La chicana de Sturzenegger: la foto de Guzmán y Stiglitz en el BCRA el día que Macri salió del cepo de Cristina Kirchner

El ex presidente del Central respondió en duros términos al premio Nobel de Economía y mentor de ministro argentino, quien había elogiado el “milagro” que vive la economía argentina. La respuesta desde Hacienda

Tercero desde la izquiera, el hoy ministro de Economía MArtín Guzmán. Junto a él, cuarto en orden, Joseph Stiglitz, junto a Federico Sturzenegger y equipo. La foto es del 17 de diciembre de 2015, día de salida del cepo cambiario
Tercero desde la izquiera, el hoy ministro de Economía MArtín Guzmán. Junto a él, cuarto en orden, Joseph Stiglitz, junto a Federico Sturzenegger y equipo. La foto es del 17 de diciembre de 2015, día de salida del cepo cambiario

El ex presidente del Banco Central durante el primer tramo del Gobierno de Mauricio Macri, Federico Sturzenegger, elaboró una larga y sentida respuesta a los elogios con los que el premio nobel de Economía Joseph Stiglitz se refirió al supuesto “milagro” económico que tuvo lugar en lo que va de la presidencia de Alberto Fernández.

El renombrado economista estadounidense, mentor del ministro de Economía Martín Guzmán, había elogiado la política económica en un artículo reciente.

Desde el entorno de Guzmán, en tanto, aseguraron que la visita fue protocolar, en medio de un viaje del premio Nobel, y que “no se celebró nada”.

En inglés, y en tono de carta, Sturzenegger confiesa “perplejidad”, discute con algunos de los argumentos del Nobel de Economía y, como punto cúlmine de su chicana, rescata del recuerdo una foto en la que Stiglitz y hasta el propio Guzmán posan felices junto a Sturzenegger y equipo el día en que la administración Macri salió del cepo cambiario que rigió hasta diciembre de 2015. Un golpe particularmente fuerte.

En inglés, Federico Sturzenegger discutió con Joseph Stiglitz, quien afirmó que la actualidad de la Argentina es un "milagro económico"
En inglés, Federico Sturzenegger discutió con Joseph Stiglitz, quien afirmó que la actualidad de la Argentina es un "milagro económico"

“Estimado Joseph Stiglitz, hemos leído con perplejidad su artículo en Project Syndicate. Siempre te apreciaremos por demostrar que la economía es divertida y sorprendente, que hay que abordar nuevas preguntas. Pero mi sensación es que en Argentina no te has atrevido a hacer las preguntas incómodas”, empieza su largo hilo Sturzenegger en su cuenta de Twitter.

“Empecemos por la pandemia. Por favor, pregunten por qué el gobierno en 2020 rechazó 12 millones de vacunas de Pfizer. Una oscura decisión que condenó a entre 20 o 30 mil argentinos a una muerte prematura. Si te contestan avísanos, el pueblo argentino aún se debe una respuesta”, continúa el ex funcionario de Macri.

Hablas de milagro pero es tendencioso ver la recuperación de una de las cuarentenas más espantosas del mundo. Según el WEO (informe de perspectivas económicas mundiales del Banco Mundial), Argentina será uno de los países con peores resultados entre el 2021 y el 2024. Con unas cosechas tan abundantes como las de este país es un verdadero milagro”, ironiza el ex banquero central.

Uno de los argumentos de Sturzenegger: proyecciones del Banco Mundial sobre el pobre crecimiento esperado para la Argentina
Uno de los argumentos de Sturzenegger: proyecciones del Banco Mundial sobre el pobre crecimiento esperado para la Argentina

“Hablas de políticas de crecimiento. Tal vez quieras preguntar por qué se dejó a los niños sin escolarizar durante un año y medio (te voy a decir por qué: para complacer a los sindicatos). La capacidad de generar ingresos de toda una generación disminuyó un 12% de por vida”, sostuvo.

“Hablás de innovación (quizás era una broma). Los fuertes impuestos a la riqueza produjeron un éxodo de capital físico, empresarial y humano que Argentina sólo había visto durante las dictaduras. Este gobierno ha destruido la innovación en fintech, software, transporte, etc”, continúa.

Volvés a las políticas del gobierno de Macri. Pero entonces te olvidaste de hacer algunas preguntas. Por ejemplo, el déficit primario que heredó Fernández fue de apenas 0,4% del PBI, y este año, a pesar de la ‘milagrosa’ recuperación, será de 3,3% del PBI. No veo la mejora. Habría que preguntar qué están haciendo con ese dinero. Descubrirás, por ejemplo, que están pagando la mitad de los gastos de las vacaciones de los argentinos ricos. Cuando se paga eso con el impuesto a la inflación, se está dando a los ricos y quitando a los pobres”, atacó en referencia al programa Previaje que devuelve parte de los gastos turísiticos a los viajeros.

“No veo nada a favor de los pobres en financiar el gasto público con el impuesto inflacionario. Comprobá las cifras de impresión de dinero del pasado diciembre, te van a dar un escalofrío. No me extraña que la pobreza esté ahora en el 40,6% (la de Macri en 2017 fue del 25,7%)”, fustigó Sturzenegger.

“Alabás el aumento de las exportaciones como si fuera bueno, pero entonces, ¿por qué el gobierno grava a los exportadores con el 50% de su flujo de caja y subvenciona a los importadores con la misma cantidad? Tal vez puedas encontrarle algún sentido a esto que aquí en Argentina todavía estamos tratando de descifrar”, continuó.

El premio Nobel de Economía 2001, el estadounidense Joseph Stiglitz, elogió el "milagro" argentino conducido por su discípulo el ministro de Economía Martín Guzmán. Foto: EFE
El premio Nobel de Economía 2001, el estadounidense Joseph Stiglitz, elogió el "milagro" argentino conducido por su discípulo el ministro de Economía Martín Guzmán. Foto: EFE

“Si lo descubrís, podés seguir preguntando por qué prohíben la exportación de algunos productos, por ejemplo, la carne, reduciendo la oferta, aumentando los precios y permitiendo que nuestros mercados se pierdan, tal vez definitivamente, ante la competencia más inteligente de nuestros países vecinos”, añadió antes de atacar la reestructuración de la deuda de 2020, la principal iniciativa de Guzmán en su tiempo a cargo del Palacio de Hacienda.}

“También alabas la reestructuración de la deuda. Pero la tasa de interés de la deuda que se reestructuró era del 5% según los números de Martín Guzmán. Con un crecimiento del PBI nominal histórico del 4%, la deuda era prácticamente sostenible. Con una inflación en EEUU del 7% aún más. El problema de perseguir la reestructuración de una deuda que es sostenible es que el Gobierno se vuelve poco fiable. El riesgo país es ahora -tras la ‘necesaria’ y ‘exitosa’ reestructuración- del 18% en dólares. No veo ningún beneficio en eso”, argumentó Sturzenegger.

“También puede preguntarse por qué, si le preocupa la deuda, el Gobierno permitió que la deuda indexada por inflación creciera tan rápido. Creció un 25% en valor en dólares el año pasado, añadiendo sólo en 2021 una cantidad equivalente a casi la mitad del controvertido préstamo del FMI (y esto es en realidad nueva deuda real). Por cierto, el gobierno afirma que la deuda indexada a la inflación no es un problema. De hecho, ¡afirma que no existe! ¿Se puede preguntar por qué dicen esto?”, preguntó.

Te haces eco de la idea errónea de que el programa del FMI aumentó la deuda. Pero los niveles de deuda en 2017 y 2018 son similares (ver gráfico). El programa fue un refinanciamiento con un acreedor más barato. No veo un perjuicio en eso. De hecho, Guzmán renueva la deuda todos los días”, dijo.

Uno de los argumentos de Sturzenegger: la deuda no aumentó con el préstamo del FMI
Uno de los argumentos de Sturzenegger: la deuda no aumentó con el préstamo del FMI

“También podés preguntar qué pasó con las reservas del Banco Central durante los cinco años previos a la elección de Macri. Descubrirás que se saquearon 50.000 millones de dólares. Cuando Macri llegó al poder las reservas del Banco Central eran negativas. El saqueo de activos es una forma de endeudamiento”, agregó antes de dar uno de los golpes de efecto más llamativos de su ataque a Stiglitz.

