Para el mercado de dólar futuro, aumentaron las chances de devaluación después de las elecciones de octubre

Tras el dato de inflación de marzo, las operaciones indican una probabilidad mayor de tensión en el tipo de cambio

FOTO DE ARCHIVO. Billetes de 100 dólares en una imagen de ilustración, en Seúl, Corea del Sur. 7 de febrero de 2011. REUTERS/Lee Jae-won
FOTO DE ARCHIVO. Billetes de 100 dólares en una imagen de ilustración, en Seúl, Corea del Sur. 7 de febrero de 2011. REUTERS/Lee Jae-won

El Banco Central intervino más que en cualquiera de las ruedas de la semana pasada. Hay cobertura por parte de los inversores más conservadores que se preguntan cuánto tiempo podrán contener a los dólares alternativos, con los fondos Templeton y Pimco sin ánimo de renovar sus tenencias que suman el equivalente a USD 3.100 millones. Una buena parte de ellas -casi USD 600 millones- vence de aquí a fin de mayo.

En el dólar MEP, donde se negociaron USD 26,2 millones la divisa aumentó poco más de $ 1 a $ 144,37 y en la plaza libre donde los operadores utilizan el bono GD30D, cotizó a $ 144,44. En la plaza del contado con liquidación los negocios sumaron USD 54,1 millones y la divisa aumentó 44 centavos a $ 152,44, mientras que en la plaza libre cerró a $ 152,22.

Donde hubo un cambio notable fue en el mercado de futuros en el que el aumento de la inflación hizo subir las chances de devaluación, en particular después de fin de octubre. Fin de diciembre, que es una posición que va creciendo en negocios aumentó 1% y cerró en $ 123. La tasa de devaluación subió a 37% anual.

Los bonos que indexan por el costo de vida aumentaron hasta 0,62%, como fue el caso del TX23, porque no creen en una inflación descendente. Ven complicaciones a corto plazo, más allá de que abril tenga el problema de las restricciones al consumo de la segunda quincena.

Los depósitos UVA crecieron el miércoles pasado $1.360 millones. El fervor volvió a estas colocaciones que ajustan por el costo de vida y deben quedar inmovilizadas en el banco a un plazo mínimo de 90 días. Para las entidades no son tan buen negocio como para los ahorristas, porque tienen problemas para prestarlos. Los plazos fijos, la mayoría a 30 días, están estancados y no suben siquiera al ritmo de la tasa de interés que devengan.

En la plaza mayorista con negocios por USD 354 millones por la fuerte presencia de los exportadores, el dólar subió 12 centavos a $ 92,93, es decir menos de 5 centavos diarios, pero este descuento fue porque el viernes el peso se devaluó 8 centavos, 3 centavos por encima del promedio diario que se compensaron en el fin de semana. El ancla sigue firme y el Banco Central compró USD 145 millones, pero tras la intervención en el mercado cambiario y el pago de deudas, le quedaron USD 69 millones que aumentaron las reservas a USD 40.147 millones.

En la plaza libre, el dólar blue subió $ 1 a $ 143 porque estuvo algo más operado y esto tiene que ver con el crecimiento de la demanda de esta divisa para comprar criptomonedas. No son pocos los que pasan por este mercado debido a que sus operaciones no están declaradas.

Después del amague de crisis del fin de semana, muchos se apresuraron a pasar sus posiciones a dólares y otros compraron dólares para aumentar su exposición ante la baja del precio. De hecho, el volumen negociado el lunes es el más alto desde el 9 de febrero pasado cuando dio un salto de USD 8.000 que lo elevó a USD 46.400.

De todas maneras, la criptomoneda reacciona con cautela del golpe del fin de semana. El sábado había tocado un piso de USD 51.400, rebotó a 57.231, y a las 21.00 hora local perdía 4,15%% y cotizaba a USD 54.473 tras haber tocado el miércoles un máximo de USD 64.000. Pero también estaba en baja Ethereum (-7,20%) y otras criptomonedas, salvo Tether (USDT) que cotiza uno a uno con el dólar y subía 0,15%. Este activo se utiliza para pasar más rápidamente de Bitcoin a dólares.

Los bonos de la deuda permanecieron neutrales y el riesgo país quedó casi sin cambios: bajó 6 unidades a 1.590 puntos básicos.

La Bolsa con escasos negocios por $ 506 millones, no se contagió de la baja de Wall Street y el S&P Merval, el índice de las acciones líderes, recuperó 0,76% donde lo más destacado fue Transportadora Gas del Sur con 5,26%. Los ADR’s -certificados de tenencias de acciones que cotizan en las Bolsa de Nueva York- tuvieron un moderado monto de negocios de $ 1.665 millones. Los ADR’s argentinos tuvieron una rueda mixta, con leve predominio de pérdidas. Las que más cayeron fueron Despegar (-2,23%), MercadoLibre (-1,31%) y Edenor (-1,11%). Las subas estuvieron a cargo de Transportadora Gas del Sur (+4,09%), Loma Negra (+0,84%) y Banco Supervielle (+0,59%).

De acuerdo a los movimientos overnite, las Bolsas de Estados Unidos anoche estaban rebotando después de la caída de ayer y había optimismo también en los mercados europeos. Este reacomodamiento de carteras que sobreviene después de una gran temporada de ganancias que hace imprevisible a los mercados y, mucho más en época de balances.

En la Argentina se espera que el Banco Central siga extremando esfuerzos para evitar que el dólar, cada vez más demandado, suba de precio y altere el anclaje, la única herramienta que le quedó al Gobierno para contener la suba de precios y que hasta ahora ha sido inocua.

SEGUIR LEYENDO:


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online