Aerolíneas Argentinas denunció al gremio de los pilotos por negarse a entrenar en simuladores en medio de un conflicto por vacunas

Los aviadores no quieren practicar en simulador por temor al contagio y exigen ser vacunados. Al no certificar aptitudes, las tripulaciones quedan en tierra y se alteran los vuelos. La empresa argumenta que es una medida de fuerza encubierta

Los pilotos dicen que los simuladores no permiten mantener protocolos contra el Covid-19 que sí están presentes en los vuelos
Foto: Presidencia de la Nación/cf/Telam
Los pilotos dicen que los simuladores no permiten mantener protocolos contra el Covid-19 que sí están presentes en los vuelos Foto: Presidencia de la Nación/cf/Telam

Aerolíneas Argentinas presentó una denuncia contra la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) ante el Ministerio de Trabajo por lo que considera una medida de fuerza encubierta del gremio aeronáutico que se niega a que sus afiliados participen de cursos por la situación sanitaria y que, por lo tanto, deja en tierra al 20% de los aviadores de la firma. La situación, que gira alrededor del reclamo de vacunas por parte de los trabajadores, ya le costó a la empresa tener que desviar un vuelo. El objetivo de la línea aérea es lograr una conciliación obligatoria para no tener que suspender vuelos en las próximas semanas.

La empresa argumentó en su presentación ante el ministerio que APLA dio mandato a sus afiliados de no asistir a cursos de instruccióna en el centro de capacitación de la empresa, lo que causó el vencimiento de certificaciones. Un total de 261 pilotos quedaron inhabilitados para volar al vencerse sus certificaciones y el número va en crecimiento a medida que se paraliza la actividad en los simuladores de vuelo.

El freno a la instrucción ya causó problemas operativos. El vuelo 1303 del 10 de junio proveniente de Miami no pudo aterrizar en Ezeiza en un día de niebla dado que el piloto tenía vencida la certificación para hacerlo en esas condiciones climáticas. El avión tuvo que ser desviado a otro aeropuerto.

“El impacto de estas medidas no sólo es operativo (...) sino que además tiende a la desprofesionalización de los pilotos” (Aerolíneas)

Como resultado de la denuncia, el ministerio de Trabajo llamó a una reunión con las partes para el día de mañana. La cartera que conduce Claudio Moroni podría dictar una conciliación obligatoria, aunque la misma puede chocar con el hecho de que APLA no acepta que se trate de un conflicto laboral, sino de un problema sanitario.

“En el caso de una cabina de mando de un avión no hay distanciamiento social, pero el avión tiene unos microfiltros y un volumen de circulación de aire muy elevado. Tuvimos un porcentaje muy bajo de contagios en vuelo. En la cabina del simulador es distinto, no están esos filtros ni la renovación de aire, ni chances de que el protocolo te proteja, porque parte del entrenamiento implica uso máscaras de oxígeno que eliminan el barbijo”, explicó Pablo Biró, secretario general de APLA a Infobae.

“Tuvimos contagios en el centro de instrucción, y lo que hicimos fue pedirle a Aerolíneas Argentinas y al Ministerio de Transporte, pedirle que nos incluyan entre personal a vacunar, a lo que el ministro de Transporte accedió y nos comunicó que Salud había informado que los trabajadores de transporte iban a ser vacunados tan pronto se termine de vacunar a los esenciales y a los ciudadanos con comorbilidades”, agregó Biró.

Pablo Biró, titular de APLA (Adrián Escándar)
Pablo Biró, titular de APLA (Adrián Escándar)

“El Gobierno tiene las herramientas. Primero puede cumplir lo que prometió, ya hay distritos que están vacunando a ciudadanos de 45 años sin comorbilidades. Ellos tienen la herramienta y podrían programar a los pilotos que estén vacunados”, dijo el líder de los pilotos.

El desacuerdo coincide con la negociación paritaria del sector, que viene atrasado por el freno que sufrió la industria durante 2020. Todavía no se cerró la paritaria que venció en septiembre del año pasado y esa discusión todavía está en marcha. Sin embargo, los pilotos argumentan que son dos temas que corren por andariveles diferentes.

“Esto no tiene absolutamente nada que ver ni con la cuestión paritaria ni laboral, es un tema de salud. No hemos dejado de colaborar ni vamos a dejar de colaborar para combatir la pandemia”, comentó Biró. “Si nos vacunan, volvemos”, concluyó.

“Si nos vacunan, volvemos” (Biró)

En el escrito, la empresa argumenta que sólo el 6% de los afiliados de APLA dio positivo en tests de Covid-19 y que, tratándose de una pandemia, no se puede constatar que el contagio haya sido en el ámbito laboral. También que ha tomado las medidas de protección a la salud necesarias y que ante la continuidad de la negativa de APLA a asistir a los entrenamientos “el impacto (...) no sólo es operativo, como se ha señalado, sino que además tiende a la desprofesionalización de los pilotos en clara contraposición con la prioridad que siempre le ha otorgado la Empresa en consonancia con las normas aplicable”.

La falta de tripulaciones era tolerable para la línea aérea hasta semanas atrás, dado la poca cantidad de vuelos que se autorizan cada mes. Pero, en breve, la empresa retomará destinos interrumpidos por la pandemia, como el vuelo a Nueva York, y si las certificaciones siguen venciendo se quedará sin pilotos suficientes.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online