En el marco de la Asamblea Anual del Consejo Mundial de Viajes y Turismo que se realizó el miércoles pasado en el Hotel Hilton, con la presencia de Mauricio Macri, miembros del Gabinete y 800 líderes de las principales compañías del mundo vinculadas a ese sector, American Airlines presentó las nuevas rutas que comenzarán a operar entre la Argentina y Estados Unidos: Buenos Aires-Los Ángeles y Córdoba-Miami. 

"La performance de la aerolínea en la Argentina es una de las mejores del mundo", señaló Jim Butler, el vicepresidente de cargas y operaciones a nivel mundial, desde el hotel Sheraton, en Retiro, donde recibió a Infobae, acompañado por Gonzalo Schames, general manager de American en Ezeiza y Martha Pantín, directora de comunicaciones corporativas para Latinoamérica y el Caribe.

Con cuatro vuelos diarios, 600 empleados en el ámbito local y una inversión de 30 millones de dólares en mantenimiento y repuestos, la compañía estadounidense apunta a reforzar su presencia en el país con nuevas rutas, que incluyen el desembarco de American Airlines en el interior del país, en Córdoba.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, recorrió el jueves pasado las instalaciones de American Airlines junto a Jim Butler y Gonzalo Schames, Gerente de Operaciones, y hablaron sobre las operaciones de American en el país y las futuras inversiones.
El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, recorrió el jueves pasado las instalaciones de American Airlines junto a Jim Butler y Gonzalo Schames, Gerente de Operaciones, y hablaron sobre las operaciones de American en el país y las futuras inversiones.

En 2017, la línea aérea estadounidense transportó más de 720.000 pasajeros desde Ezeiza y más de 84 millones de dólares en productos de cargas.

Butler señaló a Infobae que una de las "claves" para el crecimiento de la empresa en el país, que este mes lanzó una búsqueda laboral para cubrir 20 puestos y a la que se presentaron más de 1.500 aspirantes, es el cambio en el "clima de negociación" que perciben en los últimos años en la Argentina.

– Además de participar en el Foro de Turismo, ¿qué destaca de su visita a la Argentina?

– Hoy tuvimos una reunión con el ministro de Turismo, donde hablamos de lo bien que está la compañía en la Argentina. Presentamos los nuevos vuelos, que serán de Buenos Aires a Los Ángeles a partir de diciembre y el próximo año vamos a abrir nuestro segundo local en la Argentina, en Córdoba.

También le expresamos a ministro el buen trabajo que está haciendo el Gobierno para empujar el turismo. En American hemos visto un crecimiento de la gente que viaja a la Argentina pero también desde la Argentina, y es una de las razones por las que podemos incrementar los vuelos que tenemos. Además, el jueves tuvimos una reunión con miembros del equipo. Tenemos 600 empleados directos y abrimos una búsqueda laboral para 20 nuevos puestos y ya recibimos más de 1.500 currículums. La última vez que contratamos más gente había sido en 2015.

Jim Butler, vicepresidente de operaciones de Internacional y carga en American Airlines
Jim Butler, vicepresidente de operaciones de Internacional y carga en American Airlines

– ¿Cómo es el plan de inversión en el país?

– Cada vez que empezamos a volar es una inversión gigante. Lo que le dije al ministro es que uno de los aviones que empieza a volar representa alrededor de 150 millones de dólares. Empezar a volar es una inversión enorme. Tenemos una flota de más de 1500 aviones y los que vienen acá, que son 150, son los más grandes. Hemos adquirido nuevas aeronaves donde hemos incrementado el número de asientos. Tenemos cuatro vuelos diarios en Argentina y un quinto que opera en el verano. Para la ruta Miami-Buenos Aires utilizamos una de las aeronaves más grandes que tenemos, con tres clases. Y el que va a empezar a volar a fin de año es uno de los más nuevos. Además, hemos hecho inversiones en el aeropuerto, en facilidades de mantenimiento, en cargas. Hemos traído repuestos por hasta 30 millones de dólares. Cuando esté abierto el local de Córdoba vamos a ver cómo funciona, pero va a ser un vuelo que ojalá tenga mucho éxito, que creemos que va a ser así. Los datos que tenemos en operaciones son de los mejores del mundo. Estamos muy comprometidos al crecimiento en la Argentina, la gente acá nos ayuda mucho.

– ¿A qué atribuyen el crecimiento?

– Es en parte gracias a lo que ha pasado en los últimos dos años. Lo que el Gobierno está haciendo, vemos que el país que está mejorando y cuando eso pasa se puede ver en una serie de indicadores. La gente entra y sale para hacer negocios; viaja por turismo; y además hemos visto que los vuelos de cargas están creciendo muchísimo. Con este nuevo vuelo que va a Los Ángeles y también el de Córdoba vamos a abrir nuevos mercados para mandar el producto argentino, no sólo hacia Estados Unidos sino también hacia Asia.

– ¿Observan una diferencia en el clima de negocios con el cambio de Gobierno?

Gonzalo Schames: – Se nota un cambio en la relación con las instituciones de Gobierno, sobre todo en lo que es turismo de cargas. Lo que es aduanas, exportadores… Todo es más friendly, más pro comercio. Hoy tuvimos una reunión con Aeropuertos Argentina 2000, que están en la misma posición de expandirse, de escuchar las cuestiones relacionadas a necesidades de nueva demanda, más espacio, más carga, horarios más flexibles; cosas que antes no eran tan pro compañía como ahora.

Butler: – La reunión con los gerentes de aeropuertos fue una de las mejores que he visto. La relación de trabajo hoy en Buenos Aires es mucho mejor. Y el clima de negocios influye mucho, porque tienes más personas que viajan y es realmente una de las razones por la que pensamos que nos va muy bien.

Como parte de la estrategia para incrementar el volumen de pasajeros transportados, la línea aérea estadounidense incorporó aeronaves con más cantidad de asientos
Como parte de la estrategia para incrementar el volumen de pasajeros transportados, la línea aérea estadounidense incorporó aeronaves con más cantidad de asientos

– ¿Tienen planeado algún otro pedido de nuevas rutas además de las que presentaron?

– Hemos hablado de estas dos rutas durante muchos años y al fin pensamos que el clima está listo para los nuevos vuelos. Tenemos siete aviones en Argentina, vamos a ver primero cómo crecemos. Cada vez que abrimos una nueva ruta nos toma tiempo hacer esa ruta crecer. Creemos que van a crecer rápidamente. Además, cuando vemos un país que crece así queremos ser los primeros en incrementar pasajeros.

– En el marco del plan que el Gobierno llamó la revolución de los aviones, la llegada de las low cost a la Argentina es uno de los puntos más fuertes. ¿Cómo ve el desembarco en el país de esta nueva competencia?

– La industria de las aerolíneas está creciendo rápidamente porque la industria del turismo está creciendo. Cuando eso pasa, hay sitio para muchos tipos de aerolíneas. En Estados Unidos tenemos competidores muy buenos que son low cost. Nosotros creemos que en nuestro caso estamos en un buen puesto para competir. Tenemos nuevos servicios, algunos con boletos más bajos pero a la vez tenemos un servicio premium, con opciones de asientos con más espacio, mejores comidas.

– Lo que están aplicando mucha aerolíneas grandes, que es el pago por servicios…

– Sí, nuestra estrategia es ofrecer muchos productos distintos según las necesidades del pasajero. Las low cost ofrecen menos productos, pero nosotros tenemos un servicio que les compite muy bien. Por eso le damos la bienvenida a la competencia.

Aunque comenzaron a incorporar los boletos por servicios para competir con las low cost, American apuesta a continuar ofreciendo servicios premium
Aunque comenzaron a incorporar los boletos por servicios para competir con las low cost, American apuesta a continuar ofreciendo servicios premium

– Trabajaste un tiempo en Buenos Aires en gestión de ingresos para Aerolíneas Argentinas. ¿Cómo ves la compañía hoy?

– Trabajé en 1999 con Aerolíneas. Mi opinión es que el clima hoy para la compañía es mejor que en los últimos años y esto puede tener éxito para todos.

– Tras la experiencia de Aerolíneas Argentinas, con la millonarias pérdidas que registró en los últimos años y que aún afronta, mucho sobrevoló la idea de que todas las empresas aéreas pierden plata. 

– Pensamos que estamos entrando a una época en la que una aerolínea puede ser un negocio que no pierda plata. En los Estados Unidos el clima ha cambiado para bien. Hoy hay mucha competencia, pero pasa por entender que lo que hace a una aerolínea trabajar bien es el equipo. Nuestro equipo es nuestra ventaja competitiva. Es una industria difícil pero que puede tener éxito si estamos en posición de invertir cada año y ofrecer nuevos productos, nuevos destinos. Aunque pensamos que todavía es algo cíclico; en los buenos años hacemos más plata e inversiones pero en los tiempos malos también podemos ganar plata e invertir.

– ¿Cuántos destinos tienen a Latinoamérica?

– Tenemos 88 destinos en Latinoamérica. En Argentina, el vuelo de la ruta Miami-Ezeiza es uno de los vuelos que tiene más éxito en todo el mundo.

– Son la única aerolínea estadounidense que continúa volando a Venezuela. ¿Cómo tomaron la decisión de continuar el servicio a diferencia de otras compañías?

– Bueno, otra vez tenemos que hablar del equipo. Tenemos 80 venezolanos que trabajan para American y es una de las razones por las cuales continuamos viajado a ese país. De hecho estamos incrementando los vuelos. La gente tiene que tener cómo viajar.

– Otra tema aerocomercial que se mezcló en los últimos días con política internacional son los vuelos a Asia en lo que cambiaron las rutas para evitar volar sobre Rusia. ¿Fue una decisión de la empresa?

– Sí, la empresa tomó la decisión porque nuestro objetivo es asegurarnos que nuestros pasajero lleguen bien a destino. Fue sólo un día, y ya reanudamos las operaciones.

Seguí leyendo: