Los ministros Faurie, Sica y Etchevehere
Los ministros Faurie, Sica y Etchevehere

El esperado acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur podría cerrarse la semana que viene en una de las reuniones técnicas y políticas que se realizará en Bruselas, capital de Bélgica y sede de la UE.

Al menos así lo demuestra la expectativa que se vive sobre el tema por estas horas en la Casa Rosada y varios ministerios. Con todo, nadie se anima a confirmar nada: no sería la primera vez que un anuncio que parece cerrado luego se cae. "Nadie quiere confirmar nada y nadie lo va decir para no quemarse porque siguen las discusiones, pero es muy probable que sí", le dicen a Infobae fuentes del Gobierno.

El martes viajarán Dante Sica, ministro de Producción, y Shunko Rojas, subsecretario de Comercio Internacional. Allí también estarán el canciller Jorge Faurie, y Horacio Reyser, secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, quien ya está en Bruselas. También irá por primera vez a la capital belga como ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, quizás acompañado por Marisa Bircher, su secretaria de Mercados Agroindustriales.

Mauricio Macri y Emmanuel Macron, en París
Mauricio Macri y Emmanuel Macron, en París

Acuerdo político

La diferencia de esta reunión es que se buscará una declaración política, independiente de los acuerdos técnicos que por el momento trabaron la firma. En este contexto, es clave una conversación telefónica que tuvieron la semana pasada Mauricio Macri y Emmanuel Macron, presidente de Francia. Hablaron de la "declaración política" y el galo habría dado el "ok". Alemania también estaría de acuerdo y España e Italia, acompañan. La firma sería una fuerte señal de multilateralismo en medio de la tensión comercial entre China y Estados Unidos.

Luego seguirá la discusión técnica y cuestiones burocráticas, como traducir a todos los idiomas el acuerdo y aprobarlo en todos los parlamentos. Este proceso puede tardar dos años por lo menos. Una vez en marcha entrará en vigencia una canasta de desgravación paulatina de hasta 15 años para algunos productos. El objetivo es mantener a sectores estratégicos protegidos, aunque la UE pide menos tiempo para varios segmentos.

La firma sería una fuerte señal de multilateralismo en medio de la tensión comercial entre China y Estados Unidos

Además, creen en la Rosada, el acuerdo le servirá a Macri para recuperar la iniciativa política y anotarse un ítem importante en la hoja de su legado presidencial. Confían en que la firma podría generar una fuerte inversión directa extranjera en los años siguientes porque así ocurrió con acuerdos similares con la UE. Hoy, de manera muy anticipada, se anunció la convocatoria a una conferencia de prensa abierta del presidente, sobre "temas generales", para el próximo miércoles. Sólo se mencionó que habrá una referencia del mandatario por el 24 aniversario del atentado a la AMIA.

La última reunión del Mercosur en Paraguay
La última reunión del Mercosur en Paraguay

"Los puntos álgidos del acuerdo son los de siempre", describen desde Gobierno. Tienen que ver con los mercados agroindustriales, granos y alimentos, y con las industrias automotriz y de autopartes. Además, cuestiones de propiedad intelectual (sobre todo el impacto en los laboratorios), transporte marítimo y denominación de origen. En este último punto, Europa pidió respetar unas 200 productos, como el vino riojano español, diferentes tipos franceses y bebidas como champagne, entre otros.

Si bien la propuesta de acuerdo es de larga data, desde que el gobierno de Macri reflotó el tema hubo varias oportunidades en las que acuerdo estuvo a punto de cerrarse. Una fue en la cumbre ministerial de OMC, en Buenos Aires, en diciembre de 2017.

Las dos partes saben que la ventana se cierra por procesos electorales: Brasil, en pocos meses; Argentina, el año que viene, junto a varios países del otro lado del Atlántico. Quizás esta sea la vencida.

Seguí leyendo: