Martín Guzmán: “La Argentina está en un proceso gradual de desinflación”

El ministro de Economía aseguró que no se puede prometer que la inflación terminará en un dígito al final del Gobierno de Alberto Fernández, pero destacó las bajas en el índice mensual

El ministro de Economía de la Nacion, Martín Guzmán
El ministro de Economía de la Nacion, Martín Guzmán

El ministro de Economía Martín Guzmán aseguró este jueves que no se puede prometer que la inflación anual terminará en un dígito al final del Gobierno de Alberto Fernández, pero destacó que la Argentina está en un proceso gradual de desinflación, que se observa en las bajas intermensuales en el índice.

“Estamos previendo que la la tasa de inflación intermensual va a ir en una senda decreciente. Habíamos dicho que el mes de inflación más alto iba a ser marzo y después decrecería y eso viene ocurriendo. A partir del próximo mes esperamos que la tasa interanual vaya descendiendo. Hoy la Argentina está en un proceso gradual, persistente, y que va a llevar tiempo, de desinflación”, señaló el ministro en una entrevista con el canal de noticias A24. El último dato fue del 3% en julio, del 51,8% en el último año y del 29,1% en siete meses, por lo que ya superó la meta anual fijada en el presupuesto por el funcionario; la semana próxima se conocerá el dato de agosto, que se ubicaría por debajo de esa cifra mensual.

Guzmán también se refirió a las críticas de la oposición sobre el crecimiento de la deuda en pesos y la emisión monetaria. “Quisiéramos tener más crédito. Gobernar en los tiempos de la normalidad sería más fácil; nos tocó una doble crisis. Quienes consideramos que el Estado tiene un rol importante en generar un economía de mercado que funcione mejor, creemos que el Estado tiene que tener fuerza y tener crédito y buena moneda. Cuando iniciamos el Gobierno, el crédito no existía y porque había sido rifado en dos años”, dijo el ministro.

“Cuando hoy la oposición critica que estemos tomando crédito en pesos y critica la emisión monetaria, lo que están diciendo es que hay que que hacer un ajuste del gasto, en este contexto. Eso es lo que hicieron ellos”, agregó Guzmán.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y Martín Guzmán en una reunión de comienzos del año pasado
La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y Martín Guzmán en una reunión de comienzos del año pasado

Con respecto a las expectativas de inflación, el ministro destacó que se tienen que atacar los múltiples problemas que causa la inflación, y que eso requiere solucionar la escasez de dólares. En la charla, Guzmán señaló que “la economía argentina está mejor” y que el país se encuentra “en una situación de mayor robustez”.

También se refirió al valor del dólar oficial previsto para fin de año. “Mantenemos la política cambiaria que establecimos en la Ley de Presupuesto, hemos planteado un sendero de depreciación al año de 24% que se viene cumpliendo. Apuntamos a llegar a diciembre con esa pauta. Hoy enfrentamos una situación de mayor robustez en el frente externo. En los primeros 7 meses del año el Banco Central acumuló USD 3.200 millones y luego se sumaron los derechos especiales de giro”, del FMI, resumió.

Con todo, Guzmán señaló que el Gobierno sigue trabajando en un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional para refinanciar la deuda de USD 45.000 millones, generada durante el Gobierno anterior. “Lo hacemos con la convicción de cuidar a nuestra Patria y a los intereses del pueblo argentino. Se ofrecen dos visiones. Hacer lo mismo que se hizo entre 2015 y 2019, que terminó en un colapso productivo en la Argentina, con aumento de la pobreza y desigualdad. O nuestra visión de dar continuidad a algo que está funcionando que es la recuperación productiva, la generación de empleo y reducción de la inflación”, explicó.

“Con el Fondo, hay un proceso de construcción, de entendimiento. En el frente externo, hay que ir acumulando reservas, lo que también nos a a permitir ir modificando los controles de capital. Este esquema defensivo, que no lo adoptamos nosotros, tiene que ver con la huida de capitales que hubo cuando se los dejó entrar a especular. Queremos converger a un esquema distinto”, dijo Guzmán.

El ministro habló de una baja gradual de la inflación
El ministro habló de una baja gradual de la inflación

Una de las posibilidades es que una vez que se cierre el acuerdo, la Argentina pueda obtener un reembolso de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que asignó a la Argentina el FMI y que se utilizaron para pagar los vencimientos de la deuda. “El dinero es fungible. Estamos trabajando para llegar a un acuerdo. Eso nos va a permitir refinanciar las deudas. Lo ridículo es que la Argentina haya tomado USD 45.000 millones de deuda y ni un dólar se haya usado para mejorar la capacidad productiva. Hay un montón de cosas que se negocian y luego de cara a la sociedad lo llevamos al Congreso. Se negocia un programa que nos permita una posición cambiaria mas robusta el año que viene”, aseguró.

“Hay condiciones que hay que cambiar. Que son dañinas para la Argentina como el sobrecargo de intereses que paga el país. En octubre, en la reunión anual del G20 se pueden buscar más avances, pero lo tienen que votar los accionistas del FMI. En el último comunicado del G20 se incluyó una línea donde se habló de revisar la política de sobrecargos que le hace mal a los países que tienen préstamos del Fondo en una situación de pandemia. Y que eso nos permita tener un alivio financiero y poder destinar dólares a la producción y no para pagar sobrecargos de intereses al Fondo”, detalló.

Por último, Guzmán confirmó que el Gobierno sigue trabajando en un esquema de segmentación de subsidios para el aumento de los servicios públicos. Y aseguró que, luego del fallido pedido de renuncia a Federico Basualdo (Subsecretario de Energía Eléctrica), todos en el equipo están de acuerdo en la importancia de aplicar este esquema de que los subsidios recaigan en quienes más los necesitan. “Estamos todos de acuerdo en este punto en la importancia de la segmentación. Estamos ahora en una aceleración del proceso, todos actuamos con fuerza sobre la base de convicciones y hay veces que se actúa de una forma que tiene más impacto que otra. Lo que importan son los resultados”, señaló. Y agregó que la segmentación de los subsidios permitirá reasignar partidas de gasto público a otras necesidades de la sociedad.

SEGUIR LEYENDO:


Información provista porInvertir Online