Jorge Brito quiere ser un “magnate de la carne”. (Bloomberg)
Jorge Brito quiere ser un “magnate de la carne”. (Bloomberg)

Jorge Brito, dueño de la participación que controla Banco Macro SA, quiere recaudar al menos USD 200 millones a través de una oferta pública inicial de su empresa de ganadería, Inversora Juramento SA, en la bolsa de Nueva York. Así lo reconoció en una entrevista con la agencia Bloomberg en su estancia de la provincia de Salta.

Brito vio la ganadería como un hobby cuando comenzó a principios de 1990. Pero el presidente y accionista mayoritario de Juramento, de 65 años de edad, cuya fortuna estimó el Bloomberg Billionaires Index en USD 1.200 millones, ahora tiene ambiciones más altas. "El negocio ha demostrado ser un éxito y ha llegado el momento de duplicar su escala", expresó, rodeado de algunas de sus 70.000 vacas.

Inversora Juramento ya cotiza en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y ahora está buscando un banco de inversión que le aconseje sobre la venta de los ADR, certificados de depósito estadounidenses, en la Bolsa de Nueva York. Brito espera recaudar al menos USD 200 millones para dar liquidez a los inversores. Las acciones argentinas de Juramento han caído un 2,3 por ciento este año.

La decisión de Brito de crear un imperio de la carne vacuna, al multiplicar el rodeo de Juramento y comprar nuevas tierras, llega en momentos en que el presidente Mauricio Macri se apoya en el sector agropecuario para impulsar una recuperación económica.

LEA MÁS:

Macri eliminó los derechos de exportación del 15% para la carne vacuna cuando a poco de asumir el cargo en diciembre de 2015. Además, el Gobierno está en conversaciones con los EEUU para enviar nuevos cortes bovinos a aquel mercado por primera vez en unos 15 años. Esto significa un giro respecto de la política comercial de su predecesora, Cristina Fernández de Kirchner, cuyas medidas proteccionistas ahogaron la industria de la carne.

"Desde que Macri asumió, la ecuación se ha vuelto positiva", afirmó Brito.

A una mejor rentabilidad, los ganaderos respondieron con un incremento del número de cabezas de ganado. Se prevé que las existencias de fin de año aumentarán a 54,7 millones, la mayor cantidad en una década, según un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) divulgado en marzo. También se prevé que las exportaciones se incrementen a este año a 270.000 toneladas.

Inversora Juramento posee 87.414 hectáreas de pastoreo y siembra, y se enfoca principalmente en la cría de ganado Brangus y Bradford. La empresa utiliza 14.000 hectáreas para cultivar maíz y soja, por lo que no necesita comprar alimentos para el ganado, declaró Brito. Mientras exporta cortes "premium" a Europa, la mayor parte de su carne se vende en el mercado doméstico, porque los costos logísticos de trasladar por unos 1.000 kilómetros el producto a los puertos son elevados.

Un informe del USDA subrayó que una inflación difícil de reducir y una moneda sobrevaluada lleva a que los exportadores de carne argentinos sean poco competitivos y encuentran mejores beneficios en el mercado local. Argentina fue el primer exportador mundial de carne en la década de 1930, pero ahora se encuentra en el puesto 10 de la tabla de países exportadores, detrás de los vecinos más pequeños Paraguay y Uruguay.