Alonso, Buemi y Nakajima, al volante, festejan en Le Mans
Alonso, Buemi y Nakajima, al volante, festejan en Le Mans

(desde Le Mans, Francia) José Luis "Pechito" López sonrió y levantó la copa en el podio de Le Mans, el mítico circuito francés en el que se corre la carrera más importante y emblemática del automovilismo deportivo mundial. La misma que obnubiló a Hollywood, la que dura 24 horas seguidas y es un verdadero desafío para pilotos, máquinas y escuderías.

El argentino, que salió segundo como parte de uno de los dos equipos que Toyota Gazoo Racing puso en pista, volvió al podio luego de 64 años sin presencia local: en 1954 Froilán González se convirtió en el único argentino en coronarse aquí. Toyota también hizo historia: es la primera vez que la japonesa gana esta carrera, y lo hizo con su otro equipo, el mismo que "capitaneó" y condujo a la victoria con maestría el español Fernando Alonso.

El bicampeón de Fórmula 1 quedó a un paso de quedarse con la Triple Corona del automovilismo deportivo: ganó el Gran Premio de Mónaco (F1), Le Mans y le falta descorchar champagne en las 500 Millas de Indianápolis. Por momentos, sobre todo en la madrugada en el mítico circuito de La Sarthe, la competencia fue un mano a mano entre el argentino y el español, compañeros de escudería pero parte de dos equipos de tres pilotos diferentes. Se sacaron chispas: ganó la experiencia del asturiano, pero quedó en claro lo determinante que puede ser el cordobés en este tipo de carreras.

Conway, López y , segundos en Le Mans 2018
Conway, López y , segundos en Le Mans 2018

"Por fin ganamos las 24 Horas de Le Mans", festejó Akio Toyoda, presidente de Toyota. Hisatake Murata, presidente del equipo tampoco disimuló la emoción, aunque siempre con modos cuidados y estilo muy japonés. "Estoy muy orgulloso de todo el equipo por este resultado. Ha sido nuestro sueño ganar en Le Mans durante largo tiempo y finalmente lo conseguimos. Es un momento realmente mágico", dijo.

La tradicional carrera es parte del Campeonato Mundial de Resistencia, o World Endurance Championship (WEC), de la Federación Internacional del Automóvil (FIA). A Toyota, además, le allanó el camino la salida de la competencia de la escuderías oficiales de sus "enemigos" Audi y Porsche.

TS050 Híbrido de Toyota: llevó el número 8, lo manejaron Alonso, Buemi y Nakajima y ganó Le Mans
TS050 Híbrido de Toyota: llevó el número 8, lo manejaron Alonso, Buemi y Nakajima y ganó Le Mans

Híbridos al poder

Toyota ganó Le Mans con autos híbridos, modelos prototipos TS050, verdaderos bólidos con doble motor y una computadora que switchea entre ambos para aprovechar la eficiencia de los sistemas.

Esa estrategia, a escala y con obvias diferencias, es la misma que lleva la japonesa en el país con sus autos electrificados de calle, y sobre todo con Prius el híbrido más vendido del mundo, que llegó a la Argentina hace siete años.

Toyota GR Supersport Concept
Toyota GR Supersport Concept

El deporte automotor tiene dos ejes para Toyota. Por un lado, generar una marca de impacto y llevar a los circuitos la pasión por los autos; pero, sobre todo, poner en pistas adelantos que luego puedan trasladarse a sus vehículos comerciales. Justamente por eso la marca dejó de competir en Fórmula 1, donde tuvo una presencia sin buenos resultados entre 2002 y 2009 (13 podios, cero victorias). En la F1 todo es competencia y fans.

Siguiendo esa estrategia, la japonesa anunció en Le Mans que está trabajando en un superdeportivo que pondría a la venta en unos años. Mostró el GR Super Sport Concept, la base de este auto por venir que muchos equiparan al espíritu del Supra, el deportivo que Toyota vendió desde fines de los '70 hasta comienzos de los 2000.

El futuro de la movilidad pasa por la electrificación, es algo que no tiene retorno

Este concept, que usa tecnología híbrida eléctrica perfeccionada gracias a la participación de Toyota en el WEC, tiene un motor V6 con doble turbocompresor y el sistema Toyota Hybrid System-Racing (THS-R), con una potencia combinada de 1.000 CV DIN.

"El futuro de la movilidad pasa por la electrificación, es algo que no tiene retorno. Primero por temas ambientales: tenemos compromisos internos de superar los protocolos de Tokio y París en cuanto a reducción de causas del efecto invernadero. Entendemos que las regulación de cada país nos van a obligar a transitar ese camino. Vamos a la vanguardia con Prius, el primer híbrido producido en serie, con más de 10 millones de unidades vendidas", le dijo en Le Mans a Infobae Diego Prado, director de Asuntos Corporativos de la marca.

Diego Prado, director de Asuntos Corporativos de la automotriz
Diego Prado, director de Asuntos Corporativos de la automotriz

– ¿Cuántos Prius venden a nivel local?

– Comparativamente, poco. Lo lanzamos en 2010, pero un año y con un cupo de 200 vehículos. Se dejó de vender rápido. Lo volvimos a traer el año pasado, vendimos unas 700 unidades. Cuesta unos USD 37.000.

– ¿Van a traer otros híbridos?

– Hoy se vende la tercera generación de Prius, que se importa de Japón. Para 2019 vamos a sumar la RAV4 SUV híbrida. Es más cara, pero está vigente el beneficio impositivo a la importación de autos sustentables del 5% (antes era 35%). Hay un cupo de 6.000 vehículos total por año, pero por ahora Toyota es la única que vende estos autos. Otras marcas hicieron anuncios pero está todo parado. Además, trabajamos para volver a traer al país a Lexus, la marca de lujo de Toyota, en la que gran parte de los autos son híbridos.

Los híbridos son un puente hacia la electrificación porque la infraestructura de carga eléctrica no está disponible aún en países como la Argentina

– ¿Cómo será el mix de electrificables en el corto plazo para Toyota?

– En el futuro habrá híbridos, 100% enchufables y los autos a hidrógeno, que sólo emiten vapor de agua como desecho y somos los únicos que los producen por ahora. Se cargan en tres minutos y tiene cero emisiones, pero hay que desarrollar la cadena logística para cargas y distribución del hidrógeno. Mirai es el modelo a hidrógeno que vendemos en serie desde 2014, pero solo en Japón, EEUU y el norte de Europa. Tiene 600 kilómetros de autonomía con una carga.

Desde que volvió a venderse Prius en el país, el año pasado, se vendieron 700 unidades. Cuesta USD 37.000.
Desde que volvió a venderse Prius en el país, el año pasado, se vendieron 700 unidades. Cuesta USD 37.000.

– ¿Por qué la estrategia local es con híbridos y no con otra tecnología?

– Los híbridos son un puente hacia la electrificación porque la infraestructura de carga eléctrica no está disponible aún en países como la Argentina. No hay capacidad de generación y la matriz energética sigue siendo fósil. Son autos con dos motores, uno tradicional y otro con una batería que se carga con la energía del frenado del vehículo y la combustión tradicional. Por eso el mejor aprovechamiento es en zonas urbanas donde el auto arranca y frena. En la región, las distancias son grandes y hay mucho para crecer también en vehículos de transporte. El potencial económico e infraestructura de nuestros países requiere de vehículos sólidos.

Seguí leyendo: