Productores de economías regionales alertan que no se solucionó la falta de trabajadores golondrina por el temor a perder planes sociales

El planteo surgió desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa y la Federación Agraria. La falta de mano de obra ya produjo pérdidas en la cosecha de cítricos y yerba mate. Esta situación se da a pesar de que el Gobierno hizo complementarios los planes con los trabajos temporales

Siguen las dificultades para contratar trabajadores golondrinas para el momento de la cosecha de las economías regionales.
Siguen las dificultades para contratar trabajadores golondrinas para el momento de la cosecha de las economías regionales.

El trabajo golondrina en las economías regionales agropecuarias ha encontrado hace ya tiempo un serio escollo que pone en aprietos el normal desenvolvimiento de las cuantiosas actividades dentro del sector: los planes sociales. Es que estos programas de asistencialismo que permiten contar con un ingreso fijo a las clases más vulnerables de nuestro país se ha convertido en un serio competidor de la mano de obra temporaria en los campos, ya que, históricamente, no han sido compatibles unos con otros.

En muchas actividades que forman parte de este amplio abanico denominado economías regionales el grueso de la cosecha se sigue realizando de manera manual, por lo que la demanda de trabajo es cuantiosa pero con una duración limitada. O sea, se contrata a una persona por los meses que duren las zafras.

Esto chocaba directamente con la naturaleza de los planes, ya que una vez que un trabajador temporario era registrado, dejaba de percibir la asistencia por ese tiempo hasta que terminara la relación contractual, momento en el cual debía darse un empalme automático para retomar plan, pero que en realidad duraba meses, por lo cual esa persona no contaba más con los ingresos estatales.

Es por esto que el Gobierno buscó corregir esta situación, y publicó a mediados de agosto el decreto 514/2021 que compatibiliza los ingresos entre los planes sociales y los provenientes de un sueldo por trabajo temporario. A priori, y en su afán de poder aumentar el empleo registrado, se pensó que este problema, que poco a poco se va convirtiendo en un inconveniente crónico del sector, podría sortearse de una manera más simple, pero a tres meses de su publicación no parece estar dando los frutos pensados.

Pablo Vernengo, dirigente de CAME.
Pablo Vernengo, dirigente de CAME.

Así lo aseguró el Director Ejecutivo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Pablo Vernengo, quien afirmó que hasta el momento no se ha podido conseguir la cantidad de trabajadores necesarios para satisfacer la demanda de mano de obra de las economías regionales. Según sus cálculos, para levantar las cosechas se precisan 625.000 trabajadores para los más de 30 complejos que se entienden en este compendio de actividades.

“Justo nos tocó en una etapa de proceso electoral entre las PASO y la elección definitiva. No hemos conseguido trabajadores golondrina que tengan planes sociales y se quieran incorporar al trabajo para mejorar sus ingresos”, subrayó Vernengo a Infobae. Esto ha traído sus inconvenientes: no se pudo finalizar la cosecha de yerba mate, hubo serias pérdidas en cosecha de cítricos en el NEA, también con el limón en el NOA y hoy por hoy, se encuentra comprometido el comienzo de la de arándanos y cerezas, relató el dirigente empresario.

Una de las razones que encuentra Vernengo del porqué sobre el poco impacto de la medida, es que los beneficios ciertos que trae para los trabajadores no fueron debidamente difundidos, cuestión que reclamó a los tres niveles de gobierno, pero también al sindicato de los trabajadores rurales (UATRE). Para el empresario, es menester hacerle saber al trabajador que bajo ningún punto de vista van a perder el plan.

Pero al mismo tiempo, puso de relieve otro motivo: cuestiones políticas, magnificadas en un escenario electoral. “Nuestros productores caminan pueblo por pueblo, se hacen anuncios en radios locales, pidiendo por trabajadores y esto no se da porque hay una presión muy importante de los punteros políticos que en plena campaña les dicen (a los trabajadores) que ellos le consiguieron el plan, pero que no están para ir a cosechar, sino para los actos políticos, etcétera. Es por eso que estamos muy expectantes de lo que pueda pasar después del 15. Es un manejo indiscriminado que hacen estos actores dentro de la política de aprovecharse de un sector tan vulnerable”, señaló.

Confianza

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, coincidió con la postura de CAME respecto al faltante de oferta de mano de obra en las economías regionales en estos momentos especialmente críticos donde se aproximan las cosechas estivales, pero entiende que lo que existe es falta de confianza por parte del trabajador respecto a que no perderá el plan.

Lo que está sucediendo es que no hay confianza del trabajador a que le vayan a sostener los planes si se los blanquea. En gran medida la demanda tuvo ese problema, de manera similar a lo que venía pasando. No sé qué pasará en las campañas de noviembre y diciembre, que son de las más importantes”, planteó a este medio el dirigente de la entidad rural que nuclea a pequeños y medianos productores.

Achetoni, presidente de Federación Agraria
Achetoni, presidente de Federación Agraria

Achetoni consideró que lo que motiva esa desconfianza proviene de que no hay mensaje del arco político en su conjunto que genere más previsibilidad y certezas a los trabajadores respecto a esta cuestión y que la oferta mejorará una vez que accedan a ser registrados y se compruebe que siguen contando con el plan social, lo que desencadenará un efecto dominó que hasta el momento no se percibe. “Más allá de que también haya una situación en algunas personas donde se fue perdiendo la cultura del trabajo, lo que se vuelve una verdadera complicación”, agregó.

Toda esta situación derivó en que FAA comience a hacer un relevamiento respecto a esta problemática y cómo afecta a las diferentes producciones. Hasta el momento, desde la entidad no han hablado con el Gobierno nacional al respecto, ya que asegura que es algo reciente, pero, por sobre todas las cosas, entiende que hay que dejar pasar el “momento electoral” y evitar confusiones. Pero una vez pasado los comicios, Achetoni pidió que se exprese el arco político al respecto y que se impulse la oferta laboral.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online