En el siguiente tuit, Sturzenegger rescató del olvido una vieja publicación suya en la misma red social. El 20 de diciembre de 2015, sólo 3 días después de la salida del cepo cambiario, el ex banquero central había publicado una foto de la visita del propio Stiglitz al Banco Central de la Argentina. En la foto, junto con los funcionarios de la administración de Sturzenegger posan el premio Nobel y su protegido: el actual ministro de Economía, Martín Guzmán. La foto fue sacada el 17 de diciembre, día de salida del cepo, y el ex banquero central de Macri recuerda cómo Stiglitz, Guzmán, Sturzenegger y compañía compartieron ese día un almuerzo celebratorio por la transormación del régimen cambiario.

“Tal vez lo recuerdes porque el 17 de diciembre de 2015, el día que levantamos el control de cambios con reservas netas negativas, visitaste el Banco Central y elogiaste la medida. De hecho, ¡ese día tuvimos un almuerzo de celebración!”, atacó Sturzenegger.

Sturzenegger tajo a colación un viejo tuit de diciembre de 2015 en el que Stiglitz y Guzmán celebran la salida del cepo cambiario
Sturzenegger tajo a colación un viejo tuit de diciembre de 2015 en el que Stiglitz y Guzmán celebran la salida del cepo cambiario

Por último, el hoy docente universitario hizo hincapié en los argumentos de Stiglitz sobre el rol del carry trade -la “bicicleta financiera”- en la crisis de balanza de pagos que estalló en 2018 y que meses más tarde terminó con la estadía de Sturzenegger en el Banco Central.

Cuidado con el argumento del carry trade: puede que vayas detrás de un hombre de paja. Si examinás los datos encontrarás que los flujos de cartera destinados al carry trade fueron prácticamente nulos. La mayor parte de los flujos de cartera se dirigieron a la deuda pública denominada en dólares y no tenían ninguna relación con el carry trade. El carry trade es demasiado peligroso con un tipo de cambio flotante, esto limita su tamaño. Ha sido una de las principales críticas de este gobierno a la administración anterior, pero no resiste el escrutinio de los datos”, dijo.

“Estimado Stiglitz, no hay nada que pueda decir o escribir que cambie nuestra admiración por usted. Sus contribuciones a nuestra comprensión de las finanzas públicas, el trabajo, el crédito y los mercados de bienes son imposibles de superar. Su estudio del riesgo, simplemente alucinante. Nos enseñaste a hacer preguntas divertidas, a desafiar nuestros propios puntos de vista, a ver las cosas desde un ángulo diferente. No se me ocurre ningún otro economista (¿tal vez Robert Lucas?) que haya impresionado tanto a tantas generaciones de economistas”, cerró el economista.

“Te sugiero que recuperes un poco de su propio espíritu. Dado que sos el economista más respetado por el gobierno argentino, espero que tengas una visión más crítica. Ayudarles a recorrer el camino equivocado con argumentos falsos no es la manera de ayudar”, concluyó.

“No se celebró nada”

Desde el entorno de Guzmán, aclararon que “no se celebró nada” y que la visita al Banco Central se dio en medio de una gira de Stiglitz y Guzmán por Argentina y Uruguay.

“Fueron invitados a almorzar y en ese almuerzo, en donde nada se celebró, marcaron la disidencia con la visión de Sturzenegger sobre las implicancias que iba a tener el salto del tipo de cambio al liberar los controles de capitales en la forma en que lo hicieron”, destacaron.

En ese contexto, mencionan una nota del ahora ministro en Página 12 donde criticó el lanzamiento del bono a 100 años, qué calificó como “absurdo por donde se lo mire” y donde afirmó que “Argentina va por mal camino”.

“Este Gobierno se la pasa diciendo que su esquema de políticas va a conducir a la Argentina a un sendero de estabilidad y ahora emite un bono que, a las tasas actuales, está reconociendo una probabilidad de default de aproximadamente 6 por ciento. Eso equivale a una crisis de deuda en la que se declara una cesación de pagos cada 16 años, por lo que están asumiendo que Argentina está condenada a las crisis recurrentes por el siglo próximo entero”, aseguró Guzmán en esa entrevista.

SEGUIR LEYENDO: