Estanflación: un banquero de Wall Street advierte que EEUU sufrirá el mismo problema que la Argentina

El ejecutivo Stephen Roach afirmó que la suba de las tasas de interés que deberá adoptar la Reserva Federal generarán una recesión y consideró que la inflación no es un fenómeno transitorio

Stephen Roach, ex CEO de Morgan Stanley Asia,
Stephen Roach, ex CEO de Morgan Stanley Asia,

Como lo que pronostican varios economistas acerca de la Argentina, el economista Stephen Roach dijo que la estanflación es su escenario base para la economía estadounidense.

Esto se debe a que la Reserva Federal tiene que hacer una gran cantidad de ajustes si quiere controlar la inflación, que derivarán en una contracción económica.

En declaraciones al programa “Fast Money” de la CNBC el jueves, el ex presidente de Morgan Stanley Asia dijo que el problema de la inflación es generalizado y persistente, y es probable que dure mucho tiempo.

Los inversores están cada vez más preocupados por el riesgo de desaceleración económica, o incluso de recesión, a medida que la Reserva Federal adopta medidas agresivas para combatir una inflación que se sitúa en máximos de 40 años, subrayó Business Insider.

En este sentido, el economista Mohamed El-Erian dijo esta semana que ve la estanflación -una mezcla tóxica de una economía estancada y una inflación desenfrenada- como algo inevitable para Estados Unidos.

La última vez que Roach advirtió de una estanflación al estilo de los años 70 fue hace dos años, al comienzo de la pandemia.

Mohamed A. El-Erian, economista que también pronosticó una recesión
Mohamed A. El-Erian, economista que también pronosticó una recesión

“En aquel momento, le preocupaban las presiones de la oferta, pero ahora le preocupa la demanda”.

Además, este año la guerra de Ucrania y la política de COVID-cero de China han contribuido a generar problemas en la cadena de suministro, señaló.

“El lado de la demanda realmente se ha alejado de la Fed, y la Fed tiene una cantidad masiva de ajuste que hacer”, dijo, en relación a las subas de la tasa de interés por parte del organismo monetario que maneja Jerome Powell.

“Los mercados no están ni siquiera cerca de descontar todo lo que se va a necesitar para controlar el lado de la demanda”, expresó Roach.

“Eso subraya el profundo agujero en el que se encuentra Jerome Powell”, aclaró el experto financiero.

Este mes, el presidente de la Fed y sus colegas responsables de la política monetaria subieron las tasas de interés en 50 puntos básicos, el mayor aumento en una reunión en 22 años.

El banco central de Estados Unidos señaló que seguirían subidas de tipos igualmente agresivas.

El índice de precios al consumidor, una medida de inflación muy vigilada, subió un 8,3% en el año hasta abril, mostrando la mayor inflación desde la década de 1980, que se frenó justamente a partir de la decisión del presidente de la Reserva Federal Paul Volcker de subir las tasas.

FOTO DE ARCHIVO. El expresidente de la Reserva Federal estadounidense, Paul Volcker,
 REUTERS/Eduardo Muñoz
FOTO DE ARCHIVO. El expresidente de la Reserva Federal estadounidense, Paul Volcker, REUTERS/Eduardo Muñoz

El economista de Yale no está de acuerdo con el argumento de que la inflación alcanzará su punto máximo y retrocederá, ya que cree que se mantendrá por encima del 5% durante el resto del año. En base a esta premisa, Powell y la Fed tendrán que ir mucho más rápido, para no quedar atrás de las expectativas, como ocurre en la Argentina con el Banco Central, que, pese a la suba de tasas, éstas todavía se ubican en un terreno negativo.

“Incluso si hace 50 puntos básicos en las próximas cinco reuniones del FOMC en 2022, la tasa de fondos federales termina el año en 3,25. De nuevo, eso sigue siendo casi 2 puntos por debajo de lo que creo que será la tasa de inflación”, dijo Roach.

“Cincuenta puntos básicos no son suficientes. Y, al descartar algo mayor que eso, sólo envía una señal de que tiene las manos atadas”, añadió. “Y creo que los mercados se sienten incómodos con esa conclusión”, expresó.

En la Argentina, la inflación ya se ubica en el 58% en los últimos 12 meses y los analistas creen que llegará al 65-70 por ciento a fin de año. En tanto, el crecimiento económico rondaría el 2-3 por ciento, casi como producto del arrastre estadístico. En marzo, el estimador mensual de actividad económica ha caído contra el mes previo, en una señal que anticipa agotamiento, según los industriales y los analistas.

SEGUIR LEYENDO: