Jornada financiera: los bonos argentinos volvieron a caer y el riesgo país superó holgadamente los 1.900 puntos

El S&P Merval ganó 0,7% y los índices de Wall Street subieron hasta 1%. Pero los bonos Globales no siguieron esa tendencia por las dudas que despierta la economía local: cedieron 0,6% y el riesgo país subió a los 1.931 puntos

Los bonos del canje, otra vez cerca de sus precios mínimos desde su salida al mercado.
Los bonos del canje, otra vez cerca de sus precios mínimos desde su salida al mercado.

Los bonos de Argentina finalizaron en baja este martes ante una mayor aversión al riesgo global y dudas locales sobre la marcha de la economía en momentos en que analistas pronostican una inflación superior al 72% este año y dificultades para cumplir con los compromisos asumidos con el FMI.

Los bonos en dólares estuvieron operados con una merma del 0,6% en promedio, según la referencia de los Globales con ley extranjera de la reestructuración soberana. El riesgo país de JP Morgan, que mide el diferencial de la tasa de retorno de los bonos del Tesoro de los EEUU con similares emisiones emergentes, ascendía 24 unidades para la Argentina, a 1.931 puntos básicos a las 17:10 horas.

“Los bonos en dólares iniciaron la semana con pérdidas, después de las ligeras subas de la semana pasada. Esto se dio a pesar de la mejora de los mercados externos, más allá de los temores a una recesión económica global ante una política más agresiva por parte de la Fed para controlar el aumento de precios minoristas”, explicaron los analistas de Research for Traders. “Pero también el mercado está atento al desarrollo de la economía doméstica, afectada por la creciente inflación y las peleas internas en la coalición de Gobierno”, agregaron.

“Esta volatilidad en la coyuntura internacional no le es ajena a una Argentina volátil en términos políticos, con internas en la coalición gobernante y sin un rumbo económico claro. Así, estancada en un terreno movedizo en lo local, la deuda queda a merced de los vaivenes globales que no dan tregua”, indicaron desde Portfolio Personal Inversiones.

El Gobierno argentino presentó el lunes un proyecto de ley para gravar a las empresas que tengan una “renta inesperada” por la escalada mundial de precios, una medida que es rechazada por el mercado y la oposición.

Los bonos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) bajaron un 0,4% en su promedio en pesos con negocios reducidos y selectivos.

“Pocos operadores se animan a armar posiciones -más allá de castigadas paridades y el próximo step up en los cupones- ante el riesgo de una eventual nueva reestructuración en los próximos años ante los crecientes compromisos financieros”, dijo el economista Gustavo Ber.

El índice líder S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires ganó un 0,7%, a 90.938 puntos, tras perder un 1,6% el lunes.

En Wall Street las acciones argentinas finalizaron mixtas, frente a ganancias del S&P 500 del orden del 1%, y un Nasdaq que avanzó un 0,9 por ciento.

En marzo el Gobierno rubricó un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reestructurar vencimientos por unos USD 44.000 millones, por lo que se comprometió a incrementar las reservas del Banco Central, reducir la inflación, achicar el déficit fiscal y eliminar subsidios, entre otros puntos.

Fuente: Rava Bursátil-Precios en dólares-
Fuente: Rava Bursátil-Precios en dólares-

En una rueda mayorista con negocios por USD 295,8 millones en el segmento de contado (spot) el Banco Central finalizó su intervención con saldo comprador de 10 millones de dólares. “Vienen muy fuerte los pagos de energía. Estamos arriba de los cien millones diarios esta semana”, precisó a Infobae una fuente del mercado.

La entidad sostiene en junio un modesto saldo a favor de USD 15 millones por su participación cambiaria, a pesar de los sostenidos ingresos por liquidaciones del agro en el período de más alto superávit comercial, que coincide estacionalmente con el segundo trimestre del año.

“El BCRA sigue sin poder hacerse de sumas significativas en el mercado, por lo que a esta altura será muy difícil de cumplir con la meta de reservas netas del BCRA de junio acordada con el FMI”, subrayó la correduría StoneX. Añadió que “tal vez una opción sería flexibilizar la meta de junio sin modificar la meta anual por 5.800 millones de dólares”.

El dólar libre ganó un peso este martes a $206 para la venta, tras dos sesiones sin variantes al cierre. En 2022, el “blue” anota una pérdida de dos pesos o 0,9% desde que empezó el año.

Mientras, el dólar formal ganó 18 centavos en el mercado mayorista, a $121,29 para la venta. En el transcurso de 2022, el tipo de cambio oficial aumenta un 18,1%, frente a una inflación que se aproxima al 30% en el período.

De este modo, la brecha cambiaria entre el dólar oficial y el paralelo alcanza el 69,8%, la más ajustada en casi un año, desde el desde el 15 de junio del año pasado (67,9%).

SEGUIR LEYENDO: