Los exportadores liquidaron con fuerza y aumentaron el poder de fuego del Banco Central, que devalúa solamente 3 centavos por día

La política de atenuar el ritmo de devaluación del tipo de cambio oficial es llevada al extremo por el BCRA, que fortalece sus reservas mientras espera las definiciones por la deuda con el FMI y el Club de París

Foto de archivo - Entrada al edificio del Banco Central de la República Argentina (BCRA), en Buenos Aires. Sep 16, 2020.  REUTERS/Agustin Marcarian
Foto de archivo - Entrada al edificio del Banco Central de la República Argentina (BCRA), en Buenos Aires. Sep 16, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian

La calma del dólar por el poder de fuego creciente que va adquiriendo el Banco Central gracias a la fuerte liquidación de exportaciones del agro, ha convertido a los bonos que indexan por el costo de vida y a los depósitos UVA, en las inversiones preferidas.

Por caso, los bancos vieron acrecentar los depósitos en UVA en $2.245 millones el jueves pasado. En los primeros 6 días de mayo estas colocaciones crecieron casi $5.000 millones (+4%). Los bonos indexados por el costo de vida, también subieron. Los más largos como el TX24 aumentaron 1,50% y los más cortos, 0,10%. Ambos bonos llegaron al tope de sus valores porque si rindieran más su renta bajaría. En las combinaciones de bonos indexados con dólar futuro, donde forman el dólar sintético, hay operadores que consiguen rendimientos cercanos a 50% anual.

Los arbitrajes que se hacen en los distintos bonos buscando exprimir la tasa de interés, son innumerables. Hay que recordar que el dólar en el mercado de futuros sigue con firmes retrocesos porque el Banco Central se ha convertido en un activo vendedor de los distintos fines de mes. El FMI le permite utilizar alrededor de USD 6.000 millones para operar en esta plaza. Por eso fin de año bajó nada menos que 0,79% a $ 120,60; fin de mayo cotizó a 95,26 (-0,18%). Las caídas de los precios se hicieron más sostenidas a partir de agosto porque allí la intervención del Banco Central es más fuerte porque es cuando merma el ingreso de dólares del agro.

La devaluación del día sorprendió. El dólar mayorista subió apenas 3 centavos a $ 93,86. Fue la más baja desde que empezó el “modo anclaje”. Si se toma el promedio de la semana, contando sábado y domingo pasados, la devaluación es también de apenas 3 centavos diarios y se ubicaría a fin de mes en alrededor de 1,60% contra una inflación que puede superar 4%.

Por un lado, los inversores apuestan a los activos indexados y por el otro confían en que el dólar va a estar tranquilo. Esto es, creen en la política cambiaria pero no en el resultado: bajar la inflación. El anclaje, les asegura ganancias en pesos mayores a las que dejaría estar posicionados en dólares y por eso retornó con fuerza el carry trade. Vender dólares para ganar en pesos y después recomprar los dólares en mayor cantidad con las ganancias que les dejó la moneda local.

En el mercado de dólares alternativos no hubo sobresaltos. De hecho, el Banco Central con el bono AL30C intervino con poco más de USD 4 millones que fueron suficientes para que el dólar MEP bajara 79 centavos a $ 153,16, un precio similar al que se operó en el mercado de las mesas de dinero con el bono GD30. Así el MEP bajó 55 centavos a $ 153,20. La intervención fue USD 20 millones nominales más baja que las de fines de abril.

El contado con liquidación, está dentro del nivel de tolerancia. El Banco Central no lo quiere ver por encima de $ 160. Por eso con la venta del AL30C que hizo el Central contra pesos, lo llevó a $ 157,93 que es un valor inferior en 54 centavos al de la rueda anterior. En el mercado más libre, cedió 75 centavos a $ 158,09.

El “blue” en el mercado libre, tuvo pocos negocios y se mantuvo en $ 151, valor que mantuvo al post cierre e indica que hoy operará sin sobresaltos.

El problema de esta calma cambiaria, es su precariedad. Cualquier contratiempo con el Club de París o el FMI, que son los que acreedores más importantes y a los que se les debe pagar poco más de USD 6.000 millones este año, puede hacer naufragar al esquema.

La oferta de los exportadores fue elevada y el Banco Central logró alzarse con USD 130 millones y pudo engrosar las reservas en USD 142 millones a USD 40.761 millones, a favor de la caída del dólar frente a las principales monedas del mundo. La idea del ministro de Economía, Martín Guzmán, es hacer un buen colchón de reservas de libre disponibilidad para poder cumplir con los organismos multilaterales y evitar un engorroso default que complicaría su gestión y provocaría descontrol en la economía.

Con la soja por encima de USD 600 dólares y que en el post cierre de Chicago estaba USD 1,20 arriba y podría llegar hoya superar los USD 603 por tonelada, el gobierno puede hacer un buen manejo de la deuda, pero la interna que vive el Presidente Alberto Fernández le complica los pagos al exterior. Este es el gran tema a resolver para ver cómo sigue el dólar.

La Bolsa, en tanto, interrumpió cuatro ruedas de alza contagiada por el mal humor de Wall Street donde bajaron todos los indicadores por el temor a la inflación futura. Con negocios 40% más bajos que el día anterior -operó $637 millones- el S&P Merval, cedió 1.26%. Los papeles más afectados fueron Banco Macro (-3,57%), YPF (-3,43%) y Banco Supervielle (-2,95%).

Los ADR’s -certificados de tenencia de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York- también tuvieron un monto de negocios inferior al del lunes al operar $ 1.892 millones. Las caídas más importantes fueron las de Transportadora Gas del Sur (-4,19%), Banco Macro (-2,49%) y Supervielle (-2,26%).

A todo esto, la caída de los bonos del Tesoro hizo que la tasa de retorno del título a 10 años suba a 1,62% y esto también inquieta al mundo porque hace que se vayan capitales de las inversiones de riesgo. Esto es que no solo volteen a las acciones de las Bolsas de Estados Unidos, sino que provoquen la salida de dólares de países emergentes y la caída de sus bonos. La Argentina padeció este movimiento y los bonos de la deuda con ley neoyorquina bajaron y el riesgo país aumentó 7 unidades a 1.601 puntos básicos. Volvió a quebrar el techo psicológico de los 1.600 puntos.

Para hoy se espera una rueda menos tensa, porque los indicadores de las Bolas de Nueva York abrieron en territorio positivo en el mercado overnite. También se recuperaban las criptomonedas. El Bitcoin cotizaba 2,21% arriba por encima de los USD 57 mil y Ethereum volvías a superar el techo de los USD 4.000 con subas de 7,7%.

No faltarán los que querrán entrar al mercado viendo el derrumbe de acciones que en el pasado dieron grandes ganancias y ahora están padeciendo fuertes reacomodamientos en Estados Unidos como son las del sector tecnológico. Tesla está en el valor más bajo de los últimos 200 días, por caso. El Dogecoin, la moneda de Elon Musk subía 9% y estaba a milésimas de superar los 50 centavos.

SEGUIR LEYENDO


Información provista porInvertir Online