Jornada financiera: el Banco Central ya compró más de USD 1.000 millones para sus reservas en abril

El BCRA se quedó con otros USD 70 millones y sigue sumando. Con un dólar con pocos movimientos, la Bolsa tuvo una rueda negativa a pesar del salto de la acción de Laboratorios Richmond tras el anuncio de que fabricará la vacuna contra el Covid-19

El dólar se mantuvo sin grandes sobresaltos en todas sus variantes en una jornada negativa para los activos argentinos, en particular para la Bolsa. La cotización libre subió un peso y quedó en $143. En el mercado oficial, en el que se operaron USD 290 millones, la cotización mayorista se elevó 5 centavos y se ubicó en $92,97, seguido de cerca por el Banco Central que según fuentes privadas se alzó con USD 70 millones.

“En otra rueda con dominio de la oferta privada, la divisa norteamericana operó lateralizada en torno al valor fijado para hoy por el BCRA”, señaló el operador Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio. Según el analista, la oferta de dólares que provino de los exportadores ayer tocó un punto alto: USD 262 millones fueron liquidados por empresas cerealeras y oleaginosas, el mayor volumen desde el 11 de enero. Esa liquidación le había permitido al Banco Central comprar USD 140 millones en la jornada de ayer. En abril, el BCRA ya se alzó con más de USD 1.000 millones.

El dólar minorista en el Banco Nación se mantuvo en $98,25, por lo que el “solidario”, que incluye la carga impositiva del 65%, sigue en $162,11. En los dólares alternativos los movimientos fueron moderados. El contado con liquidación subió 3 centavos a $152,73 mientras que el dólar MEP o Bolsa, que ayer había cerrado en $144,82, quedó en $145,33.

El índice S&P Merval cayó un 2,6% a 46.771 puntos, tras haber avanzado casi 2% en las dos ruedas anteriores. En un panel donde solamente se vieron bajas, las mayores caídas fueron registradas por Transportadora de Gas del Sur (4,5%), Edenor (4,3%) y Telecom (4,1%).

El dato bursátil de la jornada fue la disparada de la acción de Laboratorios Richmond, que llegó al 30% tras haber notificado formalmente a la Bolsa que fabricó y envió un lote de 21.000 dosis de Sptunik V a Moscú para obtener la aprobación e iniciar en junio la producción masiva.

La cotización de los títulos del laboratorio que preside Marcelo Figueiras habían finalizado la jornada del lunes en $194 y hoy, tras el anuncio, subió un 34% a $260.

Los bonos de la deuda argentina retrocedían un 0,1% promedio, con interés selectivo en los títulos atados a la inflación luego de un incremento de precios del 13% durante el primer trimestre. El riesgo país del JP Morgan subió apenas dos unidades, a 1.593 puntos básicos.

Los operadores siguen de cerca tres factores que pueden impactar de lleno en el humor de los inversores. El primero es la evolución de la pandemia y el impacto sobre la economía. Un segundo punto de interés pasa por las negociaciones internacionales del ministerio de Economía para renegociar la deuda con el Club de París y el FMI, tras el viaje del ministro Martín Guzmán por Estados Unidos y Europa. Cabe destacar que sobre fines de mayo la Argentina enfrentará un vencimiento de USD 2.400 millones con la alianza de países europeos.

El tercer aspecto a seguir de cerca es la licitación de deuda en pesos que la secretaría de Finanzas llevará adelante mañana en la que espera obtener $50.000 millones. En las últimas dos licitaciones, Finanzas no llegó a cubrir los montos que vencían y ello obliga al Banco Central a acelerar el ritmo de emisión.

“En los meses que vienen podemos pensar en dos escenarios: una cuarentena ‘light’ similar a la vigente -escenario base- por dos o tres meses. O si las condiciones sanitarias empeoran, mayores restricciones sobre la actividad comercial e industrial -escenario adverso-”, sostuvo un informe de Delphos Investment.

Acotó que “el escenario base tendrá un efecto bastante moderado sobre el crecimiento (del PIB) que se mantendría en torno al 6%, mientras que en un escenario adverso en forma de una cuarentena más dura el crecimiento podría acercarse al 5%”. El año pasado, la economía se derrumbó un 9,9%.

El analista Fausto Spotorno, de la consultora Orlando Ferreres & Asociados, apuntó además a la tensión entre las autoridades y las empresas de consumo masivo. Afirmó que “el Gobierno quiere obligar a las empresas a funcionar a toda su capacidad con precios máximos. Si las empresas no lo están haciendo es porque pierden plata al hacerlo”.

SEGUIR LEYENDO

Últimas Noticias

Información provista porInvertir Online