El BCRA pone en práctica un "código de ética" para sus funcionarios

Regirá para los 2.600 empleados de la entidad. Prohíben a empleados invertir en LEBAC y acciones de los bancos
Federico Sturzenegger, presidente del BCRA. (DyN)

Tras la polémica por la publicación de los sueldos de los empleados del Banco Central, la entidad que preside Federico Sturzenegger decidió implementar un "código de ética" para sus funcionarios que, entre otros puntos, prohíbe a empleados invertir en LEBAC y acciones de los bancos y limita las apariciones mediáticas de los funcionarios en redes sociales.

En sintonía con lo que contempla la Ley de Ética Pública que aplica para los funcionarios del gobierno nacional, Sturzenegger busca "estandarizar" las prácticas internas en el Banco Central y en ese sentido elaboró un código de ética que aún está en revisión pero circuló a través del correo interno del personal de la entidad.

Según publicó IProfesional, sobresale que ningún empleado del banco (no solo la cúpula como se pensó originariamente) podrá operar con bonos o acciones de los bancos ni con ningún instrumento emitido por el Central, como las LEBAC.

LEA MÁS:

El paper dice que "deberán abstenerse de efectuar operaciones con acciones o cualquier otro instrumento representativo de capital social de entidades reguladas y/o fiscalizadas por el banco, por cuenta propia o de terceros, y de informar o dar recomendaciones directa o indirectamente a terceros para realizar ese tipo de transacciones".

El documento de 12 páginas establece la creación de un Comité de Cumplimiento compuesto por cinco funcionarios, entre los que está el gerente general, Mariano Flores Vidal, para supervisar el desempeño ético de los 2.600 empleados que tiene la entidad.

Además, el código de ética identifica como "operaciones especialmente desaconsejables" las realizadas por cuenta propia o de terceros, con letras, notas, bonos o cualquier instrumento emitido por el Banco Central Argentina "y/o informar o dar recomendaciones directa o indirectamente para realizar ese tipo de transacciones como así también las operaciones o negociaciones a corto plazo, con fines especulativos, sobre cualquier título, valor o instrumento financiero".

LEA MÁS:

Un dato curioso es el límite que el código impone a la exposición de los funcionarios en las redes sociales. El vicepresidente del Central, Lucas Llach, es un activo participante de debates en Twitter sobre temas económicos, y varias veces sus intervenciones fueron interpretadas en el ámbito profesional como manifestaciones institucionales del BCRA.

"Los destinatarios deberán abstenerse de efectuar declaraciones, publicaciones en las redes sociales de carácter público u opiniones personales que pudiesen interpretarse como comentarios oficiales. Toda actividad de los destinatarios de tipo particular -no vinculado con sus tareas o los servicios prestados a esta entidad- que se lleve a cabo por cualquier medio de difusión deberá realizarse a título personal sin invocar el nombre de la Institución", apuntó el documento.

El código ético del BCRA alude en otro aspecto a una medida afín a la decisión del presidente Mauricio Macri de pedir la renuncia a todos los familiares directos de ministros designados desde diciembre de 2015, en el marco de un plan de austeridad y transparencia contra el nepotismo en el Poder Ejecutivo. Entre otros, renunciaron en enero Mariana y Lorena Triaca, hermanas del ministro de Trabajo Jorge Triaca, que se desempeñaban en el Banco Nación y en Cancillería.

LEA MÁS:

El BCRA detalló que ningún funcionario de la entidad podrá ejercer la supervisión directa o indirecta de un familiar. "Si dos personas en relación de supervisión adquiriesen parentesco mientras se encuentra al servicio de la institución, se reasignará a uno de ellos". Sin embargo, no prohíbe, como sí lo hizo el Ejecutivo, que haya parientes de los altos mandos en la entidad desempeñando funciones.

Según IProfesional, en la administración de Sturzenegger no cayó bien que la comisión interna haya publicado los sueldos de los empleados y se conociera que -por ejemplo- los choferes del presidente del Central cobraban más de 150.000 pesos mensuales.

Últimas noticias

Mas Noticias