual.

En la licitación de ampliación del BOTE 2020, un bono que vence en el 21 de noviembre próximo, y que en su primera subasta adjudicó $45 mil millones, se adjudicaron apenas $7.861 millones. Los principales clientes de estos títulos son los bancos que los pueden utilizar como encajes de sus depósitos.

La otra licitación, que es diaria y es la que más interesa al mercado, fue la de Letras de Liquidez (Leliq). Esta vez el Banco Central logró absorber una importante cantidad de pesos. Se colocaron $ 120.051 millones contra vencimientos por 97.934 millones, es decir absorbió $ 22.117 millones. La tasa de corte fue de 61,45% que es 0,25 puntos inferior a la de la rueda anterior. Es la menor tasa desde que comenzaron a subastarse estos bonos a 7 días que solo pueden adquirir los bancos.

La incógnita es la inflación que no debería superar 3% para estar en línea con lo que desea el Gobierno. Pero diciembre será un mes distinto

Toda esta tarea del Banco Central está orientada a dejar sin dinero a la plaza para evitar que suba el dólar y provocar una fuerte caída del consumo que haga retroceder la inflación.

Tal vez, el resultado final de noviembre sea el que esperaban. La incógnita es la inflación que no debería superar 3% para estar en línea con lo que desea el Gobierno. Pero diciembre será un mes distinto. La inflación no será fácil de controlar y probablemente supere las estimaciones. Además, es el mes que estacionalmente eligen ahorristas e inversores para dolarizar sus carteras.

A todo esto, las reservas subieron USD 3 millones a 51.466 millones. En el exterior por la suba del euro se ganaron USD 31 millones y se pagaron 4 millones a organismos internacionales y Brasil.

En la Bolsa, hubo una leve suba de 0,70% con negocios elevados por $ 767 millones. Los bancos fueron clave para el alza. Galicia y Byma se destacaron con aumentos de 2,67%.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

En Wall Street, los ADR's argentinos que cotizan en dólares y son certificados de tenencias de acciones, lograron rebotar después del fracaso del martes. Tenaris que se había derrumbado 9%, recuperó 3,94% y Banco Galicia aumentó 7,73%.

Los bonos de la deuda, mejoraron su paridad y el riesgo país cedió levemente a 705 puntos. Un índice muy elevado y que pone a los bonos al borde se ser rebajados en su calificación que por cierto es bastante baja.

La respuesta a todo lo que sucedió se conocerá plenamente el lunes, porque el jueves solo habrá tres horas de mercado. El precio del dólar dirá si el Banco Central y el Tesoro tuvieron éxito con esta licitación.

Seguí leyendo: