El aumento de las plataformas en explotación en los EEUU deprimió el precio del crudo (Getty)
El aumento de las plataformas en explotación en los EEUU deprimió el precio del crudo (Getty)

El derrumbe de la cotización del petróleo en las plazas internacionales a USD 59,23 el barril para el WTI; y a USD 62,80 el Brent del Mar del Norte se fundamentó en la renovada preocupación por la creciente oferta de hidrocarburos, consignó la agencia Reuters.

Los futuros del crudo Brent y el West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos han caído más de un 11% desde los máximos que marcaron a fines de enero y 10% en la semana; mientras que el El Brent bajó casi un 9%, fueron la caídas más profundas desde enero de 2016.

En contraste, en el ahora liberado mercado local de las naftas, los precios acumularon desde el inicio del año una suba de 8% tras los ajustes que aplicaron todas las expendedoras, en un contexto donde el tipo de cambio de pesos por dólar se elevó desde el inicio del año 8%, pasó de $19,85 a $20,35 por unidad.

El petróleo cayó por sexta sesión consecutiva, borrando sus ganancias del año en una serie de jornadas con alto volumen de negocios y presionado por cifras de oferta mayores que lo esperado y la reactivación del oleoducto Forties en el Mar del Norte, que había cerrado en la semana.

La fuerte caída de la cotización del crudo en los últimos días borró las ganancias desde el inicio del año

La turbulencia en Wall Street también presionó al crudo. Durante la sesión, el índice S&P 500 tocó su nivel más bajo desde el 5 de octubre, aunque repuntaba cerca del cierre de la jornada, lo que ayudó al petróleo a alejarse de mínimos intradiarios.

El subibaja de los precios

El WTI de Estados Unidos perdió 1,95 dólares, o un 3,2%, y cerró en mínimos desde el 22 de diciembre, a USD 59,20 dólares por barril, tras tocar en la sesión un piso a USD 58,07. Los futuros del Brent cayeron USD 2,02, o un 3,1%, a USD 62,79 por barril, su cierre más bajo desde el 13 de diciembre.

En ese período el tipo de cambio de pesos por dólar se elevó 15,4%. De ahí surge que los precios de las naftas respondieron más a la flotación de la paridad cambiaria en la plaza local que a la flotación del crudo en el mercado internacional.

La suba del tipo de cambio se trasladó a las naftas y también a las expectativas de inflación  de febrero (Martín Rosenzveig)
La suba del tipo de cambio se trasladó a las naftas y también a las expectativas de inflación  de febrero (Martín Rosenzveig)

Por tanto, no cabe esperar una vuelta atrás en los precios de las naftas al público, más aún considerando el aporte semanal a las arcas públicas que representa el conjunto de impuestos asociados a la Transferencia de Combustibles, y el impacto ya agregado sobre los precios del resto de la economía.

No cabe esperar una vuelta atrás en los precios de las naftas al público, más aún considerando el aporte semanal a las arcas públicas que representa el conjunto de impuestos asociados a la Transferencia de Combustibles

Oferta mundial de crudos

El informe de Reuters dio cuenta de que "la compañía de servicios petroleros Baker Hughes dijo que el total de plataformas petroleras activas en tierra en Estados Unidos sumó 26 para un total de 791, la cifra más alta desde enero de 2017. Las petroleras han activado plataformas debido a que los precios del crudo subieron hasta mediados de enero", y de ese modo provocaron una corrección bajista de las cotizaciones internacionales.

Además, el mercado ha sido presionado por la debilidad vista en las plazas bursátiles. También, el petróleo cotiza en una correlación inversa con el dólar en el mundo, que se ha fortalecido ante el descenso de las acciones.

Las ADR de YPF en Wall Street cotizaron al cierre de la semana a USD 21,12, perdió 1,45%; mientras que en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires la acción cayó 2,8%, a 421,85 pesos.

A los inversores los preocupa que el creciente bombeo de crudo en los Estados Unidos contrarreste los esfuerzos de la OPEP y otros productores por equilibrar los mercados y reducir la abundancia de inventarios globales.

La producción de petróleo en Estados Unidos tocó un récord a 10,25 millones de barriles por día (bpd) en la última semana, según la gubernamental Administración de Información de Energía.