Por segunda rueda seguida el BCRA no tuvo que vender dólares en el mercado

La entidad monetaria debió desprenderse de unos USD 700 millones en septiembre, pero una mayor oferta privada en las últimas ruedas equilibró los negocios en la plaza cambiaria

La sede del Banco Central, en el centro porteño
La sede del Banco Central, en el centro porteño

El mes de septiembre siempre es de alta exigencia para el Banco Central, que, por cuestiones de estacionalidad de las exportaciones, debe suplir faltantes en la oferta de divisas en la plaza mayorista.

Prueba de ello fue el saldo negativo que registró la entidad monetaria desde el inicio de mes, por unos USD 700 millones acumulados, cuando había conseguido finalizar con compras netas en los anteriores nueve meses.

Esta semana, una mejora en los ingresos genuinos en la plaza cambiaria equilibraron al mercado y dieron una tregua al Central, que terminó con saldo neutro su participación por segunda rueda seguidas, según estimaciones privadas

Un dato a tener en cuenta es la reducción del monto operado, que este jueves fue de unos USD 335 millones en el segmento de contado, luego de negocios por USD 301 millones el miércoles.

El volumen de la plaza mayorista había superado los USD 500 millones en varias ruedas de septiembre, y el pasado viernes 17 llegó un máximo de USD 711 millones, el más elevado desde octubre de 2019, antes de que se reforzara el cepo cambiario tras las elecciones presidenciales.

El Banco Central mantiene un saldo neto negativo por sus intervenciones que alcanza los USD 701 millones en septiembre, y que se extiende a USD 1.057 millones desde el 26 de agosto.

En 2021, en tanto, el Banco Central sostiene un saldo a favor de unos USD 6.500 millones por su participación cambiaria.

Un informe de la consultora Torino Economics identificó un “contexto en el cual las liquidaciones por exportaciones desde el sector agrícola se reducirán, lo que a su vez hará más estrecho el margen de maniobra del que dispondrá el Banco Central para recuperar el nivel de reservas líquidas”.

La estrechez de divisas en la economía en este 2021 se produce en un marco de elevado superávit comercial en la comparación histórica. Según el INDEC, el saldo a favor por el intercambio de bienes superó los USD 10.649 millones en los primeros ocho meses de 2021, sólo superado por 2009, cuando por la recesión generada por la crisis internacional colapsó las importaciones. Y reportó el pasado agosto un superávit comercial por USD 2.339 millones, el más importante en 21 meses, desde noviembre de 2019.

En 2021, el BCRA sostiene un saldo a favor de USD 6.500 millones por su intervención cambiaria, pero en septiembre acumula ventas netas por USD 700 millones

Sin embargo, el BCRA finalizó agosto con un saldo comprador en el mercado de solo un millón de dólares el mes pasado y pasó al lado vendedor en septiembre.

Para Portfolio Personal Inversiones, “la explicación puede estar orientada a que gran parte del fuerte superávit comercial del año ya fue liquidado en los meses previos. En los primeros siete meses del año, el superávit comercial cambiario (“base caja”) de USD 12.039 superó ampliamente al superávit comercial INDEC (“base devengado”) de USD 8.310 millones”, que deja diferencial entre ambas mediciones de USD 3.729 millones a julio.

Fuente: Portfolio Personal Inversiones
Fuente: Portfolio Personal Inversiones

“Parte de esta reversión puede haber sido lo que vimos en el MULC de agosto y lo que estamos viendo en el MULC de septiembre”, subrayaron los analistas de Portfolio Personal, y resaltaron “el sesgo pro importador y anti exportador del cepo cambiario sigue más vigente que nunca. Las cantidades importadas, que crecieron 33,4% anual, llevan doce meses consecutivos creciendo por encima de las cantidades exportadas (+25,7%)”.

SEGUIR LEYENDO: