Balance industrial pyme 2021: fuerte aumento de actividad, pero la mitad de los sectores sigue por debajo del nivel de prepandemia

Según una medición privada, la actividad de las pequeñas fábricas superó el año pasado en promedio a la de 2019, aunque algunos rubros clave todavía muestran números rojos


La industria pyme textil fue una de las que registró una fuerte recuperación en 2021 tras el primer impacto de la pandemia. REUTERS/Agustin Marcarian
La industria pyme textil fue una de las que registró una fuerte recuperación en 2021 tras el primer impacto de la pandemia. REUTERS/Agustin Marcarian

La producción de las pymes industriales registró en diciembre una mejora interanual de 16,1%, por lo que terminó el año con una recuperación acumulada de 22 por ciento. Así, según una medición realizada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la actividad del sector superó el nivel que registraba antes del inicio de la crisis sanitaria. Como asterisco a ese dato positivo en términos generales, la entidad consideró que la mitad de los rubros fabriles pyme todavía están por debajo de la prepandemia.

La actividad industrial pyme había tenido en 2020, el primer año de impacto pleno del coronarivus, un desplome de casi 15%, según la entidad que reúne a pequeñas y medianas empresas. La recuperación a lo largo de 2021 le permitió al sector recomponer esa caída y terminar incluso por encima de ese nivel. Incluso en comparación con el 2019, de acuerdo a la medición de CAME, la industria pyme está un 3,8% por encima.

Los sectores con números superiores a 2019 fueron Papel, cartón, edición e impresión (18,8%); Caucho y plástico (12,5%); Alimentos y bebidas (7,4%); Sustancias y químicos (7%); Textil e indumentaria (3%) y Productos de metal, maquinaria y equipos (0,5 por ciento).

Por debajo de los niveles de prepandemia quedaron Madera y muebles (-0,7%), Máquinas y aparatos eléctricos y de informática (-0,8%), Material de transporte (-3,5%), Minerales no metalíferos (-8,6%) y Calzados y marroquinería (-16,7 por ciento).

La actividad industrial pyme había tenido en 2020, el primer año de impacto pleno del coronarivus, un desplome de casi 15%, mientras que en 2021 se recuperó un 22 por ciento

Además, en la comparación mensual, la actividad de la industria manufacturera se incrementó en diciembre en 4,2% respecto a noviembre. Desde CAME señalaron que la producción del último mes de 2021 se vio traccionada por el consumo de fin de año, en donde sectores como alimentos, indumentaria, muebles, papel, cartón y productos de caucho y plástico, explicaron el crecimiento.

En lo relativo al uso de la capacidad instalada, el indicador cayó desde 74,3% en noviembre a 72,7% en diciembre, lo que representó una baja de 1,6 puntos y se explicó por “la incorporación de nuevas maquinarias en los rubros indumentaria y papel y cartón, edición e impresión”, además de que “hubo empresas que informaron además que debieron tercerizar producción para cumplir con compromisos por tener personal con licencias covid”.

También, el 63% de las pymes relevadas evaluó la situación actual de su empresa como “buena o muy buena”, por lo que se mantienen los resultados de noviembre, y se sostuvo igualmente estable, en 69%, la cantidad de empresas de la muestra que trabajaron “con rentabilidad positiva”, indicó el informe.

La industria pyme podría sentir el efecto de la suba de contagios, que reduce la dotación de personal en las fábricas. EFE/ Enrique García/Archivo
La industria pyme podría sentir el efecto de la suba de contagios, que reduce la dotación de personal en las fábricas. EFE/ Enrique García/Archivo

Por su parte, el rubro de Papel, cartón, edición e impresión creció 79,6% anual en diciembre y 75,1% frente al mismo mes de 2019, a precios constantes, y resultó el sector de mayor expansión.

En el caso de indumentaria y textil, la producción subió 39,9% anual en diciembre y 35,0% bianual, en la medición a precios constantes, y en el año creció 40,7% y 3% frente a 2019. “El consumo firme por las fiestas y la buena temporada de verano, y el freno en los ingresos de productos importados empuja desde hace meses a esta industria. Sobre fin de mes, este sector comenzó a mostrar restricciones por la ausencia de personal contagiado con Covid o por ser contacto estrecho”, mencionó CAME.

En ese sentido, recientemente una entidad pyme alertó por el cierre de comercios y buscan que se les habilite la posibilidad de exigir el pase sanitario a sus trabajadores de manera incentivar la vacunación contra el Covid-19. La Confederación General Empresaria (Cgera), propuso que se habilite a las industrias y comercios a solicitar el pase sanitario que acredite el esquema de vacunación completo contra COVID-19 a los trabajadores “para proteger al empleo y evitar que se interrumpa la reactivación económica”.

Como asterisco al dato positivo de recuperación en términos generales, CAME estimó que la mitad de los rubros fabriles pyme todavía están por debajo de la prepandemia

“Los empresarios pedimos que nos permitan solicitar el pase sanitario a nuestros empleados porque queremos que estén cuidados y que vengan a trabajar, pero no de cualquier manera, sino protegidos por la vacunación, que ha demostrado ser efectiva para reducir las muertes y las internaciones por Covid-19″, manifestó Marcelo Fernández, presidente de Cgera.

Según la Unión Industrial Argentina (UIA), alrededor de 80.000 empleados del sector dejan a diario de trabajar por estar contagiados de Covid-19 o bien ser contactos estrechos, situación que, advirtieron, pone en peligro el abastecimiento.

Asimismo, la Federación de Comercio e Industria (Fecoba) reportó un ausentismo del 20% en los comercios porteños a causa de los contagios por coronavirus o por contactos estrechos con personas que cursan la enfermedad.

SEGUIR LEYENDO: