El índice Merval avanza 43% desde inicios del año.
El índice Merval avanza 43% desde inicios del año.

El índice Merval superó este miércoles la barrera psicológica de los 17.000 puntos por primera vez en su historia.

Al dividir esta marca por el precio del dólar "contado con liquidación", implícito en las operaciones con bonos y acciones argentinas en el exterior, el Merval en dólares se sitúa por encima de los 1.100 puntos, también un máximo histórico. El "liqui" promedió al cierre de la jornada los 15,17 pesos.

En el transcurso de 2016, un año de difícil transición por el ajuste cambiario, la elevada inflación y la contracción del PBI, en la Bolsa se profundizó su apuesta por los activos locales, convalidada en los presentes precios, con el foco puesto en el crecimiento económico previsto para los próximos años más que en el presente.

"Las expectativas no cambiaron, siguen siendo crecientes y buenas. Por más que muchos economistas, no importa de qué bando estén, nos señalen que los datos económicos son un desastre, igual sostenemos que la apuesta de la Bolsa no se equivoca y opina que 'lo peor ya pasó', al igual que el mundo, que ya compró la buena imagen de Argentina y, reiteramos, solo observa que hacen los argentinos ante el cambio", resumió Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil.

Ejemplo de esta percepción son las proyecciones sobre un rebote económico para 2017. El FMI, que calculó en 1,8% la caída del PBI argentino este año, anticipó un crecimiento de 2,7% el año próximo. La semana pasada, la calificadora Moody's estimó que la economía argentina se contraerá 1,5% este año y que crecerá 3% en 2017.

La apuesta de la Bolsa no se equivoca y opina que ‘lo peor ya pasó’

En el mismo sentido, un informe de The Economist concluyó que luego de caer 1,6% este año, el PBI argentino se expandirá a una tasa promedio de 3% anual entre 2017 y 2010.

Para Paula Premrou, CEO de Portfolio Personal, "los drivers propios –aun con ciertos ruidos crecientes como el discutido gradualismo fiscal que obligará a un endeudamiento creciente– siguen sumando a favor del atractivo del riesgo local".

Por otra parte, el mercado encuentra incentivos en otros indicadores. El aumento de las reservas del BCRA del lunes, por unos USD 2.400 millones, obedeció a la exitosa colocación de deuda del Tesoro de la semana anterior. Dos terceras partes de esos bonos emitidos en moneda local fueron adquiridos con dólares. Significa que por primera vez desde el colapso económico de 2001-2002 están ingresan dólares al país para invertir en títulos en pesos, atraídos por la alta tasa ofrecida: 18,2% anual.

Otra particularidad de las últimas semanas fue la amplia demanda por acciones de empresas de menor liquidez, que por el volumen alcanzado justificaron su reciente incorporación al panel Merval, que deja de ser un indicador signado por las compañías ligadas al petróleo para abrirse a la evolución de otros rubros de la actividad.

Más representativo, el panel líder de la Bolsa de Comercio incorporó en el último trimestre del año a Agrometal (agropecuaria), Carboclor (química), Endesa Costanera (energética), Celulosa Argentina (foresto-industrial), Central Puerto (energética), Holcim (cementera), Telecom Argentina (telecomunicaciones) y Transener (eléctrica), con el mayor número de compañías desde el primer trimestre de 2009.

Los drivers siguen sumando a favor del atractivo por el riesgo local

"Más allá de la nueva composición del índice que representa ahora 14 sectores de la economía, el volumen negociado en acciones en la Bolsa de Comercio continúa siendo muy bajo", advirtió un reporte de Research for Traders.

Así, a la espera de que los montos negociados en renta variable sostengan en el tiempo el recorrido ganador del mercado, cabe aclarar que este récord del Merval no responde a una sensación de euforia por los cambios políticos y económicos, si no a expectativas favorables sobre lo que puede venir. En los últimos 12 meses, el Merval acumuló una ganancia de 65%, que se reduce a 43,8% solo en 2016, frente a una inflación de 44 y 32 por ciento, respectivamente.

"Seguimos conservando altura sin perder altura. La tendencia tiene un norte y no cambia el eje, sigue trepando sin exageraciones, con mucha y selectiva rotación y escasa 'toma de ganancia'", consideró Jorge Fedio.

"Con respecto a los bonos y las acciones, creemos que serán ruedas de cierta volatilidad, aunque dentro de una tendencia que se mantiene constructiva para con el riesgo local. Luego de las subas recientes, no descartamos una toma de ganancias, pero selectiva y caracterizada por arbitrajes dentro de las mismas posiciones más que por una salida del mercado", concluyó Paula Premrou.