Luis Caputo (Adrián Escandar)
Luis Caputo (Adrián Escandar)

El desayuno de varios operadores de mercado tuvo este martes un condimento adicional. El traspaso de la silla de presidente del Banco Central de Luis Caputo a Guido Sandleris no solo ocupó las tapas de los principales portales locales, sino que los medios especializados como Bloomberg y Wall Street Journal destacaron la partida del financista a tres meses de haber aceptado la posición.

Entre otros puntos, la prensa extranjera apunta a la partida de Caputo como resultado de las fuertes presiones enfrentadas para frenar el avance del tipo de cambio. "La brevedad de la tenencia de Caputo sugiere que está tomando la culpa del fracaso del país en refrenar el deslizamiento en el peso" mientras se negocian ajustes en el acuerdo stand-by con el Fondo, consignó un artículo de Bloomberg.

“Argentina podría desarmarse rápido mientras banquero central salta del barco”, el titular de Forbes para referirse a la salida de Caputo
“Argentina podría desarmarse rápido mientras banquero central salta del barco”, el titular de Forbes para referirse a la salida de Caputo

Algunos fueron un poco más dramáticos a la hora de explicar las implicancias de la salida del ex ministro de Finanzas. El sitio de finanzas Forbes indicó que "esto puede ir cuesta abajo rápidamente desde acá". En particular, nota el artículo escrito por Kenneth Rapoza,"lo que aparenta más claro para el mercado es que Caputo se quedó sin dedos para tapar el Buenos Aires Titanic. El barco está hundiéndose".

Wall Street Journal
Wall Street Journal

Bloomberg también noto la diferencia en historial de Caputo y Sandleris. El secretario de Política Económica de Dujovne, remarcan, "ha pasado la mayoría de su carrera en la academia". Cuando hace apenas tres meses Caputo tomó el mando monetario tras la renuncia de Federico Sturzenegger, varios apuntaban a su experiencia como operador de mercado como una de sus grandes herramientas.

Varias fuentes consultadas por el Financial Times comentaron que "el timing no podría ser peor" para una renuncia de Caputo. La negociación actual entre el FMI y el Ministerio de Hacienda para una nueva versión del acuerdo stand by pone al país bajo la lupa de los mercados financieros. Sobre todo para quienes quieren ver si el Fondo permitirá que el BCRA "continúe agotando sus reservas internacionales para sostener el peso".

Un cierre inminente del nuevo acuerdo, con versiones circulando desde un adelantamiento de desembolsos por USD 29.000 millones hasta una expansión del monto original por entre USD 2.000 y USD 5.000 millones más, también ocupó una parte importante de la agenda de los primeros días de esta semana.

Seguí leyendo: