La soja no se detiene: el precio internacional de la oleaginosa subió por séptima rueda consecutiva

En el mercado de Chicago cotizó en torno a los 550 dólares la tonelada. Esto representa una buena noticia para el Gobierno, ya que aumentan las divisas por exportaciones, mientras el productor sufre el efecto de las retenciones y el desdoblamiento cambiario

El precio internacional de la soja sigue en racha positiva. (REUTERS/Gary Cameron)
El precio internacional de la soja sigue en racha positiva. (REUTERS/Gary Cameron)

Por séptima rueda consecutiva, subió el precio internacional de la soja en el mercado de referencia de Chicago, donde los contratos con vencimiento en mayo próximo aumentaron USD 9,28 y cotizaron a USD 550,15 la tonelada, el valor más alto de los últimos 7 años.

Además los cereales continúan su racha positiva. El trigo posición mayo 2021 subió USD 4,96 y cotizó a USD 247,38 la tonelada y la misma posición del maíz, registró un aumento de USD 7,48 y cotiza a USD 246,28 la tonelada, el precio más alto de los últimos 8 años.

En relación al mercado local, en la Bolsa de Comercio de Rosario los especialistas señalaron que lo precios de los granos gruesos se vieron influidos mayormente por la presión de la cosecha local, que puso un freno a su alza. El mercado continúa apostado sobre los segmentos de maíz y soja con entregas próximas, con los oferentes buscando mayormente posibilidades de entrega. En el terreno de los precios, la soja con entrega inmediata registró la mejor oferta en USD 335 la tonelada, por el trigo con entrega en el mes de mayo se ofreció USD 215 la tonelada y el maíz con entrega contractual cotizó a USD 210 la tonelada.

Según explicaron los especialistas de FyO, el precio internacional de la soja subió como consecuencia de las pérdidas en el mercado de la harina de soja y por las recomendaciones de China de reducir el maíz y la harina de soja en la alimentación animal y reemplazarlos por el trigo y el arroz.

La suba de las cotizaciones internacionales, tanto de soja como los cereales, es una buena noticia para las arcas del Estado que se beneficiarán por un mayor ingreso de divisas por las exportaciones agroindustriales.

El precio internacional del maíz se ubica en los valores más altos de los últimos 8 años.  
REUTERS/Marcelo Rodrigues Teixeira
El precio internacional del maíz se ubica en los valores más altos de los últimos 8 años. REUTERS/Marcelo Rodrigues Teixeira

Ayer la Bolsa de Comercio de Rosario actualizó sus estimaciones para el presente año, donde la Argentina tendrá ingresos totales por sus exportaciones por 64.925 millones de dólares, un 18% de aumento en relación al año pasado, de las cuales las ventas al exterior de la cadena agroindustrial aportarán 33.613 millones de dólares, donde el complejo sojero significará el mayor aportante con casi 7.400 millones de dólares.

El efecto en la producción local

Mientras tanto, el productor de soja de la Argentina, que cobra su cosecha en pesos, sufre los efectos de las retenciones a las exportaciones del 33% y del desdoblamiento cambiario. A partir de un precio de cierre de ayer en el Matba Rofex del contrato de la oleaginosa con vencimiento en mayo del presente año en USD 343,7O la tonelada, el Estado se queda con 174 dólares poros efectos de las retenciones y ese precio al ser convertidos en pesos por el productor, a un dólar oficial del Banco Nación de $92,20, se queda en la mano con 31.690 pesos or tonelada.

Todo esto sucede en un contexto donde la actual campaña de granos gruesos estuvo signada por un clima que no fue favorable para los cultivos con largos períodos con falta de agua, sobre todo en momentos críticos en el desarrollo de las plantas, que afectaron su rendimiento a la baja. Sin embargo, en estas últimas semanas el nivel de precipitaciones parece comenzar el recorrido hacia una suerte de normalización, dando lugar a mejores proyecciones de producción.

A partir de la mencionada situación, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires aumentó la estimación de producción de maíz en un millón de toneladas hasta las 46 millones respecto a las mediciones publicadas la semana pasada, gracias a mejores expectativas de rendimientos, en especial, en los cultivos tardíos.

De concretarse este guarismo, la potencial cosecha del grano amarillo se posicionaría 5,5 millones de toneladas por debajo en comparación a lo obtenido en la campaña 2019/20 y tres millones de toneladas superior a la previsión de cosecha de soja, la cual se ubicaría en torno a las 43 millones de toneladas, según los cálculos de la Bolsa de Cereales porteña.

SEGUR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online